Entretenimiento

Controversial filme del director Lars von Trier

'Ninfomanía' pone en perspectiva el dolor del placer

Actualizado el 28 de agosto de 2014 a las 12:00 am

El volumen 1 de la polémica película Ninfomanía se estrena hoy en los cines comerciales . Para ver la segunda parte, habrá que esperar dos semanas más

Entretenimiento

'Ninfomanía' pone en perspectiva el dolor del placer

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Imagen sin titulo - GN

Dentro de Joe hay un grito que quiere salir, que quiere ser escuchado, que pretende ser una válvula de escape a lo que normalmente sería una válvula de escape. Es el grito del placer entremezclado con el de la incomprensión.

Joe es ninfómana... siempre lo fue.

La última película del controvertido cineasta danés Lars von Trier es explícita al mostrar la manía del sexo, así que si usted es de mente cerrada quizá debería buscar otra opción en la cartelera.

Sin embargo, esta obra –que por su duración se divide en dos volúmenes– se aleja mucho del genéro pornográfico.

Es erótica, pero devastadora al mismo tiempo. ¿Y qué más se podría esperar? Esta es la dicotomía que define la vida de Joe, interpretada por Stacy Martin (de los 15 a los 35 años de edad) y Charlotte Gainsbourg (de los 35 a los 50).

Ninfomanía es el relato en primera persona de una mujer que se culpa a sí misma por su adicción al sexo. La trama comienza cuando un hombre bastante mayor que ella la encuentra tirada en un callejón, casi inconsciente y con señas de algunas agresiones. Él la lleva a su casa, la cuida e intenta averiguar cómo llegó a ese estado.

Para efectos comerciales, la película se divide en dos volúmenes, pues la versión completa –de cinco horas y media— se ha exhibido solo en festivales. La primera parte llega hoy a las salas de cine nacionales, y la segunda se estrenará el 11 de setiembre.

Ambos volúmenes de Ninfomanía debutaron en el Festival de Cine Europeo, en el Cine Magaly. El llenazo en la sala fue tal, que la organización del festival optó por hacer una función adicional para cada volumen.

Según datos dados por el cine, de los 14.000 espectadores que recibió en total este festival 1.600 personas asistieron a las funciones de Ninfomanía .

¿Y qué hace tan llamativo el filme de von Trier? Desde antes de su estreno, en el festival de cine de Berlín de este año, la producción lanzó varios pósteres, a modo de carnada, con los cuales el público indudablemente picaría. En la sesión fotográfica, se pidió a cada miembro del elenco emular la expresión de un orgasmo. Ni siquiera actores de la talla de Uma Thurman, Shia LaBeouf y Christian Slater se quedaron por fuera.

PUBLICIDAD
Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

Estos tres últimos nombres son parte del atractivo de la película, según Luis Carcheri, gerente de la distribuidora Romaly.

Luego de ver el primer volumen, el crítico de cine de Rolling Stone , Peter Travers, solo pudo decir: “Es un fascinante juego mental”.

Por su parte, Mark Olsen, del diario Los Angeles Times , destacó que Ninfomanía ofrece una amplia variedad de ideas, emociones, momentos de lucidez y también de conmoción visceral, justo lo que provocan el amor y el sexo en la vida real.

Acostumbrada al desnudo. Charlotte Gainsbourg es una de esas actrices que no tienen pena de mostrar su cuerpo al mundo entero a través de la pantalla grande. A sus 15 años, rodó la película Charlotte Forever (1986), dirigida por su padre, Serge Gainsbourg, y con temática incestuosa.

Trece años después hizo su primera colaboración con Lars von Trier en la cinta Anticristo . En esa ocasión, Gainsbourg se atrevió a protagonizar escenas sexuales explícitas y consiguió el premio a la mejor interpretación femenina del Festival de Cannes.

Sin embargo, esta vez fue distinta para la actriz inglesa, y no necesariamente más gratificante.

Von Trier, un director declarado persona no grata por el festival de cine de Cannes tras haber admitido “su simpatía” con Adolfo Hitler, se caracteriza por someter a sus actrices a escenas desafiantes.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

Gainsbourg cumplió, pero le admitió a la revista Variety que la toma de una felación ha sido la más dura de su carrera. “Fue muy íntima, hubo algo muy humillante en todo este asunto”. Eso sí, ella misma aclara que no se filmó con un pene real.

“Hubo dos cosas que me negué a hacer en Ninfomanía : masturbar a un actor porno y aparecer en el mismo plano que él mientras se masturbaba”, declaró la actriz.

Pero Joe no es solo Gainsbourg, pues no se puede dejar de lado a la modelo británica Stacy Martin, de tan solo 22 años. A ella le tocó lidiar con todos los arrebatos de la ninfómana durante su juventud.

Según confesó a The Independent , se siente muy cómoda con su desnudez, pero actuar sin ropa fue todo un tema para ella.

PUBLICIDAD

Tal parece que la joven logró acoplarse muy bien al papel y consiguió los elogios del diario El Mundo como la “gran revelación” de esta película.

¿Real o ficticia? Cuando Shia LaBeouf (protagonista de Transformers ) consiguió su papel en Ninfomanía , le dio a MTV unas declaraciones que dejaron boquiabiertos a sus seguidores.

“Hay un descargo de responsabilidad al inicio del guion que dice que, básicamente, todo lo haremos de verdad. Todo lo que sea ilegal, lo mostraremos con imágenes borrosas. Fuera de eso, todo está sucediendo”, comentó hace tres años.

Luego mencionó en el programa Chelsea Lately que, para conseguir el papel, le envió al director videos de él y su novia teniendo sexo. Si esto fue cierto, probablemente nunca lo sabremos.

Pero, ¡calma!, no todo es lo que parece. La productora de la película, Louise Vesth, reveló a Variety que las escenas de sexo real fueron rodadas por actores pornográficos y que el elenco principal simplemente fue filmado pretendiendo tener sexo. Según detalló, el trabajo de posproducción consistió en unir ambos metrajes de forma digital, de modo que, por encima de la cintura, se ve a las estrellas y por debajo, a los dobles.

“Aunque se ha vendido como la película más provocadora, gruesa y explícita del director danés Lars von Trier, Nymphomaniac es en realidad un trabajo quirúrgico de moralidad estética rodada con los mismos valores y pudores del cine convencional”, destaca el diario chileno La Nación .

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

'Ninfomanía' pone en perspectiva el dolor del placer

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota