Entretenimiento

Felipe de Borbón, un rey moderno para la España del siglo XXI

Actualizado el 17 de junio de 2014 a las 10:08 am

La sucesión conlleva la salida automática de las dos hermanas, Cristina y Elena, de la familia real.

Entretenimiento

Felipe de Borbón, un rey moderno para la España del siglo XXI

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las infantas Leonor y Sofía aparecen abrazadas a su padre, el príncipe Felipe
ampliar
Las infantas Leonor y Sofía aparecen abrazadas a su padre, el príncipe Felipe (EFE)

Madrid

Moderno y discreto, Felipe VI de Borbón fue educado toda su vida con el único objetivo de convertirse en jefe de Estado, una responsabilidad que asumirá este jueves, a los 46 años, cuando sucederá a su padre, Juan Carlos I.

Nacido el 30 de enero de 1968 en Madrid, desde muy pequeño tanto el rey Juan Carlos como su esposa, la reina Sofía, lo criaron para ocupar un día el trono.

Educado en España y en el extranjero y con formación militar, "su meta, su única meta, es servir a España ", confesó en una ocasión la reina.

Su misión: garantizar la continuidad de una monarquía parlamentaria instaurada progresivamente tras la llegada al trono en 1975 de Juan Carlos, designado por el dictador Francisco Franco como su sucesor.

"Este país necesitaba aire fresco, una nueva energía. El rey no tiene capacidad para cambiar nada pero puede reunir, puede acompañar, puede estimular", analiza José Apezarena, autor de un libro sobre la nueva pareja real publicado recientemente.

Por eso, su gran desafío es convencer a un país cuyo respaldo a la monarquía alcanza mínimos históricos tras una serie de escándalos que a él no le han afectado directamente.

De semblante grave pero sonriente y más reservado que su padre, el futuro rey de ojos azules y casi dos metros de altura sufrió durante mucho tiempo la comparación con Juan Carlos, en una España donde muchos se declaraban más "juancarlistas" que monárquicos.

Sin embargo, los repetidos problemas de salud del monarca, su polémico viaje en abril de 2012 para cazar elefantes en Botsuana y la investigación por corrupción a su hija menor, la infanta Cristina, y al esposo de ésta, Iñaki Urdangarin, hundieron la popularidad del rey.

En cambio, la imagen del príncipe subía pues se esforzó por dar una imagen de proximidad y modernidad.

Además, habla con fluidez el catalán, una virtud especialmente apreciada en Cataluña, gran región del noreste de España con pretensiones independentistas.

A su buena imagen contribuyó su matrimonio en 2004 con Letizia Ortiz, una plebeya, divorciada y periodista, algo inédito en la historia de la monarquía española.

De su matrimonio nacieron sus dos hijas: Leonor, en octubre de 2005, que se convertirá en heredera al trono, y Sofía, en abril de 2007.

PUBLICIDAD

También fuera de España se le estima. Desde los noventa empezó a intensificar su presencia en actos oficiales, especialmente en el extranjero gracias a su buen dominio del inglés.

Desde 1996 era el representante español en las tomas de posesiones de los presidentes latinoamericanos, al tiempo que concedía audiencias y presidía la Fundación Príncipe de Asturias, que otorga anualmente los premios homónimos.

Después, las numerosas operaciones quirúrgicas del rey desde 2010 llevaron a que el Príncipe asumiera el papel de éste en numerosos actos oficiales.

 Banderas nacionales ondean ante el Palacio Real donde se trabaja en los últimos preparativos con el objeto de que todo esté a punto para que la proclamación del rey Felipe VI el próximo jueves.
ampliar
Banderas nacionales ondean ante el Palacio Real donde se trabaja en los últimos preparativos con el objeto de que todo esté a punto para que la proclamación del rey Felipe VI el próximo jueves. (EFE/Sergio Barrenechea)

Un acto solemne. El nuevo rey de España, Felipe VI de Borbón, prestará juramento este jueves en una sobria ceremonia que dará comienzo a su delicada misión de renovar una monarquía desacreditada y preservar la unidad nacional amenazada por el auge independentista en Cataluña.

Con el uniforme de gala militar y luciendo el fajín de seda roja de capitán general de los ejércitos, que habrá recibido por la mañana de su padre, Felipe subirá al trono de España.

La ceremonia ante los parlamentarios españoles y sin presencia de invitados extranjeros conciliará la tradición española --una investidura ante los representantes electos del pueblo--, la sobriedad requerida por los tiempos de crisis y la proximidad con los madrileños.

Rompiendo con la tradición católica del país, la jornada será exclusivamente laica.

La Casa Real explica que han optado por un modelo similar al de la proclamación de Felipe de Bélgica, el 21 de julio de 2013 tras haber renunciado su padre Alberto II, en la simplicidad pero con una mayor participación de la calle.

Tras prestar juramento en una tarima cubierta por una alfombra burdeos y pronunciar su primer discurso como rey, Felipe presidirá un desfile militar en las puertas del Congreso de los diputados.

Después, acompañado de la nueva reina Letizia, de 41 años, la primera soberana española no procedente de la nobleza, cruzarán en un automóvil el centro de Madrid hasta la plaza de Oriente, donde se encuentra el Palacio Real.

La pareja, acompañada por Juan Carlos y su esposa Sofía, saldrán al balcón principal del edificio para saludar a los madrileños.

Este acto será el único momento cuando se dejará ver Juan Carlos, que el jueves quedará eclipsado por la figura de su hijo.

PUBLICIDAD

Se trata de una "decisión personal" del propio monarca para "dar más protagonismo" a Felipe, afirman desde la Casa Real.

"Este nuevo rey tendrá unas posibilidades muy limitadas, porque su papel en la Constitución es muy estricto", recuerda el filósofo y politólogo Josep Ramoneda.

Entre sus retos, tendrá que enfrentar el pulso separatista lanzado desde Cataluña con el referéndum de autodeterminación previsto para el 9 de noviembre y el escándalo judicial que afecta a su hermana Cristina.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Felipe de Borbón, un rey moderno para la España del siglo XXI

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota