Entretenimiento

Crítica de cine de 'Mi villano favorito': Aprendiz de brujo

Actualizado el 01 de julio de 2017 a las 01:43 pm

Gru conoce a Dru, Balthazar los enfrenta, la Liga de Antivillanos pone orden y resulta filme gozoso.

Entretenimiento

Crítica de cine de 'Mi villano favorito': Aprendiz de brujo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Gru y Lucy otra vez deben buscar y agarrar villanos, tremendo lío. (ROMALY PARA LN)

Vuelve Gru y vuelve con mala suerte porque no puede atrapar a un pillo que le joroba la vida, lo que le cuesta el trabajo. Es el comienzo de la tercera película con Gru como personaje y que, al final, anuncia lo que será la cuarta: engancha de un tiro. Se trata de Mi villano favorito 3 (2017).

El filme viene dirigido a seis manos (tres directores) y con dos guionistas en los créditos. Los realizadores son Kyle Balda, Pierre Coffin y Eric Guillon. Los guionistas, Ken Daurio y Cinco Paul. Uno se queda sin saber si, por eso mismo, esta película animada resulta dispersa con su argumento: por momentos uno duda de cuál será la trama principal y de cuáles las distintas subtramas.

Como decía en el primer párrafo, Gru fracasa y no atrapa a Balthazar Pratt, por lo que se queda sin trabajo. Su regreso a casa significa reencontrar el concepto de familia, toda otra aventura que implica a Lucy, Margo, Edith, Agnes y los Minions (estos son casi una película ajena dentro de este filme).

Hay más cosas, solo una más vamos a mencionar, que a Gru le aparece un hermano gemelo igual de atarantado y de millonario. Se llama Dru y es un sujeto extrovertido que juega a ser el aprendiz de brujo: quiere ser el mejor villano para seguir la tradición familiar y que Gru sea su maestro.

El filme va cortándose a sí mismo y semeja colcha de retazos. Así, pasa de una situación a otra y de esta a otra más como quien cambia de conversación sin notarlo, lo hace con cortes directos en la sala de montaje. Uno solo está ahí a la mira de qué sigue en la narración; eso sí, unificada cada parte por un mismo estilo visual.

LEA MÁS: 'Mi villano favorito 3': Gru vive su peor pesadilla

El tiempo de cada trozo es del todo arbitrario, parece manejado por el gusto de alguien más que por conocimiento del arte de narrar. Durante mucho tiempo del metraje, el filme no logra que el todo se perciba antes que sus partes hasta que tiene que unir los segmentos, porque no hay de otra: al fin y al cabo son partes interdependientes.

No puede ser de otra manera: esa escasez de unidad afecta mucho el ritmo, la intensidad y la emoción de Mi villano favorito 3. Sin embargo, el arte de la animación, bien logrado por sí mismo y creativo, hace que uno –como espectador– termine por disfrutar el quehacer de los distintos trozos del rompecabezas.

Se le mire como se le mire, total el filme no pierde su grafía divertida. A ello se le suma el carácter lúdico de la música, donde los coros de los Minions le meten a uno sonrisas en el cerebro, coros melódicos desde su abreviado lenguaje.

¿Saben por qué sucede eso? Porque los Minions son de los mejores dentro del "Comic Relief", o sea, sujetos cómicos, insertado con el fin de alegrar secuencias.

También son sensibles los infantiles deseos de Agnes por encontrar un unicornio. Lo que sí es que Gru ya no habla de robarse la Luna (primera película) y la enamorada Lucy (de la segunda) descubre el valor importante de la maternidad sin que esta tenga que ser biológica.

Filme disperso, pero entretenido. Película desordenada, pero agradable. Situaciones distintas, cada una aceptable. Unificación tardía de la partes, pero funciona. Sencilla, pero gozosa. Ahí les queda.

Ficha técnica:

Título original: Despicable Me 3

Estados Unidos: 2017

Género: Animado

Dirección: Kyle Balda, Pierre Coffin, Eric Guillon

Elenco: Animado

Duración: 90 minutos

Cines: Cinépolis, CCM, Nova, Cinemark, Citi, Multi

Calificación: TRES ESTRELLAS ( * * * ) de cinco posibles

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Crítica de cine de 'Mi villano favorito': Aprendiz de brujo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

William Venegas

Crítico de cine y teatro

Filólogo y educador. También estudió Teatro, Estética, Historia del Arte, Filosofía del Arte y Semiótica para hacer lo que quería: crítico de cine y teatro. Fue profesor de Literatura y Apreciación Cinematográfica en la UNA. Escribe para La Nación desde 1991.

Ver comentarios
Regresar a la nota