Entretenimiento

Ticos competirán con bailarines de 20 países de todo el mundo

Ligia Torijano llevará el swing criollo a competir a las calles de Corea

Actualizado el 30 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

La Cuna del Swing viaja hoy a la ciudad coreana de Cheonan, donde se celebra uno de los festivales más grandes de baile folclórico del mundo

Entretenimiento

Ligia Torijano llevará el swing criollo a competir a las calles de Corea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ligia Torijano ha luchado por más de 30 años por la difusión cultural del swing criollo. Jeffrey Zamora.

Ligia Torijano está agotada. Ha tenido que correr las últimas semanas para contar con todo lo que necesitará hasta el 14 de octubre: los cambios de traje, las coreografías, los pasajes y visas para cada uno de los 16 bailarines que conforman su compañía, La Cuna del Swing.

El esfuerzo valdrá la pena. Esta madrugada partieron rumbo a Corea del Sur para participar en una competencia internacional de baile folclórico.

Titulado en inglés como Cheonan World Dance Festival , la actividad reúne a grupos de baile de 20 países de todos los continentes, los cuales presentan bailes típicos de sus tierras.

América tendrá dos representantes: desde la pampa, el Ballet Argentino Caldén Gaucho , y desde el trópico, el swing criollo de Costa Rica.

“Yo sé que el swing va a enloquecer a los coreanos y al resto de asiáticos que asisten. Nuestra intención es posicionarlo en su corazón”, asegura Torijano.

La gira ha sido un esfuerzo enorme para la tropa de bailarines. En el viaje de dos semanas, tienen el reto de realizar presentaciones de distinta índole.

Por ejemplo, han tenido que prepararse para un pasacalles masivo y también para bailar en un escenario que triplica el tan familiar Teatro Popular Melico Salazar –donde han presentado tres veces su espectáculo Permiso... viene el swing –.

Finalmente, tendrán que improvisar: el festival les solicitó formar parte de un funny dance (literalmente, baile gracioso), para el cual les avisarán a último momento las instrucciones.

Aunque el festival es una competencia, lo que menos le preocupa a Torijano y sus bailarines es ganar. Su verdadero interés es el mismo que ha tenido desde que fundó su compañía en 1997: difundir un estilo de baile que, desde el 2011 fue decretado como patrimonio inmaterial de Costa Rica.

Los bailarines de Torijano también tienen planeado un viaje a la ciudad de Boyacá, en Colombia, a finales octubre y principios de noviembre.

Torijano, sin embargo, se quedará en Colombia un par de semanas más para dar clases a agrupaciones de folclor en Bogotá.

La tarea es una que asume con gusto, pues justamente de esa forma comenzó a hacer visible la existencia y valor del baile:

PUBLICIDAD

“Yo he logrado lo que he logrado por majadera; porque si no lo hago yo, ¿quién lo hace?”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Ligia Torijano llevará el swing criollo a competir a las calles de Corea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natalia Díaz Zeledón

ndiaz@nacion.com

Periodista de entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Productora audiovisual y periodista de la Universidad de Costa Rica. Se especializa en temas de artes escénicas, música, cine y televisión. 

Ver comentarios
Regresar a la nota