Entretenimiento

Más que un pasatiempo, su forma de vida

Bailarines de Costa Rica con un brillo que alumbra escenarios extranjeros

Actualizado el 31 de mayo de 2015 a las 12:00 am

En sus zapatos: Un repaso por la historia de Lucía Jiménez, campeona mundial de salsa; y de David Umaña, referente de baile comercial en Costa Rica

Entretenimiento

Bailarines de Costa Rica con un brillo que alumbra escenarios extranjeros

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El baile es un pasatiempo que, de una u otra forma, todos hemos disfrutado en algún momento. Pero, cuando el moverse al son de la música va más allá de la diversión, no hay quien pare a los ticos.

Nuestros bailarines profesionales nunca están conformes con lo que saben y siempre buscan la manera de capacitarse y de saber lo que ni siquiera se ha inventado.

Suelen viajar a otros países para recibir cursos con artistas extranjeros y eso, poco a poco, les va abriendo camino en el gremio.

La bailarina Lucía Jiménez –quien actualmente es campeona de un mundial de salsa– es ejemplo de ello; David Umaña –reconocido por participar en comerciales y en programas de televisión– también lo es.

Vuelo internacional. En el 2013, Lucía buscó recibir una capacitación en Nueva York, Estados Unidos, y allí conoció a Anya Katsevman, quien hoy sigue siendo su entrenadora profesional. “Es una de mis más grandes inspiraciones y motores de crecimiento”, dice.

Tanto es así, que Lucía asegura que la asesoría que le ha brindado la instructora rusa la ha hecho sobresalir aun más en competencias mundiales a las que asiste desde el 2012.

“La persona principal que me ha ayudado a nivel competitivo es Anya. La conocí en uno de mis viajes y ella me ha llevado de la mano por el camino profesional. Me ha hecho crecer; es mi mano derecha”, explicó.

Cuando la conoció, Lucía –quien ahora tiene 26 años y vive en Santa Ana– estaba preparándose para su segunda participación en el World Salsa Open (Puerto Rico), una de las competencias más importantes y antiguas del género tropical.

A hoy, ella ha participado cuatro veces consecutivas en ese reto (desde el 2012) y ha llegado a alcanzar el segundo lugar.

“Esa competencia fue el primer trampolín de talla mundial. Fue superrevelador, porque la salsa se conocía en Costa Rica solo como baile popular, mientras que afuera era toda una disciplina competitiva. Me dio el impulso para seguir”, comentó.

¡Vaya impulso le dio! En paralelo a sus presentaciones en el World Salsa Open, Lucía participó en el World Salsa Summit y en el Word Latin Dance Cup, ambos en Miami, Estados Unidos.

PUBLICIDAD

En el primero debutó en febrero de este año y se coronó como la campeona de campeonas. El año pasado, participó en el Word Latin Dance Cup, torneo en el que llegó a semifinales.

“Cada competencia me deja un gran crecimiento profesional impresionante e incomparable. A nivel de entrenamiento, te hace superar el nivel. A nivel personal, me hace dejar atrás ciertos temores y me recuerda que estar ahí es para valientes. Es un momento en el que tus inseguridades te pueden jugar una mala pasada, así que hay que aprender a fortalecer seguridades y oportunidades”, mencionó.

A lo interno. Desde los 14 años, el baile se convirtió en el trabajo y en la mejor forma de expresarse de David Umaña.

Su mamá siempre cuenta una anécdota que, según él, lo describe perfectamente: “Ella siempre iba a San José a comprar ropa y cuando entraba, yo me le soltaba de la mano y me desaparecía. De repente, ella escuchaba al fondo que la gente aplaudía, se iba a ver qué pasaba y era yo, bailando”.

Esa energía que traía desde pequeño la supo explotar de grande. Aunque nunca estuvo en ninguna academia, hoy es conocido por ser un bailarín comercial. Donde se necesiten buenos movimientos, ahí está David.

“A los 17 años, me contrató una compañía de entretenimiento y trabajé en Europa durante cuatro años. Estuve en festivales y cruceros , donde pude aprender muchas cosas mientras trabajaba . Yo ahora me adapto a lo que me tenga que adaptar, mientras reciba retribución económica”, bromeó.

A pesar de que en Costa Rica aparece en muchos programas y comerciales, aún no se ha animado a participar en una competencia mundial de baile.

“Yo no me considero un experto en la materia, pero sí sé muchas cosas y todo lo que sea aprender, para mí es fenomenal, importante . Si logro sacar el tiempo para prepararme, lo hago; no lo pensaría ni dos veces”, concluyó.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Bailarines de Costa Rica con un brillo que alumbra escenarios extranjeros

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota