Entretenimiento

Producción del realizador Pablo Ortega

Animales de alquiler satiriza y advierte

Actualizado el 24 de noviembre de 2010 a las 12:00 am

Con trasfondo La animación ganadora de la Muestra de Cine 2010 es una producción que toca temas éticos de relevancia actual

Entretenimiento

Animales de alquiler satiriza y advierte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En un futuro en el que las especies del bosque lluvioso se han extinguido, un experimento científico pone en la palestra una nueva, polémica y exuberante realidad social: unos seres mitad humanos y mitad animales.

Esto se cuenta en la animación, Animales del alquiler, de Pablo Ortega, que ganó en su categoría en la pasada Muestra de Cine y Video Costarricense.

“Grandes laboratorios comerciales patentaron los genes de estas especies y buscan injertarlos en los cuerpos de ciudadanos costarricenses... A cambio, los laboratorios les ofrecen a estos ciudadanos un paquete de ayuda social”, explicó Ortega en la sinopsis.

“El resultado es una serie de criaturas mitad humanos, mitad animales exóticos –los “animales de alquiler–”, agrega Ortega.

Según su creador, Animales de alquiler se narra al mejor estilo de un reportaje, mostrando los testimonios de algunas de estas criaturas “y de cómo les ha beneficiado o perjudicado personalmente este proyecto”.

Durante 10 minutos, mezclas de humanos con dantas, perezosos y rana verdes toman protagonismo para conformar una entretenida sátira social, que aborda temas como la destrucción ambiental, los abusos en los procesos de modificación genética y la cultura política de proyectos de asistencia social, dice el director.

La obra. El trabajo Animales de alquiler es una animación cuadro por cuadro, también conocida como stop motion.

“Para hacerla utilizamos muñecos de látex con esqueletos metálicos y articulaciones móviles que, a una exposición de 24 cuadros por segundo, dan un efecto de movimiento”, explicó Ortega.

“La realización del proyecto se hizo en dos partes. La creación de los muñecos que tomó unos dos meses, y el proceso de preparación de escenarios y animación que tomó unos cuatro meses. Aproximadamente se necesita una hora de trabajo por cada cinco segundos de animación”, dijo Ortega.

Animales de alquiler contó con la colaboración de varios estudiantes de la Escuela de Animación Digital de la Universidad Véritas, quienes realizaron ilustraciones en 2D y 3D, y aportaron en la creación de las escenografías.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Animales de alquiler satiriza y advierte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota