Entretenimiento

Artista perdió parcialmente demanda

Kesha vs. Dr. Luke: la crónica de una disputa que aún no acaba

Actualizado el 24 de febrero de 2016 a las 01:32 pm

En octubre del 2014 Kesha acusó al productor de haber abusado de ella de diferentes maneras.

El viernes un juez declaró a favor del productor, por lo cual la cantante deberá producir junto a su compañía seis discos más, aunque los procesos legales aún no acaban.

Entretenimiento

Kesha vs. Dr. Luke: la crónica de una disputa que aún no acaba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Kesha no ha trabajado en ningún disco desde que demandó a su productor. (AP.)

El 19 de febrero Kesha volvió loco Internet. Su nombre y el hashtag #FreeKesha se convirtieron en trending topic y no por los motivos correctos. No lanzó un disco, tampoco salió al escenario con un atuendo escandaloso, no dijo que volvió a tomar su orina o que hizo otro collar de dientes; por el contrario, ese día acaparó los titulares al ser obligada por un juez a continuar su trabajo con el productor a quien acusa de abuso sexual.

La cantante californiana de 28 años conocida por su imagen de chica dura y rebelde, sin temor a enfatizar sobre el sexo y los excesos en el escenario y en sus canciones, dejó de ser eso en la corte. Millones de personas en todo el mundo vieron ese día la figura de una mujer desmoronándose al escuchar el veredicto en su contra, en una corte de Nueva York.

Kesha tiene su carrera estancada: se convirtió en una de las cantantes más prometedoras a principios de esta década, pero desde hace cuatro años no produce nada y esto se debe a su negativa a trabajar con su disquera Sony Music y con Dr. Luke, su productor desde hace diez años y quien según ella la abusó de todas las formas posibles.

Dr. Luke, el productor de Kesha, está en la mira de las autoridades por supuestamente abusar sexual, física y verbalmente de la artista.
ampliar
Dr. Luke, el productor de Kesha, está en la mira de las autoridades por supuestamente abusar sexual, física y verbalmente de la artista. (AP.)

La fama la sembró en los dos últimos años de la década anterior cuando colaboró en sencillos como I Kissed a Girl de Katy Perry en el 2008, y aún más en Right Round de Flo Rida en el 2009; pero la cosecha llegó en el 2010 cuando lanzó Animal, su disco más exitoso hasta el momento.

Ese disco contiene sus sencillos más conocidos como Tik Tok y Your Love Is My Drug. En el 2012 publicó Warrior, un álbum menos exitoso pero que igual logró posicionarse en las listas principales con su sencillo Die Young.

¿Qué estancó una carrera que parecía prometedora y que hoy está prácticamente el el olvido? Aquí la historia.

Fue en el 2005 cuando Kesha Rose Sebert, con 18 años, firmó con la compañía disquera de Lukasz Sebastián Gottwald, conocido como Dr. Luke. Desde ese entonces comenzó su relación con la persona a quien hoy acusa de haberla violado, drogado y hasta de secuestrarla profesionalmente durante diez años.

PUBLICIDAD

Dr. Luke de 42 años es uno de los productores más exitosos de la industria musical. Ha trabajado con artistas reconocidos, y ayudado a crear algunas de sus canciones más famosas. Produjo Girlfriend de Avril Lavigne, California Gurls y Hot N Cold, de Katy Perry, así como Just Want You To Know de Backstreet Boys, entre otros.

Nunca antes había sido acusado por algo similar.

LEA TAMBIÉN: Kesha denuncia a su productor por abusos sexuales, físicos y verbales.

De la mano de Dr. Luke, Kesha comenzó su carrera como corista y escritora para otros artista. De hecho tuvo impulso cuando colaboró en el 2009 en el sencillo Right Round de Flo Rida. Además, la intérprete tuvo una pequeña aparición en el video de I Kissed a Girl, el primer éxito de Katy Perry que también fue producido por Dr. Luke.

Comienzo de la disputa. Kesha ha lanzado dos discos de la mano de Dr. Luke, y según la sentencia de la corte de Nueva York deberá respetar el contrato con el productor y Sony Music para la elaboración de otros seis.

Con el disco Warrior del 2012 comenzaron públicamente las polémicas con el productor. Kesha dijo en ese entonces que fue forzada a grabar la canción Die Young, la cual realzó la polémica debido a que fue retirada de las estaciones de radio tras el tiroteo en la escuela Sandy Hook de Connectitut en la que murieron 20 niños. Después se retractó.

"Luego de esta tragedia yo estaba muy mal y me sentía muy triste cuando dije que fui forzada para cantar algunas de las letras de Die Young. Forzada no es la palabra correcta.", aseguró en ese entonces.

Al año siguiente, en el 2013, sus seguidores (o "animales", como los nombra ella) comenzaron una campaña web para liberarla de su productor. En la petición reclamaban que Dr. Luke limitaba la creatividad de la artista y la controlaba como una marioneta.

"Casi se puede decir y asumir que que Luke está tratando de desmantelar su carrera", decía parte de la gran petición que de igual manera no llegó al límite de las 13.000 personas.

Ese mismo año Kesha fue admitida en un centro de desordenes alimenticios. Su madre Pebe Sebert acusó a Dr. Luke de obligarla a bajar de peso.

PUBLICIDAD

"Él le dijo a un amigo nuestro que ella lucía como una refrigeradora en su último video, y quería que ella controlara su peso", mencionó Sebert a People.

La demanda. Luego de su paso por rehabilitación, Kesha dejó de utilizar en su nombre el símbolo de dólar (inicialmente se dio a conocer como Ke$ha). En octubre del 2014 interpuso en California una demanda contra Dr. Luke para revocar su contrato. En la misma reclamó que él abusó de ella por diez años, tanto psicológica, como física, emocional y sexualmente.

En ese entonces el juez envió a Nueva York la demanda para aclarar los términos del contrato ya que el mismo pertenecía a esa jurisdicción y había sido firmado en el 2005, antes de la entrada en California de una legislación diferente sobre abuso sexual. En este proceso Kesha pidió que temporalmente se le dejara trabajar con otra disquera.

Puede ver la íntegra la denuncia a continuación:

En el 2014, luego de interponer la denuncia, medios como TMZ dieron a conocer documentos del 2011 de otra disputa legal de Kesha con sus exrepresentantes de DAS Communications. En ellos la artista mencionó que nunca había tenido intimidad con el productor.

"Dr. Luke nunca se me insinuó sexualmente", dice parte de la declaración. TMZ también publicó un video de la artista negándolo. Después Kesha aseguró que el productor la obligó a mentir.

El productor contrademandó a Kesha en una corte de Nueva York e indicó que las acusaciones eran falsas y que la cantante solo quería extorsionarlo para rescindir el contrato y negarse a grabar. Esto no prosperó.

El veredicto. En el veredicto del 19 de febrero Kesha perdió parcialmente en Nueva York el proceso judicial, específicamente la solicitud de poder grabar con otra compañía. Aún queda pendiente aportar más evidencia al caso según dejó claro el juez. Además quedan por resolver dos procesos, otro interpuesto por la artista en Los Ángeles, California, con las mismas alegaciones, y una segunda contrademanda de Dr. Luke en Tenesí.

La jueza de Los Ángeles Barbara Scheper esperaba el veredicto en Nueva York para continuar con el proceso por lo cual aún queda esperanza para la cantante.

A raíz de esto muchos artistas como Taylor Swift han mostrado su apoyo a Kesha. Swift incluso le donó $250.000 para continuar con el proceso judicial en California. Colegas como Lorde, Demi Lovato y Lady Gaga se unieron en el apoyo, aunque no económicamente.

Se ha rumorado que Dr. Luke pudo haber abusado de otras artistas, aunque aún no se ha presentado otra denuncia formal en su contra.

El productor y compositor reaccionó esta semana en Twitter y en una serie de textos declaró que nunca ha tocado a Kesha.

Dr. Luke no ha recibido apoyo público de ninguna personalidad o músico con el que haya colaborado. La única defensa que tiene es el veredicto del juez de Nueva York.

La sentencia indica que Kesha está libre de producir un disco sin la colaboración de Luke pero no con su productora que está asociada a Sony Music. Incluso el abogado del productor así lo aclaró. El temor de Kesha y sus abogados es que esto no garantice que Dr. Luke interfiera en sus próximos discos.

Por el momento se desconoce la fecha en que se realizarán los procesos judiciales que aún quedan pendientes o si la artista continuará con su trabajo pese a la sentencia de Nueva York.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Kesha vs. Dr. Luke: la crónica de una disputa que aún no acaba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota