Producción audiovisual ha recibido propuestas para proyectarse en Rusia y Corea

Princesas rojas atrajo a un variado y curioso público en la Berlinale

Primera vez Ayer, cinta de la tica Laura Astorga se estrenó ante teutones e hispanos. Protagonistas viajaron para ver la función de ayer

Últimas noticias


        
        
      Laura Astorga, Maripaz Rivera, Valeria Conejo y Aura Dinarte  asistieron ayer al estreno de Princesas Rojas en Berlín. Julio Costantini para LN.Delegación tica.
Laura Astorga, Maripaz Rivera, Valeria Conejo y Aura Dinarte asistieron ayer al estreno de Princesas Rojas en Berlín. Julio Costantini para LN.Delegación tica. ampliar

Cientos de espectadores de diferentes partes del mundo, con sed de saber más sobre los conflictos políticos vividos en Centroamérica en los años 80, se hicieron presentes ayer en el estreno de la cinta Princesas rojas en el Festival Internacional de Cine de Berlín –la famosa Berlinale–, en Alemania.

Princesas rojas es un largometraje de la cineasta costarricense Laura Astorga. Cuenta la historia de Claudia, una niña pionera del movimiento sandinista, quien fue criada en el socialismo.

Este trabajo, que compite en la categoría Generation 14plus del festival, se presentó en el centro artístico Haus der Kulturen der Welt. A la proyección asistieron las niñas Valeria Conejo y Aura Dinarte, protagonistas de la película.

Según comentó la directora, hasta ese lugar llegaron más de 500 espectadores alemanes, bolivianos y también muchos costarricenses que radican en el país europeo.

Como parte de la experiencia, además de ver el audiovisual, el público tuvo la oportunidad de compartir con la directora y las jóvenes actrices.

Inquietudes sobre la revolución sandinista, preguntas acerca de Costa Rica y Nicaragua, así como una firma de autógrafos fueron parte de la actividad.

“Fue muy divertido ver la película. Desde hace rato teníamos ganas de estrenarla y terminar. Tener la posibilidad de presentarla y contestar las preguntas del público ha sido maravilloso, muy relajado ” manifestó Astorga, vía telefónica.

Luego de este primer encuentro con el público, la directora dijo que han recibido ofertas para proyectar la obra en países como Corea y Rusia; sin embargo, esta tarea ahora quedará en manos de la distribuidora del largometraje.

“Para los europeos, esta película es interesante porque tiene reminiscencias que tienen que ver con la Guerra Fría y cómo esta se interpretó esta en Centroamérica. Para la gente de Corea, tiene que ver con el tema político; además, para ellos es súperextraño ver una película de Centroamérica”, manifestó.

La directora manifestó que llegar a la Berlinale es un momento cumbre para el filme y que lo mejor que le puede suceder en este momento a la producción es que más y más países estén interesados en proyectarla.

“Haber llegado a este festival es uno de los grandes sueños que uno puede tener. Para nosotros, es muy importante haber estrenado aquí. Más que ir a otro festival en particular, para nosotros lo importante es ir a muchos otros festivales”, dijo.

Emocionadas. La oportunidad de tomar un avión e ir a otro continente ha sido una gran experiencia para Valeria Conejo y Aura Dinarte.

Si a eso le sumamos la posibilidad de verse en la pantalla grande y ser el centro de atención por varios minutos, las palabras se quedan cortas para explicar lo vivido.

“Cuando vi la película, se me salió una que otra lagrimilla; recordaba con Valeria lo que hicimos, lo que nos decía Laura, las escenas que nos dieron verguenza y las que nos hicieron gracia. Ha sido muy emocionante, tanto que me puse nerviosa cuando nos llamaron al frente, pero me calmé”, aseguró Aura, niña de 12 años, quien viajó desde San Francisco de Dos Ríos acompañada de su abuelo.

Para Valeria, la experiencia ha sobrepasado lo que se había imaginado, pues cuando hizo la audición para la cinta nunca pensó que esto la llevaría a viajar sola hasta Alemania e, incluso, dar autógrafos.

“Han sido muchas cosas al mismo tiempo: estrenar la película y viajar sola. Me siento muy emocionada y todo ha estado muy bonito”, aseguró Conejo, de 13 años. No siente nostalgia porque sabe que de este lado del mundo, en Costa Rica, su familia está feliz y orgullosa de ella.

Además del estreno, la cineasta y las muchachas cumplieron ayer una apretada agenda de compromisos, que incluyó celebraciones en la Embajada de Costa Rica en Alemania.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Princesas rojas atrajo a un variado y curioso público en la Berlinale