Entretenimiento

Crítica de danza de ‘El largo ahora’: Qué se pierde cuando se gana

Actualizado el 20 de julio de 2017 a las 05:32 pm

Interdisciplinariedad: los aportes de varios artistas y especialistas convergen para tratar el tema de los impactos de la tecnología en la conducta humana

Entretenimiento

Crítica de danza de ‘El largo ahora’: Qué se pierde cuando se gana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Actualidad. Los avances de nuestra época se ponen en cuestionamiento en el montaje de danza teatro  El largo ahora .  JOHN DURÁN.
ampliar
Actualidad. Los avances de nuestra época se ponen en cuestionamiento en el montaje de danza teatro El largo ahora . JOHN DURÁN.

El nuevo montaje de Danza Universitaria parece recordarnos que en la historia de la humanidad siempre que se ha avanzado en alguna dirección, algo se pierde.

En esta oportunidad la agrupación dancística invitó a los directores del grupo de Teatro Abya Yala, Roxana Ávila y David Korish, para tratar el problema del impacto de los avances tecnológicos en la conducta de nuestros contemporáneos y, por la complejidad del tema, el trabajo contó con especialistas que aportaron desde la antropología, la informática, la filosofía y la física. Además, al montaje se integraron las vestuaristas Marta Jiménez y Michel Canales, así como de Miguel Imbach y Gustavo Abarca que fueron los responsables de los videos.

El resultado es el espectáculo y proyecto creativo El largo ahora que pone de protagonista a la tecnología digital, esa que parece tener la inmediatez y la obsolescencia como su principal pilar. Ya que ha venido a modificar el manejo del tiempo y el espacio así como las acciones de nuestra especie. Los artistas aluden especialmente al aparato telefónico, que nació como una curiosidad sirviendo para comunicarse y ahora está causando estragos en los prójimos.

Este aparato ha creado nuevas necesidades y sus consecuencias; entre otras, que mucha gente ya no tiene tiempo para verse a los ojos ni gastar un rato conversando en el mismo lugar, se tienen amigos desconocidos, se quiere que todo sea ahora, lo que le impide a muchas personas disfrutar de las pequeñas grandes cosas de la vida.

En escena claramente se reconocen varios intertextos, uno de ellos son los monolitos que usó el director de cine Stanley Kubrick en un film emblemático y que sirven para proyectar los videos.

En la coreografía, Gloriana Retana, Verónica Monestel y Érika Mata trabajaron junto a los otros miembros del elenco para crear un mosaico de escenas y contra escenas sin secuencia temporal en el que los danzantes y actores se desenvuelven a cabalidad con sus voces y movimientos limpios, a través de solos, dúos y grupales. No obstante, en este sentido, se dieron varios momentos de saturación en el uso de los recursos y no se logró una unidad estilística.

Por ejemplo, en algunas de las escenas en las que el videomapping es lo novedoso se disfrutaría más el efecto, si no hubiese estado la escena tan saturada.

Al final, como espectadores, un texto nos recuerda que estos aparatos y su tecnología, si no lo sabemos utilizar, nos podrían quitar el ahora, perdiendo la posibilidad de disfrutar el presente, porque ya casi no hay prioridad para gozar de la oscuridad en silencio.

El largo ahora es una propuesta en la que se evidencia investigación; vale la pena escuchar el llamado de atención que hacen los participantes. Este fin de semana se prolonga la temporada en el Teatro de la Aduana para quienes quieran verla puesta en escena.

FICHA TÉCNICA

Grupo: Danza Universitaria y Teatro Abya Yala

Coreografía:Gloriana Retana

Dirección:David Korish, Roxana Ávila, Gloriana Retana

Intérpretes:Mainor Gutiérrez, Elián López, Verónica Monestel, Jimena Muñoz, Eduardo Rodríguez, Iván Saballos, Evelyn Ureña, Eric Calderón y Erika Mata

Fecha:Sábado 15 de julio, 8 p. m.

Lugar: Teatro de la Aduana

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Crítica de danza de ‘El largo ahora’: Qué se pierde cuando se gana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota