Entretenimiento

Edición número 55 estará abierta hasta el 24 de noviembre

Bienal de Venecia atrae miradas en medio de polémica y surrealismo

Actualizado el 03 de junio de 2013 a las 12:00 am

Inesperado El espacio dedicado al arte contemporáneo carece este año de pinturas, lo cual sorprende a los visitantes

Entretenimiento

Bienal de Venecia atrae miradas en medio de polémica y surrealismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tan solo unos cuantos días han pasado desde la apertura oficial de la edición número 55 de la Bienal de Arte de Venecia, en Italia. Sin embargo, este tiempo ha sido más que suficiente para que los asistentes aseguren que se trata de una de las bienales más surrealistas y sorprendentes de los últimos años.

Dicha afirmación tiene bases muy bien cimentadas: los 88 pabellones y 47 de los llamados eventos colaterales, más otra gran cantidad de proyectos, buscan impactar en cada uno de los visitantes, dejando de lado la indiferencia.

Bajo el nombre El palacio enciclopédico , dado por el director y curador Massimiliano Gioni, la bienal de este año trae consigo algunas novedades, entre ellas es la carencia de pinturas, que, en esta oportunidad, cedieron su espacio a instalaciones que apuestan mucho más a lo audiovisual.

Precisamente, este año se galardonó con el León de Oro para el mejor artista al británico Tino Sehgal, debido a su “excelencia e innovación que abre en el campo de las disciplinas artísticas”.

Otro de los premios fue para el pabellón de Angola, que participó, por primera vez, este año en la Bienal. Bajo el nombre de Luanda, encyclopedic city , su instalación expone la obra realizada por Edson Chagas, con 23 pósteres fotográficos de gran formato.

Una información de la agencia de noticias EFE reseña que el artista ruso Vadim Zakharov se ha convertido en uno de los favoritos, gracias a su instalación, en la cual se entra con un paraguas mientras llueven monedas de oro.

Es en el edificio francés donde se exponen los taburetes voladores del disidente chino Ai Weiwei, en los que el espectador se puede sentar. El artista es protagonista de esta Bienal con la exposición del pabellón alemán, que terminó en el espacio francés debido a que Francia y Alemania intercambiaron sus pabellones.

En la Iglesia de San Antonin, donde se han colocado seis bloques de plomo, en cuyo interior ha mostrado con todo lujo de detalles los momentos de su encarcelamiento de Ai Weiwei.

En su pabellón, Costa Rica está representada por Priscilla Monge, Esteban Piedra, Rafael Ottón Solís, Cinthya Soto. Lucía Madriz participa en el espacio de América Latina.

PUBLICIDAD

¿Muy caro? Aunque muchos de los asistentes alaban las propuestas, algunos de ellos han criticado fuertemente la inversión que hace cada dos años la Bienal de Venecia, cuyo monto asciende a 13,5 millones de euros. Sin embargo, el respetado Gioni asegura que, cuando se trata de promover la cultura y el arte, no debe existir limitación alguna en la inversión.

Con él concuerda la artista española Lara Almarcegui, quien ha sido cuestionada por los 400.000 euros que costó su instalación con seis toneladas de escombros.

“La verdad me da mucha pena tener que hablar de costes y no de arte. Las mismas críticas las he visto en Holanda y lo que generan es un odio al arte contemporáneo. Los recortes a la cultura traerán consecuencias que harán mucho daño”, declaró Almarcegui.

Este año son 170 las sedes expositivas fuera del Arsenal y los Jardines. Con tanta demanda, los precios en Venecia han aumentado un 40%.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Bienal de Venecia atrae miradas en medio de polémica y surrealismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lysalex Hernández A.

lysalex.hernandez@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coordinadora editorial en la Revista Teleguía de La Nación. Licenciada en Periodismo Social por la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre documentales, series de TV y streaming y todo lo relacionado al mundo del entretenimiento.

Ver comentarios
Regresar a la nota