Entretenimiento

La belleza física no es prioridad en la vida de la actriz Salma Hayek

Actualizado el 13 de junio de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

La belleza física no es prioridad en la vida de la actriz Salma Hayek

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sin importancia. La actriz Salma Hayek, de 46 años, aseguró que la belleza física no es una prioridad en su vida, en una entrevista que dio a la revista InStyle .

“Sé que la gente siempre ha pensado que era hermosa, pero nunca traté de ser lo más bella posible. Podría hacer mucho ejercicio, o no comer postre o no beber alcohol. Podría hacer esfuerzos más grandes. No creo que mi prioridad en la vida haya sido la belleza. Hay en mí algo de espíritu rebelde. Hay más en mí que la imagen, por supuesto. Quizá suenen palabras muy cliché, pero es la verdad. ¡No me interesa ser guapa o linda!”, explicó Salma.

La famosa comentó que es preocupante ver cómo la gente se preocupa, estresa y hasta temer envejecer. “Es algo natural, no deberían temer tanto por eso. Entre más piensen en que no quieren hacerse viejas o feas, más rápido se van a hacer así”, dijo.

Aconsejó a las mujeres amar lo que son y hacer lo mejor que puedan con lo que tienen. “Deben tener un sentido del humor acerca de lo que son y darse un respiro. Vivir más relajados y sin pensar en lo que dirá la sociedad, eso es dañino”.

Acerca de su manera de vestir, la mexicana comentó que no se considera una “fashionista”, pero que tiene buen ojo y que todo su esfuerzo por vestir bien lo hace para atraer a su esposo (el millonario Francois-Henri Pinault), quien reconoce su belleza.

“Mi marido jura que me ve mejor ahora que hace 10 años. Cuando mira mis fotos reconoce que he sido una mujer muy atractiva; pero, según él, ahora estoy magnífica. No tengo miedo de envejecer, como lo tienen otras mujeres. Vivimos en otros tiempos”, mencionó.

En abril del año pasado confesó que cuando tenía 25 años pasó por una depresión debido a su aspecto.

“Tenía un acné terrible. Me hizo caer en una depresión y era tanto que no quería ni salir de mi casa. Me levantaba por la mañana y lo primero que hacía era tocar mi cara. Yo estaba realmente dolida y con autoestima bajísimo. Fue muy duro y triste; pero lo importante es levantarse y saber que uno es bello con o sin acné”, relató.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La belleza física no es prioridad en la vida de la actriz Salma Hayek

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota