Entretenimiento

Personajes secundarios y cómplices memorables

Actualizado el 12 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Personajes secundarios y cómplices memorables

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Marvin posó junto con Daniel Ross, quien interpretó a César, el metalero de El regreso , de Hernán Jiménez. Foto: Esteban Chinchilla para LN.

¿De dónde surge el encanto de personajes como Jasón? Son muchas las aventuras que se desarrollan entre amigos entrañables, donde un personaje secundario es capaz de ganarse el corazón del público con su gracia y carisma.

Este tipo de caracteres han sido representados en la literatura, el teatro y el cine desde hace varios siglos. Armando Ríos, docente de la Escuela de Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica (UCR), explica que se originan en la comedia latina, con autores como Plauto y Terencio.

En las comedias francesas suelen ser los sirvientes. “Son personajes de baja condición, más astutos que los amos burgueses”, señala Ríos. Un ejemplo clásico de un donaire (como los llamó el dramaturgo Lope de Vega) es Sancho, el gracioso y fiel amigo de Don Quijote.

En 1928, el crítico ruso Vladímir Propp estableció la figura del “ayudante” en el libro La morfología del cuento . Se trata de aquel ente, cómico o no, que colaborará con el protagonista: ya sea para destruir un Anillo Único (como Sam y Frodo en El señor de los anillos ) o para que un guarda de seguridad pueda tener un gallo de pelea (tal y como ocurre en Por las plumas ).

En el cine, estos personajes continúan con una función particular. José Fonseca, profesor de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la UCR afirma que se relacionan con nuestras vivencias: “Eso cala profundo en nosotros porque resuena con nuestra propia experiencia humana: en la persecución de nuestros sueños, siempre encontramos obstáculos pero también hallamos gente que nos hace reír, y eso nos ayuda a seguir adelante”.

Criollo. Los especialistas consideran a Jasón como ese ayudante infalible y afirman que representa lo auténticamente costarricense: “El personaje funciona por su forma particular de expresarse, que, lejos de parecer una caricatura, suena honesta y ocurrente. Es decir, que lo transformamos en representante de una idiosincrasia que sentimos propia o muy cercana”, asevera el profesor de Historia Antonio Jara.

María Lourdes Cortés secunda da la opinión de Jara y añade el potencial encanto del lenguaje popular de Jasón: “Básicamente gusta por su manera de hablar, es muy confianzudo. Para él, Dios es un mae , no es Jesús o el Señor: son palabras que él dice con toda la irreverencia del caso, pero sin irrespeto”, explica.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Personajes secundarios y cómplices memorables

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota