Entretenimiento

Primera dama de México de visita en el país

Angélica Rivera La Dueña de Peña Nieto

Actualizado el 21 de febrero de 2013 a las 12:00 am

La actriz y protagonista de novelas creó su propia historia al lado del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y ahora se alejó de los foros de grabación para hacerse cargo de sus compromisos como primera dama

Entretenimiento

Angélica Rivera La Dueña de Peña Nieto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

aandino@nacion.com

Su historia es digna de un guion de telenovelas, de esas a las que ella logró conquistar Latinoamérica como La Dueña y Destilando amor . Esta vez se olvidó de repasar los libretos, besar galanes y dar cachetadas, para dedicarse a sus nuevas obligaciones, desde la residencia Los Pinos, al lado de su esposo Enrique Peña Nieto, presidente de México.

Angélica Rivera se convirtió desde el pasado 1.° de diciembre en la primera dama de ese país, y ahora su vida gira al servicio de los 115 millones de personas que habitan en su tierra, como voz femenina e impulsora de proyectos sociales.

Ayer, Rivera concluyó una vista de dos días por Costa Rica, acompañando al líder mexicano en la cumbre de gobernantes de Centroamérica y México.

Silenciosa, cauta, casi pasando inadvertida y sin querer más protagonismo del que ya tiene, así se mostró durante su estancia en el país Rivera, quien prefirió no intervenir en la gira de su esposo y solo se dedicó a observar.

Pero, ¿cómo fue que cruzó la frontera del espectáculo a la política? En una entrevista que dio a la revista azteca Caras , la exactriz confesó que el primer contacto que tuvo con el actual mandatario fue al mirar una fotografía de él en una revista, en el 2007, mientras ella residía en Miami junto a sus tres hijas.

En ese momento, ya divorciada del productor José Alberto Castro, leyó el artículo, se enteró del fallecimiento de la en aquel entonces esposa de Peña Nieto, Mónica Pretelini , y pensó: “‘Qué difícil debe de ser el papel de la mujer que esté con él’, porque yo, realmente, pensaba en sus tres niños y decía: ‘Ojalá les toque una buena mamá’. Luego, pasaron como dos años, me puse a trabajar, terminé la telenovela Destilando amor y, de repente, me hablaron para que fuera la comunicadora del estado de México”, dijo la artista.

Curiosamente, ese instituto era el que coordinaba Peña Nieto.

Luego de grabar los comerciales de la campaña 300 compromisos cumplidos , en el 2008, ella recibió llamadas del entonces gobernador, para primero felicitarla, y luego para invitarla a salir.

PUBLICIDAD

“Cuando me invitó a cenar, yo iba con la intención de hablar de trabajo, pero todo fluyó y se dio. Terminamos de hablar de trabajo y platicamos cosas muy personales. Yo tengo pocos amigos, no hablo casi con nadie, y a él le platiqué toda mi vida y él me platicó la suya. Me dio mucha confianza, lo vi tan honesto, tan sencillo, que empezamos a salir y a salir hasta que me enamoré... y aquí estoy”, señaló en la publicación Rivera.

La novela pasó de la ficción a la realidad cuando empezaron a coincidir en eventos sociales y otros deportivos del equipo de futbol Toluca. Sin embargo, hasta ahí, nunca confirmaron su relación, según reportó CNN México.

Fue en el programa Shalalá , de Televisión Azteca, donde el propio gobernador dijo, sin ningún rodeo, que salía con la actriz, también llamada Gaviota , por su papel en su último drama Destilando amor .

“No me habían preguntado, se ha especulado; ese debe ser el por qué no ha salido (a la luz). Sí, sí estoy saliendo con ella, sí somos novios. Surge de que sales algunas veces te declaras y empiezas. Tenemos esta relación, y ver qué hay más adelante”, declaró Peña.

Angélica, por su lado, aseguró que lo que más le gusta del político son los detalles que tiene con ella. “A mí, en la vida, nadie me había movido la silla para que me sentara. Entonces empecé a ver cosas que nunca había vivido”, afirmó.

Peña Nieto le propuso matrimonio en el Vaticano, cuando le mostró el anillo en una misa que estaba oficiando el papa Benedicto XVI. La pareja celebró su boda el 27 de noviembre del 2010, en la ciudad de Toluca.

Una vez como la señora del gobernador, Angélica despejó las dudas de su futuro en la actuación.

“Estoy muy orgullosa de haber trabajado 20 años en Televisa. Ahora, hemos determinado que ya no voy a trabajar para la empresa, porque prefiero concentrarme en mi familia y en las actividades que pudiera tener con Enrique”.

“Lo tomo con responsabilidad. No me quedé con las ganas de nada; amo mi carrera. Gracias a Dios, mi empresa Televisa me dio la oportunidad de hacer una de las telenovelas más importantes, Destilando amor , y profesionalmente estoy muy satisfecha”, afirmó a Caras.

PUBLICIDAD

Tareas presidenciales.

Con apenas dos meses y 21 días en su cargo, Rivera empieza a familiarizarse con el cargo, y la precaución es tal que prefirió mantenerse en segundo plano durante las actividades que hizo Peña Nieto, y nunca se animó a dar declaraciones.

Ayer, la oficina de prensa de la Presidencia mexicana, confirmó que Rivera solo se apartó de su esposo para asistir a un exhibición de arte.

“Desafortunadamente, no tuvimos oportunidad de emitir algún pronunciamiento oficial de parte de la señora Angélica Rivera de Peña. Sí le puedo comentar que asistió, a las 11 a. m., a un acto de inauguración de la exposición Francisco Zúñiga: Cuerpos del territorio , acompañada del embajador de México en Costa Rica, Armando Álvarez Reina; el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y su ministro de Cultura Manuel Obregón”, dijo Edgar Bringas, secretario particular, por medio de la oficina de prensa.

En marzo, Rivera asumirá la presidencia del Consejo Consultivo Ciudadano del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el cual atiende programas de asistencia social a la población, y allí no habrá cortes, ni repetición de escenas... esa será la vida real y su rol protagónico durante los próximos seis años.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Angélica Rivera La Dueña de Peña Nieto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota