Entretenimiento

Volcán Arenal, reserva de la OTS y fincas privadas pusieron la huella tica en el filme

Lente de After Earth captó los mejores paisajes de la zona norte

Actualizado el 05 de junio de 2013 a las 12:00 am

Zonas privilegiadas Will Smith y el director M. Night Shyamalan se enamoraron de la riqueza natural de La Fortuna, Horquetas y Puerto Viejo

Entretenimiento

Lente de After Earth captó los mejores paisajes de la zona norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Costa Rica o Hawái? Elegir entre dos exuberantes paraísos tropicales fue un dilema tanto para Will Smith como para el director de la película After Earth , M. Night Shyamalan.

El 2011 llegaba a su fin y se acercaba la hora para comenzar la filmación. Luego de ver una serie de imágenes de la zona norte del país, Smith y Shyamalan caminaron entre la vegetación tica. Sí, habían encontrado el lugar.

Sergio Miranda, productor nacional del filme y presidente de la Cámara de Industria Audiovisual, explicó que Costa Rica ofreció una ventaja muy superior: paisajes frescos, de esos que no aparecen en cada película de Hollywood, a diferencia de los que exhibe Hawái.

Dos proyectos turísticos en San Carlos ( Mirador El Silencio y Arenal 1968 ), un cañal propiedad del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el Parque Nacional Volcán Arenal , el río Puerto Viejo y el hotel Sueño Azul , en Horquetas de Sarapiquí, fueron los sitios privilegiados por el ojo de los cineastas.

“Es la Tierra como estaría sin la intervención de los hombres. Esto aporta una sensación de soledad y peligro”, manifiesta Smith en las notas de producción.

Además, Miranda explicó que uno de los factores que influyó en la elección de las locaciones fue la practicidad en la logística. “La belleza de Costa Rica para los cineastas es la facilidad de hacer creer que estás en un lugar muy remoto, pero, en realidad, estás a la orilla de la carretera”, dijo.

Los escenarios ticos compartieron pantalla con locaciones estadounidenses: el Parque Estatal Humboldt Redwoods; el desierto cerca de Moab, Utah, que representó a Nova Prime, el planeta que se convirtió en el nuevo hogar de los humanos; así como unos estudios de cine en Filadelfia, donde construyeron los sets interiores.

Asimismo, aparecen los glaciares de Islandia y el Monte Éiger, en Suiza.

Intenso trabajo. Will Smith y su hijo, Jaden, se concentraron durante 13 días en las filmaciones en territorio nacional, las cuales iniciaron el 6 de febrero del 2011.

Sin embargo, el equipo de producción permaneció en Costa Rica cerca de dos meses, entre enero y mediados de marzo.

La productora confirmó a Miranda que rodaría en el país en noviembre del 2010, por lo que los dueños de las locaciones tuvieron que apurar el paso para hacer ajustes de seguridad en las fincas y arreglar caminos para que el equipo pudiera ingresar, como fue el caso de la Catarata Altos de Sueño Azul, propiedad del exministro de Trabajo Federico Gallegos.

PUBLICIDAD

Además, fue necesario traer desde México 22 furgones con equipo de filmación, dijo Miranda.

El productor nacional estima que en el rodaje participaron unos 140 ticos, como parte de un crew que superaba las 300 personas.

Atemorizados. Serpientes, monos, machacas cocodrilos y hasta el Volcán Arenal pusieron a palpitar el corazón de los Smith.

La producción debió contratar a un herpetólogo para retirar serpientes de las regiones boscosas. Además, hubo un experto encargado de la vigilancia de las aguas del río Puerto Viejo, donde hay presencia de cocodrilos.

“Will me dijo que qué era lo que brincaba en el agua. Le dije que son machacas, familia de las pirañas y me dijo ‘¡Qué! ¿Qué hace mi hijo nadando con pirañas?’”, comentó entre risas Rodolfo Alvarado, coordinador de guías de la Reserva Biológica La Selva, de la OTS.

Otro de los sustos se produjo durante una escena que requería que Jaden subiera a un árbol. “Cuando desciende se encuentra a un mono real sentado ahí mirándolo; esto asombró a Jaden y la cámara captó su reacción”, dijo Will Smith.

Para Jaden, una de las mayores preocupaciones fue actuar en la zona restringida del Arenal. “Fue genial, pero difícil, correr hacia arriba, pensaba que podía hacer erupción en cualquier momento”.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Lente de After Earth captó los mejores paisajes de la zona norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota