Entretenimiento

Reese Whiterspoon y Colin Firth protagonizan el filme

Atom Egoyan despliega su maestría en el festival de cine de San Sebastián

Actualizado el 26 de septiembre de 2013 a las 07:16 am

"The Devil's Knot" relata un brutal crimen que ocurrió en el sur de Estados Unidos en 1993

Entretenimiento

Atom Egoyan despliega su maestría en el festival de cine de San Sebastián

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San Sebastián

El director canadiense de origen armenio Atom Egoyan volvió a impactar este jueves en el festival de cine de San Sebastián con Devil's Knot, un thriller sobre un brutal crimen que conmocionó a Estados Unidos.Basándose en una historia real ocurrida en 1993 en el muy religioso sur norteamericano, Egoyan despliega su magistral dominio de la cámara y la música al servicio de la narración para construir "casi un cuento mitológico", con él mismo lo calificó.

El director canadiense de origen armenio Atom Egoyan en el Festival de Cine de San Sebastián 2013.
ampliar
El director canadiense de origen armenio Atom Egoyan en el Festival de Cine de San Sebastián 2013. (AFP)
En una pequeña localidad, tres niños de ocho años son asesinados en condiciones que hacen pensar en un rito satánico.Bajo la presión de un pueblo desgarrado por el drama, la policía se apresura a encontrar culpables y detiene a tres adolescentes marginales que, enfrentado una posible condena a muerte, son juzgados ante enorme expectación mediática."Este es un caso documentado con mucha exactitud", afirma. "Existen webs dedicadas a él, que muestran cada prueba policial, todos los informes que se presentaron", agregó, precisando que aun así nunca se desveló el misterio de lo que realmente ocurrió.Opuesto a la pena capital, Ron Lax, un exitoso detective privado interpretado por el actor británico Colin Firth, ofreció sus servicios a la defensa en un intento de salvar a los muchachos de la inyección letal.Sus pesquisas desvelaron las contradicciones de los testigos y las deficiencias de la investigación policial, haciendo dudar de la culpabilidad de los acusados incluso a la madre de una de las víctimas, encarnada por Reese Whiterspoon.

Las causas del crimen, ocurrido en 1993, nunca fueron aclaradas por completo

Desprendiéndose de su habitual imagen de glamour, Whiterspoon plasma el dolor y el sufrimiento de una madre destrozada que sin embargo toma conciencia de la "caza de brujas" que se desarrolla a su alrededor."La película habla de cómo vivir con la duda", dice Egoyan, reconociendo que esta cinta tiene un tratamiento "menos poético" que obras como Exotica (1994) o The Sweet Hereafter (El dulce porvenir, 1997) "porque la historia en sí misma ya era muy intempestiva", además de irresoluta.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Atom Egoyan despliega su maestría en el festival de cine de San Sebastián

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota