Entretenimiento

Ayer en Manhattan, Nueva York

Joan Rivers tuvo un funeral al mejor estilo de Hollywood

Actualizado el 08 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Una estrella se fue Aunque la ceremonia fue privada, decenas de paparazis y fanáticos llegaron a despedirla. Hubo música y discursos

Entretenimiento

Joan Rivers tuvo un funeral al mejor estilo de Hollywood

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Joan Rivers quería que su funeral fuera un inmenso show con luces, cámaras y acción. Y así fue; ella hizo de las suyas hasta el final. Ayer, las honras fúnebres de esta comediante de 81 años reunieron a decenas de famosos, fotógrafos y fanáticos desolados por su partida.

Rivers, quien murió el jueves tras permanecer hospitalizada a causa de un paro respiratorio durante una cirugía en la garganta, escribió en su libro Odio a todos... Empezando por mi (2012) cómo quería que fuera su funeral

Para su dicha y, aunque la ceremonia fue privada, se sabe que la mayoría de sus peticiones fueron cumplidas. Tal y como lo había pedido, decenas de paparazis abarrotaron la quinta avenida de Nueva York, cercana a la sinagoga Emanu-El, en Manhattan.

Según detalló CNN, ni a las entregas de premios llega tanta prensa como ayer.

La presencia de medios de comunicación unida a la desesperación de los fanáticos por pellizcar algo de lo que sucedía en el interior de la sinagoga, provocó que las autoridades cerraran el paso de vehículos por esa avenida.

Cada vez que llegaba una de las celebridades invitadas y bajaba del automóvil, una gran cantidad de flashes la perseguían hasta que ‘modelara’ en un simulacro de alfombra roja que hubo a la entrada de ese templo.

Sarah Jessica Parker  |  FUE UNA DE LAS PRIMERAS CELEBRIDADES EN LLEGAR A LA SINAGOGA EMANU-EL, EN MANHATTAN, NUEVA YORK. FOTO: EFE
ampliar
Sarah Jessica Parker | FUE UNA DE LAS PRIMERAS CELEBRIDADES EN LLEGAR A LA SINAGOGA EMANU-EL, EN MANHATTAN, NUEVA YORK. FOTO: EFE

Los restos de Joan Rivers podrían descansar en el cementerio Forest Lawn, de Los Ángeles

Por allí, pasaron Kathy Griffin, Whoopi Goldberg, Kelly Osbourne, Sarah Jessica Parker, Mehmet Oz, Tommy Tune, Clive Davis y los diseñadores de modas Dennis Basso, Michael Kors y Carolina Herrera. También, asistieron la periodista Barbara Walters, el músico Paul Shaffer y los magnates Barry Diller, Donald Trump y Steve Forbes.

Íntimo. Puertas adentro, Rivers anhelaba que estuviera Meryl Streep llorando en cinco acentos diferentes, que Bobby Vinton le cantara el éxito Mr. Lonely y que una máquina de viento le revoloteara el pelo, tal y como lo hace Beyoncé en cada concierto.

Los gaiteros del Departamento de Policía de Nueva York tocaron   New York, New York  al final de la ceremonia. Fotografía: EFE.
ampliar
Los gaiteros del Departamento de Policía de Nueva York tocaron New York, New York al final de la ceremonia. Fotografía: EFE.

Eso no pasó. Con éxitos de Broadway, como Hey Big Spender , el Coro de Hombres Gay de Nueva York anunció el comienzo de la ceremonia. De seguido, el rabino Joshua Davidson oró por Rivers.

Tras unos cuantos minutos, el comediante Howard Stern tomó la palabra y, con una voz entrecortada, recordó: “Ella era la mejor amiga en el mundo (...) Ella luchó contra el estereotipo de que las mujeres no podían ser divertidas”.

PUBLICIDAD

Además de él, Deborah Norville, su amiga cercana Margie Stern y la columnista Cindy Adams le rindieron homenaje, mientras que la única hija de Rivers, Melissa, lloraba desconsoladamente acompañada de su hijo, Edgar Cooper.

Melissa Rivers  | Y SU HIJO EDGAR COOPER AGRADECEN EL APOYO QUE LES HAN DADO. FOTOGRAFÍA: EFE.
ampliar
Melissa Rivers | Y SU HIJO EDGAR COOPER AGRADECEN EL APOYO QUE LES HAN DADO. FOTOGRAFÍA: EFE.

Melissa leyó una carta que le escribió a Joan cuando aún estaba viva. “Muchas gracias por el apoyo que nos han dado en este momento”, dijo al concluir.

Con eso, la ceremonia, que duró una hora, estaba por terminar, no sin antes escuchar al actor Hugh Jackman cuando cantaba Quiet Please, There's a Lady On Stage .

Los gaiteros del Departamento de Policía de Nueva York tocaron New York, New York y Give My Regards to Broadway , mientras los dolientes salían, con los ojos llorosos, de la sinagoga.

Así, entre música, homenajes y emotivos discursos, fue como despidieron a la reina de la comedia y a la más imponente policía de la moda. ¡Hasta siempre, Joan Rivers!

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Joan Rivers tuvo un funeral al mejor estilo de Hollywood

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota