| Filme de Dreamworks

En un filme animado de Dreamworks, Turbo acelera y arrasa en la pista de sus sueños

A todo velocidad, un caracol con alocadas metas no se dará nunca por vencido. Turbo, el pequeño molusco, superará todo obstáculo para coronarse campeón de automovilismo

Últimas noticias

Triunfar en las 500 millas de Indianápolis, hacer historia y no morir en el alocado intento: esa es la meta de Theo, ambicioso caracol que protagoniza la nueva apuesta cinematográfica de Dreamworks.

Turbo , animación que se estrena este jueves en todo el mundo , llega a los cines para competir, frente a frente y a toda velocidad, con Monsters University y Mi villano Favorito 2 , platillos animados que, en estos momentos, enloquecen a los niños en las salas ticas.

Dirigida por David Soren, la nueva animación se centra en la historia Theo, un simple, pequeño e insatisfecho caracol de jardín, cuyo sueño es ser el molusco más rápido del mundo. Todo lo anterior suena a absurda alucinación hasta que un extraño accidente le da el poder de la supervelocidad.

La idea de Turbo nació cuando Soren debió pelear con una pandilla de caracoles que se comían los tomates de su jardín. El cineasta descubrió que los condenados bichos eran persistentes en su labor, lo cual lo llevó a imaginar al héroe de su película (Theo), un marginado que no encaja con sus congéneres del jardín, lentos y prudentes.

¿Y por qué no encaja? Tras un hecho inesperado, el óxido nitroso de un automóvil altera a la estructura molecular de Theo; de repente, se convierte en un bólido que puede alcanzar los 320 kilómetros por hora.

“Si una rata puede convertirse en la estrella de un restaurante francés (Ratatouille , de Pixar), por qué un caracol no puede ser un talento de carreras”, escribió Peter Debruge , de Variety , insinuando que Dreamworks usó una fórmula similar a la de su acérrimo competidor.

Por ese accidente, Theo ya no es Theo, sino Turbo; junto a su hermano Chet empezará a vivir la aventura más intensa de su existencia.

“No esperas nada de los caracoles, pues son tremendamente lentos. La convicción de Turbo, de convertirse en algo que es completamente opuesto a su naturaleza, está lleno de conflictos, sorpresas y una recompensa satisfactoria”, dijo Soren en las notas de producción del filme.

Luego de afinar sus nuevas y rápidas cualidades, Turbo se aliará en la pista con una pandilla de caracoles callejeros. Él tratará de que el grupo lo catapulte en sus ambiciosos objetivos y aprenderá una inolvidable lección: “el éxito no se alcanza solo”.

“Me platicaron la idea de hacer este personaje, que tiene el sueño imposible de ganar la Indy 500. Pregunté –¿y que tiene eso de imposible?–, me dijeron: –Turbo es un caracol– y yo respondí: –¡Eso es imposible!–”, dijo Ryan Reynolds, que hizo la voz del personaje de Turbo en su versión en inglés.

Además, en la veloz aventura, Turbo entrará en contacto con dos humanos, Tito y Ángelo, dueños de un puesto de tacos mexicanos. Como el negocio no va bien, los hermanos organizan carreras de caracoles e involucrarán a Turbo en sus planes.

Creaciones. En tercera dimensión y con un presupuesto de producción que no fue revelado por sus creadores, en Turbo se prestó mucho cuidado al desarrollo estético de sus personajes.

Caracoles con caparazones decorados y características muy singulares, son el resultado de un meticuloso y arduo trabajo artístico.

“El diseño de Turbo fue aventurero y veloz. Asociamos a cada uno de los caracoles con un tipo específico de cultura automovilística: un auto de mucha potencia para uno de ellos, uno arreglado e importado para otro, el clásico para un tercero”, agrega.

Como era de esperarse, Turbo tuvo un trato especial, pues el veloz molusco debía lucirse en todo el sentido de la palabra.

“Visualizamos a Turbo como una especie de auto deportivo con una línea elegante y algo aerodinámico. Que se percibiera como los viejos sedanes y camionetas cuadradas de los años ochentas, aunque un poco más seguro”, explica Michael Isaak, diseñador de producción del filme.

Al arrancar, el transformado caracol deja tras de sí una estela azul y básicamente se convierte en su propio vehículo.

Entonces, la velocidad llega, los motores rugen y las comparaciones con la saga de películas, Rápidos y furiosos , son inevitables.

“No hace falta ser un genio para darse cuenta que el filme busca atraer un público que gusta del género urbano y latino, especialmente a la luz de la película Rápidos y furiosos 6 , que recolectó $700 millones en taquilla mundial”, agregó Variety.

Para la revista estadounidense, el parecido con la saga que protagoniza Vin Diesel (Toretto) se refleja en todo, desde los personajes secundarios hasta la música del compositor Henry Jackman.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: En un filme animado de Dreamworks, Turbo acelera y arrasa en la pista de sus sueños