Entretenimiento

La suerte y su esfuerzo la subirán en el avión

Actualizado el 20 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

La suerte y su esfuerzo la subirán en el avión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         María Angélica Álvarez ya tiene todo listo para viajar  a Brasil,  dentro de dos meses. | JOSÉ HERRERA PARA LN
ampliar
María Angélica Álvarez ya tiene todo listo para viajar a Brasil, dentro de dos meses. | JOSÉ HERRERA PARA LN

Cuando sacaron el papelito y dijeron su nombre, María Angélica Álvarez simplemente no lo podía creer. Mientras era rodeada por amigables gritos de emoción y el tierno abrazo de su padre, ella simplemente comenzó a llorar.

Para ella fue sin duda una rifa “bendita”, pues para la humilde joven de 17 años significaba un hecho insólito y muchas veces soñado: verá en vivo al papa Francisco, allá en Brasil.

“En realidad, por motivos del colegio yo no iba participar en la rifa, pero cuando me sacaron fue algo emocionante. No me lo esperaba. Me he imaginado muchas veces estando allá”, dijo Álvarez.

Aquel no fue un sorteo cualquiera. Para participar, los integrantes de la Pastoral Juvenil de Tilarán debían acumular ‘acciones’, según la cantidad de veces que asistían a eventos religiosos, sociales y de recaudación de fondos para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Es decir, que el más perseverante tenía más posibilidades de ganar.

“El caso de María Angélica fue muy particular, pues fue el primer nombre que salió en la rifa. Sorpresivamente, el segundo nombre también fue el de ella. O sea, que va a Brasil o va a Brasil”, dijo Gustavo Watson, encargado de la Pastoral Juvenil de Tilarán.

El día de la rifa fue todo un acontecimiento en el seno de la pujante agrupación. Los nervios y la ansiedad se apoderaron de los anhelantes muchachos. De unos 45 nombres, solo sacaron cinco de la tómbola, los cuales figuran como los representantes de Tilarán en la JMJ de Río de Janeiro.

“Al principio habíamos planteado la posibilidad de que a la JMJ al menos fuera un joven de Tilarán, pero luego los papás se emocionaron y entre ellos y los muchachos comenzamos a planear actividades para recolectar los fondos necesarios para que el número aumentara”, agregó Watson.

La venta de chifrijos y el cuido de carros en la conocida y tradicional vuelta ciclística al lago Arenal, fueron solo una de las tantas actividades que se organizaron para cumplir la meta.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La suerte y su esfuerzo la subirán en el avión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota