Entretenimiento

Actriz fallecida a los 85 años

La rubia Shirley Temple robó corazones en Costa Rica

Actualizado el 11 de febrero de 2014 a las 12:05 pm

En los años 30, Gonzalo Raventós vivía en el segundo piso del Teatro Raventós (hoy Melico Salazar). Llenado butacas allí se proyectaban las cintas de la prodigiosa niña, su "amor platónico".

Una vez Temple iba a visitar Costa Rica, pero una abundante niebla no permitió que su avión aterrizara.

Entretenimiento

La rubia Shirley Temple robó corazones en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

"Fue mi amor platónico, yo siempre decía que yo me iba a casar con esa niña", confesó entre risas Gonzalo Raventós, quien en los años 30 no se perdía ni una película de Shirley Temple.

Shirley Temple logró la simpatía de fanáticos en todo el mundo.
ampliar
Shirley Temple logró la simpatía de fanáticos en todo el mundo. (AFP)
Raventós, quien actualmente tiene 80 años de edad, es hijo del fallecido empresario José Raventós Coll, que en aquel entonces era el propietario del Teatro Raventós (conocido hoy como el Teatro Melico Salazar), en San José.

Gonzalo tenía 5 años cuando por las películas de Temple se llenaban las butacas del teatro Raventós y la niña de los rizos encantaba a los ticos con su angelical carisma y sus pasos de baile tap.

"El teatro se llenaba al tope y eso que costaba mucho llenarlo, ya que le cabían unas 2.200 personas. Era una locura", recordó Raventós.

"Junto con mi familia, yo vivía en el segundo piso del teatro y recuerdo que me escapaba para ver las cintas de Temple. Yo me las ingeniaba para no perderme ni una", agregó risueño.

Además, don Gonzalo recordó que las niñas de aquel entonces se peleaban por tener una muñeca de Temple y; según sus palabras, los padres complacían a sus retoños: "pues la actriz también tocó el corazón de los adultos".

La fachada del Teatro Raventós, donde se proyectaron una buena cantidad de los filmes de Shirley Temple.
ampliar
La fachada del Teatro Raventós, donde se proyectaron una buena cantidad de los filmes de Shirley Temple. (Archivo)

Ilusión nublada. Cuando Temple estaba en su apogeo comercial,  una noticia puso locos a todos los ticos: la rubia pisaría suelo tico.

Temple iba a efectuar una escala en el primer aeropuerto internacional del país, que se ubicaba en Lindora, Santa Ana.

José Raventós, con especiales privilegios, llevó al niño Gonzalo y a toda su familia a conocer personalmente a su ilusión platónica. Había que aprovechar la oportunidad, pues la empresa cinematográfica de su padre era socia de la 20th Century Fox, firma productora de las cintas de Temple.

"Le habían preparado una pequeña recepción y la íbamos a conocer, pero lo que pasa es que ese aeropuerto siempre se nublaba mucho y llegó la desilusión", recordó.

La falta de visibilidad en la pista de Lindora provocó que el avión de Temple nunca aterrizara en el país y seguierá su rumbo.

"Tengo un recuerdo claro de eso. El mismo caso pasó luego con otras estrellas. Siempre se nublaba", recordó don Gonzalo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La rubia Shirley Temple robó corazones en Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota