Entretenimiento

Aniversario del dibujo animado

¡Grande Donald! El pato pronto apagará 80 velitas

Actualizado el 24 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Hace 80 años, el ave más temperamental e icónica de Disney llegó para quedarse. A punta de rabietas y una forma de hablar más que particular, el colérico personaje se ganó el corazón del mundo

Entretenimiento

¡Grande Donald! El pato pronto apagará 80 velitas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El ave más querida, colérica e icónica del universo Disney cumple 80 años de apantallar al mundo y hacernos reír con sus ocurrencias, clásicas rabietas y su cómica y confusa forma de hablar.

En junio, el Pato Donald apagará velitas sin abandonar su típico temperamento y tradicionales crisis nerviosas.

Con su traje de marinerito azul, boina de cinta y su llamativo corbatín negro (ahora rojo), el Pato cumpleañero llegó a medirse codo a codo con Mickey Mouse, puso a todo el mundo a imitarlo y su influencia fue tan grande, que hasta fue utilizado como instrumento de guerra.

En 1934, Donald debutó en la pantalla con La gallinita sabia ( The Wise Little Hen ), de la serie Sinfonías tontas . En ese entonces, el pato se pavoneaba con corbatín negro; era más panzón, tenía el cuello más largo y un pico más grande.

Como personaje secundario y nacido del puño artístico del animador Richard Dick Lundy, el pato blanco comenzó su carrera como dibujo animado burlándose de una necesitada gallina que le pide ayuda para cultivar su maíz.

Donald se niega a colaborar con la afanosa ave y, desde entonces, empezó a mostrar su complicada y singular personalidad. Posteriormente, se perfiló como un pato de buenos sentimientos pero siempre rabioso, inocente y siempre al borde de un ataque de nervios.

Donald volvió a aparecer en el animado The Orphan's Benefite (1934), junto a Mickey Mouse, para hacerse uno de los invitados comunes en la mayoría de animaciones del famoso ratón.

En 1935 hizo las delicias en el corto The Band Concert , en el que el pato interpreta a un vendedor de helados con ínfulas de flautista, que interrumpe a Mickey mientras dirige una orquesta. Esa producción lo puso de tú a tú con el famoso ratón.

“Donald es un ícono del desarrollo de la animación. Gusta porque es un pato alegre, travieso y espontáneo”, dice William Venegas, crítico de cine de La Nación .

Pato Donald

“Este pato sobresale porque expresa un temperamento más libre y más fuerte en su conducta. Es una conducta contraria a la de Mickey Mouse, pero a la vez complementaria”, agregó Venegas.

PUBLICIDAD

Más fuerte. En 1937, Donald fue rediseñado para parecerse un poco más a la figura actual: regordete y algo más bajo.

En esa misma época, se apartó un poco más de Mickey para ser el protagonista de sus propias historias. El cortometraje , Don Donald , fue completamente suyo y el primero de una larga lista de éxitos.

Daisy, el amor de toda su vida, también apareció en Don Donald , solo que con el nombre de Donna.

Luego aparecieron Hugo, Paco y Luis, sus queridos sobrinos, quienes llegaron para iluminar la vida del pato en la producciónLos sobrinos de Donald (1938), de Jack King.

Su figura se fortalecería con la creación de su propio cómic, en 1938 , pues hizo que Donald se hiciera aún más conocido en el viejo continente; allí sedujo a todos en la sección de historietas de varias publicaciones europeas.

Para 1949, se dice que Donald había superado en popularidad al propio Mickey Mouse, sobre todo por que, al final de esa época, ya había protagonizado más filmes que su orejón amigo.

En esos años, el pato ya había trabajado en unas 60 animaciones y alcanzaría unas 100 en 1965. El personaje atraía, gustaba y vendía bastante.

Sin embargo, para Venegas, la popularidad no necesariamente se puede medir en cifras.

“Como personaje no creo que haya superado a Mickey, porque considero que en el mundo animado cada personaje tiene su propio espacio”, opinó Venegas.

Empero, la frágil personalidad del pato pudo atraer de forma masiva y distinta a la audiencia.

“Donald, a diferencia de Mickey, era un chichoso, un mala suerte al que todo le salía mal. Es fácil reírse de gente así, de esas situaciones”, dijo Oliver Zúñiga, animador digital de Marte Studio.

Con respecto a Donald, como dibujo, Zúñiga advierte que Donald es incluso una creación animada “más madura” que la de Mickey.

“Donald tiene una textura y una dimensionalidad más desarrollada. Te lo imaginas más como un personaje real”, comentó el experimentado animador.

cifras

Sobrinos

Hugo, Paco y Luis aparecen por primera vez en el corto Los sobrinos de Donald (1938).

Daisy

El amor de Donald. El personaje la debilidad más grande del famoso pato.

Rico McPato

Ultramilllonario y tío de Donald. Primera aparición en el cómic Christmas on Bear Mountain (1948).

Se apunta a la guerra. No se puede ignorar el periodo en que Donald fungió como agente propagandístico de la milicia, en la época de la II Guerra Mundial.

PUBLICIDAD

El corto Der Fuehrer's Face(El rostro del Fuhrer , 1943) e s muestra clara de este periodo. En esa recordada parodia , Donald revive las calamidades que, según la visión estadounidense, se presentaban bajo el régimen de Hitler.

Un pan duro que había que partir con serrucho; sí, eso come Donald en las botas de un soldado nazi. Claro, para dicha del plumífero, todo se trata de una pesadilla.

También hay que hablar de los llamados Army shorts , seis producciones que narran la vida de Donald en el ejército estadounidense.

Por si fuera poco, muchos años después, los videojuegos también se enamoraron de él. Desde 1983, el pato ha protagonizado aventuras como Phantom Duck (2008), la última de ellas.

Una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y la impresión de sus famosas patas en la entrada del Teatro Chino fueron homenajes más que meritorios para una estrella cuyas últimas películas fueron Mickey's Christmas Carol (1983) y Mickey, Donald, Goofy: The Three Musketeers (2004), para DVD.

Más recientemente, Donald forma parte de los personajes de programas educativos para televisión, tales como Mickey Mouse Clubhouse , de Disney Channel.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

¡Oírlo hablar! Su chistosa voz, que ha sido imitada por propios y extraños a largo de su vida, se convirtió en símbolo fundamental de Donald. Durante 51 años, el doblador Clarence Nash fue el artífice de aquellas casi indescifrables palabras.

“Esa voz es interesante, pues se basa en el sonido de los patos. Es un sonido indeterminado, una vibración muy particular”, explicó Eduardo Carmona, quien hace doblaje y es locutor nacional.

“Hacer ese sonido es bastante difícil. Su voz no se parece a ningún otro personaje. Creo que encantó porque su sonoridad, aunada a la comicidad que ya de por sí tenía el personaje, fueron la mejor mezcla”, agregó Carmona.

Nash interpretó a Donald desde La gallinita sabia hasta Mickey 's Christmas Carol (1983), dos años después él murió.

Por otra parte, la voz en español fue interpretada por varios artistas, entre ellos el español Héctor Lera.

“El pato Donald es casi como mi segunda personalidad; no es una voz que se hace con la garganta sino con el maxilar. Hago su voz desde los siete años, cuando lo vi en unos filmes que me mostró mi padre; algo me pasó y me quedé enamorado”, dijo Lera al programa A la carta , de Televisión Española.

Fue su voz, sin lugar a dudas, el aspecto que terminó por enganchar a la audiencia, ganando así una popularidad nunca imaginada por sus creadores.

Este es el Donald, el rabioso, el pato que en 2014 celebra 80 años de amor en el mundo real.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

¡Grande Donald! El pato pronto apagará 80 velitas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alexánder Sánchez

asanchez@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista del suplemento Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad de Costa Rica. Su formación académica la complementó con trabajos estudiantiles en medios de comunicación universitarios.

Ver comentarios
Regresar a la nota