Entretenimiento

Cinta benéfica está en salas de cine

Paco Arango, un filántropo de película, promueve 'Lo que de verdad importa'

Actualizado el 05 de septiembre de 2017 a las 03:16 pm

El cineasta mexicano, director del filme benéfico Lo que de verdad importa, reveló que la cinta en la cartelera tica costó $7 millones y que todo el dinero para producirla salió de su propio bolsillo.

El singular director, miembro de unas de las familias más acaudaladas de México, insiste que él único propósito de la cinta es sensibilizar al público y generar fondos para las asociaciones de lucha contra el cáncer

Entretenimiento

Paco Arango, un filántropo de película, promueve 'Lo que de verdad importa'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Paco Arango, director de 'Lo que de verdad importa'. (Cortesía de Imacorp)

Cuando Paco Arango entendió Lo que de verdad importa, tal como lo proclama el título de su película, no le dolió tocarse el bolsillo e invertir $7 millones para producir un filme realmente singular.

El largometraje –que actualmente se exhibe en la cartelera tica y es protogonizado por figuras como Jonathan Pryce (Game of Thrones)–, es 100% benéfico y no pretende alcanzar réditos comerciales.

El cineasta mexicano –miembro de una de las familias más acaudaladas de México y nominado al premio Goya como mejor director novel en el 2012–, afirma haber visto morir a unos 400 niños enfermos de cáncer e insiste que lo único que busca con la cinta es ayudar y sensibilizar al mundo de lo importante que es acompañar a las asociaciones que luchan contra la enfermedad.

A Paco Arango es habitual verlo en hospitales que se dedican al tratamiento del cáncer infantil (Cortesía de3 Imacorp)

En Costa Rica, la taquilla de la cinta será donada a la Asociación de Lucha contra el Cáncer Infantil (ALCCI) y la Fundación Pro Unidad de Cuidados Paliativos.

"No regalé 7 millones, obsequié una película", afirma  Arango con una sonrisa, mientras revela cómo y porqué se dedicó a la filantropía fílmica y se enorgullece del mensaje positivo que aporta su obra.

–En términos prácticos, ¿qué significa que la película sea 100% benéfica? ¿Toda la taquilla se dona solidariamente?

–Es una película cara, de $7 millones, y está filmada con actores consagrados. Es una cinta que hice con el propósito exclusivo de que viajara por el mundo generando fondos para niños con cáncer. Es, por decirlo así,  mi regalo para los niños.

–¿Quién puso los $7 millones para la producción de la película?

–Fueron invertidos por mí.

LEA MÁS: Estreno de 'Lo que de verdad importa' tendrá invitados especiales de cuidados paliativos

–¿La idea es recuperar la inversión y el excendente donarlo a las asociaciones vinculadas al proyecto?

–No, la idea es que yo no vea ni un solo dólar. La película ya está donada, ya no es mía. En Costa Rica, por ejemplo, todo el dinero se queda en Costa Rica.

"Cuando inicié con esto muchos me llamaron loco, pero yo estaba seguro que iba a pasar algo grande.  Ahora me dicen, síguele, síguele".

–¿Entonces usted obsequió esos $7 millones?

–No los regalé, hice una película. Hice una película porque soy cineasta y creo que me va a ir bien en la vida como tal, ya tengo tres películas en camino. Es eso que dicen: 'Entre más das, más cosas recibes'... No te puedes imaginar las cosas que me están pasando.

"Esta película es un regalo, y no es un regalo de $7 millones, es un regalo de una película. Lo digo porque hay gente que dice: Paco , ¿por qué no tomaste los $7 millones y los donaste y acabamos con esto antes? Eso es una buena pregunta, pero no: para mí, el mensaje del filme es importante".

La película 'Lo que de verdad importa' donará su taquilla a dos organizaciones de lucha contra el cáncer.

–¿A qué mensaje se refiere?

–Lo que ocurre en cada país cuando se pasa la película es un movimiento cívico. O sea, que el mensaje es muy importante, es un mensaje de fe, nada dogmático, pero que tiene la capacidad de cambiar tu forma de ver las cosas.

–Supongo que la película busca sensibilizar al público en general sobre el cáncer infantil, así como a las autoridades políticas y movientos sociales.

–Claro, la idea es ayudar económicamente a las asociaciones seleccionadas en cada país, al mismo tiempo que se sensibiliza.

"En el terreno político no me meto, porque ahí te metes en tierras pantanosas. Pero lo que sí hace la película es conmover y hace entender a la población tica que estos niños necesitan ayuda".

–En sus propias palabras, ¿de qué se trata la película?

–Es la historia de un hombre guapo, mujeriego, que le importa un bledo todo. Un día, repentinamente, se encuentra con la sorpresa de que tiene el don de curar y tiene la capacidad de aceptar o rechazar ese don.

"En ese momento de su vida se encuentra con una niña con cáncer, quien no cree que él la pueda curar, pero por complacer a sus padres se somete a sus cuidados. A partir de ahí comienza la relación del hombre con esa niña, que la hace darse cuenta lo que de verdad importa".

LEA MÁS: Crítica de cine de 'Lo que de verdad importa': Vale fuera de la pantalla

–¿Por qué hace esto? ¿Qué lo motiva a donar su trabajo y su dinero de esta forma?

–Yo hace 16 años me topé con la realidad del cáncer infantil. Fue en un voluntariado que hice y que cambió mi vida.  Desde ese momento paso la mayor parte de tiempo en el hospital y hasta tengo una fundación llamada Aladina.

"Yo creo que es una combinación de tener mucha fe y el haber visto morir unos 400 niños a pie cama. Yo los he llorado como fueran mis sobrinos y eso te cambia todo, lo pone en una perspectiva completamente distinta. Sigo siendo el mismo pesado, me quejo del tráfico, pero tengo muy claro las cosas importantes".

–Y el cine, ¿cómo entra en esta dinámica tan especial?

Cuando hago cine y me alejo de los hospitales solo lo hago para generar fondos y crear mensaje. De hecho, la primera película que produje la hice con Warner Bros, Maktub (2012). En ese oportunidad no pude donar todo porque no era completamente mia la película.

Maktub también tiene como temática el cáncer infantil.

Así es, es una película que trataba de un niño con cáncer inmerso en un cuento navideño. Entonces voy con dos películas con el tema del cáncer.

"Aunque la siguiente película que haré no tiene esta temática, seguirá siendo positiva y benéfica en el sentido de que el director, guionista y productor volverán a donar la taquilla de la película. Se trata de una comedia romántica que ocurre en Colombia y que estará hablada en inglés".

Oliver Jackson-Cohen y Camilla Luddington en 'Lo que de verdad importa'. (Mundocine para La Nación)

Usted menciona que, a partir del estreno de la película, le están pasando muchas cosas buenas. ¿A qué se refiere exactamente?

Como dije antes, me acaban de salir dos películas más para producir. Además, en materia económica, otro negocio que tengo que se ha multiplicado, o sea, de una forma inaudita. Además mi fundación ha recibido ayuda gubernamental y de otras empresas.

"Así que desde que he hecho esto, en el último año, todo me ha salido superbién. En lo personal, regular, pero bueno, en lo importante, bien".

Tras exhibir la película, ¿qué retroalimentación ha recibido del público?

Es muy bonito, ya que la gente hace suya la pelicula. Te adelanto que al final de la cinta, que acaba de una forma superemotiva, yo salgo dando un mensaje.

"Les agradezco a todos por comprar la entrada, ya que con solo eso están ayudando. Eso hace que la gente sienta suyo el filme y vaya corriendo a recomendarla. Eso multiplica la asistencia".

¿Cómo le ha ido a la película en los lugares donde se ha exhibido?

En España ha sido un éxito. Nos ha generado 3 millones de euros y en México acaba de superar 1.2 millones de espectadores.

"Ahora la cinta se estrenará en algunos países de Europa, Estados Unidos, El Vaticano, Colombia, Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Hungría. Estamos seguros que nos irá superbién por esos lares".

¿Es cierto que la película está dedicada a Paul Newman?

Sí, poca gente sabe que este señor promovió un línea de comida 100% benéfica, que a lo largo del tiempo ha generado donaciones valoradas en unos $540 millones.  Con ese dinero se han creado campamentos para enfermos psicológicos, de los cuales hay 30 en todo el mundo.

"De hecho la última canción de la cinta también está dedicada a Newman. El tema dice algo así como: 'no se dónde estás, pero donde estés, espero te hayan dado una habitación con buena vista para que puedas ver todo lo que se ha hecho por acá'. El mensaje de la película nos refuerza que los curanderos sí existen y Newman fue uno".

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Paco Arango, un filántropo de película, promueve 'Lo que de verdad importa'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alexánder Sánchez

asanchez@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.

Ver comentarios
Regresar a la nota