Entretenimiento

Exhibición Mi casa tomada se celebrará hoy en Heredia

Una casa quemada cobra nueva y breve vida con el arte

Actualizado el 03 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Ritual de despedida Cinco artistas hallaron objetos y piezas que reimaginan la casa del artista José Montero, destruida por un incendio

Entretenimiento

Una casa quemada cobra nueva y breve vida con el arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El 6 de diciembre del 2012, un incendio devastó la casa del artista José Montero y su familia. Hoy, 3 de noviembre del 2013, renacerá, con cinco artistas, para una merecida despedida este domingo, desde las 11 a. m. en Mi casa tomada .

Para Montero, quien también es profesor de arte, la intervención funciona como un “ritual de despedida”, en el cual lo acompañarán Rafael Ottón Solís, Andrea Siliézar, Karina Siliézar y Christian Salablanca.

Trabajo en equipo. Entre los cinco, hallaron objetos, piezas, espacios y restos que reimaginan para darle vida a instalaciones por toda la casa.

Madera, tierra, plantas, hongos, concreto, restos de la casa y pintura de los cinco participantes, dan nuevo significado para un espacio abandonado.

“Estamos poniendo piezas que dialogan con los materiales”, dice Montero. “El último paso es colocar objetos que se rescataron del incendio, como el portal de la casa y otros objetos que dialoguen con el concepto de la casa y del hogar”, explica Montero.

Esta creación colectiva busca “darle un final distinto a la casa”, en palabras de Montero.

“Es un asunto de sanación para mi familia; es no pensarlo como un espacio negativo o muerto, sino como un espacio vivo, que se transforma”, dice el artista.

Con la visita del arte, se cierra un periodo; es decir, que se abre una nueva vida para el inmueble. “La siguiente semana me aprueban un préstamo para construir la casa de nuevo”, explica Montero.

La casa se ubica en San Pablo de Barva (Heredia), 100 metros al norte, 175 metros al este y 25 metros al norte de la escuela pública de San Pablo de Barva. Es una casa a mano izquierda y fácil de reconocer, pues está quemada.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Una casa quemada cobra nueva y breve vida con el arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Chaves Espinach

fernando.chaves@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Coeditor del suplemento Viva de La Nación. Productor audiovisual y periodista graduado por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre literatura, artes visuales, cine y música.

Ver comentarios
Regresar a la nota