Entretenimiento

Scarlett Johansson participa en polémico anuncio de refrescos y debe dejar su cargo en Oxfam

Actualizado el 30 de enero de 2014 a las 10:05 am

Oxfam cree que empresas como SodaStream, para la que la actriz hizo el anuncio, que operan en asentamientos (israelíes en territorio palestino), agravan la pobreza y la negación de los derechos de las comunidades palestinas

Entretenimiento

Scarlett Johansson participa en polémico anuncio de refrescos y debe dejar su cargo en Oxfam

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Scarlett Johansson en anuncio de SodaStream

Scarlett Johansson abandonó su cargo honorífico de embajadora de la organización caritativa Oxfam por participar en una campaña publicitaria de una empresa de refrescos israelí instalada en territorio palestino ocupado.

"El papel de Johansson promocionando la empresa SodaStream es incompatible con su rol de embajadora mundial de Oxfam", anunció la organización.

Por eso, aceptaron su decisión de renunciar.

"Oxfam cree que empresas como SodaStream, que operan en asentamientos (israelíes en territorio palestino), agravan la pobreza y la negación de los derechos de las comunidades palestinas que trabajamos para apoyar", afirmó la organización no gubernamental.

"Oxfam se opone a todo comercio de los asentamientos israelíes, que son ilegales bajo la ley internacional", agregó Oxfam.

Johansson colaboraba con Oxfam desde el 2005 y en el 2007 se convirtió en embajadora mundial de su causa.

Polémica. El anuncio que causó la polémica será emitido durante la Super Bowl, la final de la liga de fútbol americano y uno de los espacios más codiciados para una campaña publicitaria.

Para algunos, la razón de la polémica es que al final, luego de promocionar las bondades de esta bebida, se disculpa con Pepsi y con Coca Cola y mencionar “nombres y apellidos” de las marcas no suele ser bien visto.

Pero para otros, como Omar Barghuti, miembro fundador del movimiento Boicot, Desinversión, Sanciones (BDS), es la “obvia complicidad” de la marca de refrescos con lo que consideran justificar las violaciones israelíes del Derecho internacional.

Para la actriz estadounidense, en cambio, SodaStream se ha comprometido a construir puentes de paz entre israelíes y palestinos, a hacer trabajar juntos a vecinos, por el mismo sueldo, las mismas primas y con los mismos derechos.

SodaStream es una multinacional israelí especializada en la fabricación de aparatos de gasificación de bebidas para particulares.

Tiene una fábrica en una zona industrial de Cisjordania, en la zona de la colonia de Maale Adumim, cerca de otros asentamientos que se encuentran en Jerusalén Oriental.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Scarlett Johansson participa en polémico anuncio de refrescos y debe dejar su cargo en Oxfam

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota