Entretenimiento

Varios filmes hicieron conocer al mundo la hazaña del líder sudafricano

Nelson Mandela, la historia que renació en el cine

Actualizado el 05 de diciembre de 2013 a las 05:17 pm

La connmovedora vida del prisionero que cambió el rumbo de Sudáfrica continúa siendo inspiración para el sétimo arte

Entretenimiento

Nelson Mandela, la historia que renació en el cine

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El legado, el carisma y la sabiduría del mayor ícono sudafricano, Nelson Mandela, están estampadas sobre las cintas de 35 milímetros.

La pantalla grande cedió espacio en varias ocasiones para contar la historia de uno de los más mayores pacifistas que han pisado la Tierra. Hasta ahora, Invictus (2009) es la más recordada y exitosa película que relata las inspiradoras hazañas de Madiba, como le llamaban al ícono sudafricano los ancianos de su clan.

El título de la producción está inspirado en un poema del inglés William Ernest Henley, el cual Mandela recitaba con frecuencia durante su encarcelamiento.

Sin embargo, el filme se basa en el libro Jugando con el enemigo, de John Carlin, que se sitúa a mediados de la década de los años 90, justo después de que Mandela asumió el poder como el primer presidente negro de Sudáfrica.

Para ese entonces, el país aún vivía la segregación que impuso el apartheid y Mandela vio en el rugby un lenguaje capaz de unificar a su nación, independientemente de los estratos sociales.

El mismo Mandela –quien logró que los negros tuvieran derecho al voto– tuvo poder de decisión en esta cinta del afamado director Clint Eastwood. El expresidente dijo que el único que podría interpretarlo era Morgan Freeman, quien había sido uno de sus amigos más cercanos durante los últimos años.

Por supuesto, Freeman encabezó la lista de casting. ¿Tenía razón Mandela? Definitivamente, según Peter Travers, crítico de cine de la revista Rolling Stone: "Freeman parece haber nacido para interpretar Mandela".

Este actor sostenía el sueño de encarnar a Mandela desde dos décadas atrás. Según el diario inglés The Guardian, Freeman compró los derechos de su autobiografía Un largo camino hacia la libertad, pero la historia es tan extensa que nunca pudo llevarla a la pantalla.

"Quería evitar actuar como él, yo necesitaba ser él y ese fue el reto más grande. Cuando conoces a Mandela, sabes que estás en presencia de grandeza, pero eso es algo que solo emana de él", dijo el protagonista a la prensa.

Freeman se sumergió tanto en el papel, que pasó semanas viendo videos del verdadero Mandela, aprendió a hablar con su acento y sus particulares pausas y hasta adoptó el mismo modo de caminar.

PUBLICIDAD

Incluso, debió acostumbrarse a usar la mano derecha, pues él es zurdo y Mandela, diestro. Su interpretación fue tan buena, que en el 2009 fue postulado al Óscar como el mejor actor protagonista.

Un nuevo homenaje. Justo en el día de la muerte del expresidente se realizó en Londres la premier de la nueva película sobre el líder sudafricano, Mandela: Long Walk to Freedom (Mandela: del mito al hombre, su título en español). El director Justin Chadwick finalmente logró condensar su autiobiografía para hacerla realizable.

La cinta se presentó el 4 de noviembre en el país natal del defensor de los derechos de las personas negras y contró con la presencia de Winnie Madikizela-Mandela, la exesposa y camarada de lucha del antiguo estadista.

La cinta narra la historia de Madiba desde su niñez hasta su llegada al poder como el primer mandatario sudafricano electo de forma democrática.

Esta vez, el actor británico Idris Elba asume el papel del pacifista. "Decir que interpretar a Nelson Mandela puede ser intimidante es ponerlo en palabras suaves. Sin embargo, hacer el papel de este santo entre los hombres es un gran honor para mí. Sinceramente, no tengo claro por qué recurrieron a mí", dijo a The Independent el actor que ha participado en filmes como Thor, Prometheus y Gángster americano.

La elección de Idris para el papel levantó polémica en el gremio de creativos de Sudáfrica.

"El principal problema es la estatura. Mandela es un hombre particularmente alto. En promedio, los actores sudafricanos no llegan a 1,90 de estatura", explicó a The GuardianMoonyeenn Lee, encargada del casting.

No obstante, el propio Madiba reconoce que Elba es el actor adecuado para interpretarlo. Según el diario Los Angeles Times, cuando el carismático líder sudafricano vio las primeras imágenes, preguntó: "¿Ese soy yo o es un actor?".

Relato de segregación. El apartheid también motivó otras producciones como Goodbye Bafana (2007), que muestra cómo un prisionero llamado Nelson Mandela dio un giro al racismo que hasta los años 90 dominó en Sudáfrica.

El filme, protagonizado por Dennis Haysbert, resultó ganador del premio al Cine por la Paz en el Festival de Berlín del 2007.

PUBLICIDAD

La segunda esposa del expresidente, Winnie Madikizela, también inspiró un conmovedor drama el año pasado. Winnie relata desde la infancia de esta mujer hasta el encarcelamiento de quien entonces era su marido. El papel de esta política y trabajadora social fue dado a la reconocida actriz Jennifer Hudson, mientras que Mandela fue interpretado por Terrence Howard. 

Otra de las películas recientes inspiradas en el apartheid es Drum (2004), un thriller cuya trama se basa en un periodista que trabaja para una revista negra, y que arriesgó su vida  al denunciar injusticias sociales para generar consciencia entre la población.

En esta producción, Mandela aparece como personaje secundario, con la actuación del sudafricano Lindani Nkosi.

En la pantalla chica. La primera aparición de Madiba en un filme para la pantalla chica fue en 1987, tres años antes de que ocurriera su liberación.

Mandela, una producción del canal HBO, cuenta cómo un prisionero logró una masiva influencia sobre una sociedad sofocada por el racismo. Danny Glover, quien personificó a Mandela, recibió una nominación a los Emmy en la categoría de mejor actuación en un telefilm.

A la televisión también llegó Sidney Poitier, quien dio vida al líder sudafricano en Mandela y De Klerk (1997) y logró una nominación en los Golden Globe. Esta es la historia del último presidente blanco (interpretado por Michael Caine) y que ordenó la liberación de Madiba.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Nelson Mandela, la historia que renació en el cine

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota