Entretenimiento

Un “gato” para la mensajería y la actuación

Actualizado el 12 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Un “gato” para la mensajería y la actuación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La película culmina, las luces de la sala se encienden y el público sale del cine a comentar Por las plumas , cinta nacional que se estrenó el jueves 3 de octubre. Muchos acompañan su opinión con la frase: “Jasón está solo”, la cual sintetiza el espíritu de uno de los personajes del filme, capaz de representar las escenas más cómicas.

Así lo demuestran las opiniones de los espectadores en las redes sociales, donde se destaca las intervenciones de Jasón, el guarda de seguridad que acompaña al protagonista. Este encanta por su sencillez y autenticidad. Según el director y guionista del largometraje Neto Villalobos, todos los personajes surgieron de personas que ha conocido en diferentes momentos de su vida: “El personaje original surgió de un hombre que yo conocí en algún momento, y a partir de eso lo redacté muy creyente y particular”, explicó Villalobos.

Sin embargo, todo tomó un nuevo rumbo después del castin que realizó Villalobos para encontrar a los actores. Fue allí donde se presentó Marvin Acosta, un vecino de Desamparados quien se desempeña como mensajero independiente, y ha trabajado desde jardinero hasta repartidor de comida rápida.

“Marvin era mejor de lo que yo había escrito, y lo que hizo fue enriquecer tremendamente algo que en un principio se me ocurrió, pero nunca con el ingenio de él”, aseveró Neto.

Marvin es un individuo pintoresco, ya sea que encarne a Jasón o no. Así lo reafirmó Johann Cruz, quien lo ha conocido fuera de la pantalla: “Lo conozco de la iglesia y desde siempre es un personaje; sin embargo, me tomó por sorpresa cuando vi que estaban recogiendo plata para la película y me sorprendí porque nunca en la vida me lo imaginé como actor”, declaró Cruz.

El carisma de Acosta se convirtió en un aliciente inesperado de la cinta: “Desde que yo edité la película, sabía que él se iba a robar el show . También lo vi con la gente en el extranjero: Jasón cautiva al espectador. Sin embargo, salió mejor de lo que yo esperaba”, dijo Neto.

El director explica que, al igual que el resto del guion, no todo estaba escrito: los diálogos y los chistes se condimentaban con la chispa de Acosta frente a la cámara.

PUBLICIDAD

Un ejemplo claro es una la escena en la cual Jasón le explica a Chalo el pasaje bíblico de la negación de Pedro. Villalobos grabó fragmentos de los Evangelios que Acosta relató desde su punto de vista y eligió solamente uno para el largometraje. Ahora, aquel es uno de los momentos del filme que más sacan sonrisas entre la audiencia.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Un “gato” para la mensajería y la actuación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota