Entretenimiento

Presentación el martes al mediodía en el Teatro Nacional

Un show que mezcla la cocina, las historias de vida y el baile

Actualizado el 06 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Un show que mezcla la cocina, las historias de vida y el baile

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Cómo es una coreografía en la que relacionan las historias de vida de cinco mujeres con diferentes recetas de cocina?

La respuesta la encontrará en el espectáculo que presentará la academia Al Andalus este martes en el Teatro Nacional, como parte del programa Teatro al Mediodía.

Trece bailaoras de esa agrupación y las actrices Natalia Mariño y Sylvia Sossa mostrarán un extracto del montaje, llamado Flamenco a la carta , el cual se estrenó en diciembre del 2012.

Más. Rocío González, directora de Al Andalus, comentó que el objetivo de este espectáculo es entremezclar experiencias que han tenido diferentes mujeres en el ámbito del amor y la amistad con cinco recetas de cocina.

Agregó que el trabajo se divide en cinco partes, las cuales tienen nombres muy particulares: carne al horno, arepas con miel, pizza donde Pili, pastel de queso con salsa de fresa y gallo pinto.

“Los sonidos particulares de distintos palos flamencos, de tangos, de bulería por soleá, de sevillanas, de tarantos y de bamberas se pondrán al servicio de cada una de las historias durante la media hora que dura la función”, detalló la directora de la agrupación.

Las entradas tienen un valor de ¢1.500 general y ¢750 para estudiantes con carné o adultos mayores.

Los boletos se pueden adquirir en la boletería del Teatro Nacional o en el sitio web www.teatronacional.go.cr

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Un show que mezcla la cocina, las historias de vida y el baile

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota