Entretenimiento

Lyz Taylor y Richard Burton:

Un amor que vuelve a escena

Actualizado el 23 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Entretenimiento

Un amor que vuelve a escena

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         y Grant Bowler protagonizan el nuevo filme. APLindsay Lohan
ampliar
y Grant Bowler protagonizan el nuevo filme. APLindsay Lohan

El apasionado romance entre Elizabeth Taylor y Richard Burton regresa a escena gracias al estreno este domingo de Liz & Dick , un filme protagonizado por Lindsay Lohan y Grant Bowler sobre esa tumultuosa relación, y a la publicación de los diarios del célebre actor.

El estreno de la cinta será a través de la cadena prestigiosa cadena estadounidense Lifetime, aunque hasta ahora las críticas han sido poco amables con el filme.

El proyecto llega al mismo tiempo que se han hecho públicos extractos de The Richard Burton Diaries , confeccionados a base de notas, diarios y otros documentos personales escritos principalmente entre finales de los 60 y comienzos de los 70.

Taylor y Burton comenzaron su romance en 1963 durante el rodaje de Cleopatra , cuando por entonces los dos estaban casados con otras personas, lo cual provocó un acoso por parte de la prensa, que se extendió el tiempo que duró su relación.

Ambos se casaron en 1964 para divorciarse una década después, contraer matrimonio de nuevo en 1975 y divorciarse una vez más en 1976.

El libro ha sido editado por el profesor Christopher Williams, de la Universidad de Swansea, en Gales, y en él se detalla con clarividencia los problemas con el alcohol de Taylor, su amor a prueba de bombas, la pasión que destilaba su relación y la fascinación de Burton por Taylor.

“ Durante el último mes, con muy pocas excepciones, Liz se ha ido a la cama no mareada o bebida, sino completamente borracha. Incapaz de caminar recta, hablando de forma lenta y sin sentido, con una voz similar a la de un niño demente (...). Si fuera otra persona, me largaría de aquí. Pero es la mujer de mi vida ” , escribía el intérprete en enero de 1969.

Acerca de las relaciones sexuales que mantenían, sostuvo: “ Liz es como un ligue de una noche eterno. Es mi amante privada y personal. Y es lasciva. Es imposible explicar en qué consiste el sexo con ella. Bueno, lo diré: recibe todo, ¡devuelve la pelota de forma perpetua! ” .

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Un amor que vuelve a escena

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota