Entretenimiento

El más humano de los justicieros

El cruzado encapotado: mi modelo por seguir

Actualizado el 25 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Entretenimiento

El cruzado encapotado: mi modelo por seguir

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Quién es Batman en mi vida? ¡Wow! Esa es una muy buena pregunta; siempre me han gustado mucho los cómics, pero Batman es, sin lugar a dudas, mi superhéroe favorito, mi ídolo, el más grande de los paladines de la justicia.

En mi vida, es un ejemplo por seguir, una muestra de que todo se puede superar. No importa cuán grave sea la adversidad, no hay imposibles cuando se lucha con fe y con disciplina; las trabas son mentales pero, cuando se tiene un horizonte claro y la motivación adecuada, todo se puede lograr.

Él es considerado como la epítome de la perfección humana, tanto física como mental.

Luis Enrique Poveda es artista gráfico y especialista en Batman.
ampliar
Luis Enrique Poveda es artista gráfico y especialista en Batman.

Debido al arduo entrenamiento recibido –al igual que la preparación mental a la cual ha tenido que someterse para alcanzar su propósito–, Superman lo define como “el ser humano más peligroso de la historia” y creo que así es; él ha sido capaz de engendrar admiración, respeto y temor en los corazones de propios y extraños.

Aunque mucha gente lo considera un antihéroe porque su motivación es la venganza, o le quita rango de superhéroe, porque no tiene poderes; para mí, es todo lo contrario.

Batman es el más humano de todos los superhéroes porque, tristemente, qué sentimiento hay más humano que la venganza.

Ese deseo de hacer pagar a los culpables por nuestras desdichas es muy común y toca a Batman. Sin embargo, posteriormente, el caballero oscuro reconoce que la venganza no puede ser el único motor de su misión.

Batman entra en razón: si solo actuara por venganza se rebajaría a la condición de sus adversarios. Quizá hasta sería peor que ellos.

Mi superhéroe escoge el camino de la justicia y eso lo hace grande.

Batman es el único superhéroe que realmente podría existir en la actualidad, debido a que es un ser humano común y corriente, pero que la vida lo llevó a sobrepasar sus límites y a convertirse en lo que todos ya hoy conocemos.

Ese deseo incansable de llevar ante la ley a sus infractores, esa necesidad eterna de luchar en contra de la injusticia y esa manera de saber hacer lo correcto nunca cesará. Batman siempre será fiel a su objetivo.

PUBLICIDAD

Por todo eso, más que un personaje de historietas, Batman es un modelo; mi modelo por seguir.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El cruzado encapotado: mi modelo por seguir

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota