Entretenimiento

Medidas se reforzaron tras muerte de Rebecca Schaeffer, en 1989

Las celebridades viven con más protección tras un asesinato de hace 25 años

Actualizado el 14 de julio de 2014 a las 12:00 pm

El acecho a famosos es el lado más preocupante de saltar al estrellato

Entretenimiento

Las celebridades viven con más protección tras un asesinato de hace 25 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los Ángeles (AP).

Se han presentado en la casa de huéspedes de Selena Gómez, en la puerta trasera de la casa de Halle Berry, y adentro de la casa de Sandra Bullock, sin importar las rejas, las altas cercas y los guardias de seguridad que hacen sentir seguras a las estrellas.

El acecho a los famosos sigue siendo uno de los lados más preocupantes del estrellato. Se han visto muchos casos de enfermedad mental, lo que dificulta a los agentes de seguridad privada, la policía y los fiscales anticipar estos intentos de acoso y posibles daños a algunas de las personalidades más grandes de la industria.

Pero las celebridades de hoy disfrutan de una protección mayor debido, en gran parte, al asesinato hace 25 años de la actriz y modelo Rebecca Schaeffer.

A los 21 años, Schaeffer fue muerta a tiros en la puerta de su apartamento de Los Ángeles el 19 de julio de 1989 por el admirador obsesionado Robert Bardo.

El nativo de Arizona, que le había enviado a Schaeffer cartas e intentó conocerla personalmente en un estudio donde trabajaba, siguió a la actriz de My Sister Sam tras contratar a un investigador privado para obtener la dirección de su casa de registros del Departamento de Vehículos Motores del estado.

Miley Cyrus sufrió robos en su propia casa.
ampliar
Miley Cyrus sufrió robos en su propia casa.

Bardo permanece en prisión, cumpliendo cadena perpetua sin posibilidad de libertad bajo fianza.

El legado de la muerte de Schaeffer se ha hecho evidente a través de los años en los juzgados de Los Ángeles cuando celebridades como Madonna, Steven Spielberg, Ryan Seacrest y Paris Hilton, entre muchas otras, han sido víctimas de acoso.

Las protecciones creadas tras el asesinato de Schaeffer incluyen leyes que hacen del acoso un crimen, restricciones de acceso público a información como direcciones de los registros vehiculares en California, y una unidad especializada de la policía de Los Ángeles que trabaja con fiscales, abogados de celebridades y detalles de seguridad para mantener a los fans obsesionados a una distancia saludable.

Las sanciones penales por acoso se han adoptado en otros estados.

Las protecciones no eliminan los varios modos en que los acosadores pueden atormentar a sus víctimas, desde cartas de amor no solicitadas hasta tuits amenazadores, allanamiento de morada y planes de secuestro. Pero pueden con el tiempo poner fin a las amenazas.

Los acechadores hacen de las celebridades un prisionero, dijo la fiscal adjunta del distrito de Los Ángeles Wendy Segall, que ha llevado casos de acoso de famosos los últimos seis años.

"Nunca saben cuándo esta persona se les aparecerá", comentó Segall.

Muchos de los casos de Segall terminan con condenas por acoso y sentencias que incluyen ayuda psicológica para el acusado. Las sentencias, dijo Segall, les permiten a las víctimas sentirse seguras de nuevo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Las celebridades viven con más protección tras un asesinato de hace 25 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota