Entretenimiento

Propuesta de ministra no es bien vista

Planes para proteger patrimonio cultural alemán desatan una ola de protestas

Actualizado el 25 de julio de 2015 a las 12:16 pm

Entretenimiento

Planes para proteger patrimonio cultural alemán desatan una ola de protestas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El artista alemán Gerhard Richter fue de quienes criticó la propuesta de la Ministra de Cultura de Alemania (www.gerhard-richter.com para LN)

Los planes de la ministra de Cultura de Alemania,Monika Grütters, para mejorar la protección del patrimonio cultural germano han desatado una ola de protestas entre galeristas y comerciantes de arte y también de algunos artistas que temen recortes de sus derechos.

De momento, se trata sólo de un anteproyecto de ley que ni siquiera ha sido debatido en el Consejo de Ministros, pero las quejas y la indignación de los protagonistas de la historia recorren todo el país.

Incluso ha habido una carta abierta de protesta, firmada por más de 200 galeristas, y el artista Georg Baselitz ha ordenado retirar las obras que tenía prestadas a varios museos alemanes para evitar que éstas sean declaradas patrimonio nacional.

La nieta y heredera del expresionista Max Beckmann anunció por su parte que tomará la misma medida con los cuadros de su abuelo en caso de que los planes de Grütters se hagan realidad.

El pintor Gerhard Richter ha dicho que en principio el debería hacer lo mismo que Baselitz, pero no lo ha hecho pues todavía tiene la esperanza de que la norma no entre nunca en vigor.

"El anteproyecto de ley es absurdo, en general es absurdo tratar de encerrar el arte en fronteras nacionales", manifestó Richter ante una encuesta entre artistas y personalidades del mercado del arte realizada por el diario Die Welt .

Algunos galeristas y coleccionistas han calificado los planes de la titular federal de Cultura como un atropello a sus derechos.

Tal es el caso, por ejemplo, del coleccionista Hannes von Goesseln, que tiene numerosas obras compradas por él -la mayoría de arte minimalista- en museos alemanes.

 "Si una ley de esas característica entra en vigor, retiraré de los museos alemanes las obras de mi propiedad que tengan más de 45 años, las sacaré de Alemania y las llevaré a un país que respete mis derechos de propiedad ” , dijo Goesseln a Die Welt .

La idea de proteger el patrimonio cultural no es nueva.

 La nieta y heredera del artista alemán Max Beckmann anunció que retiraría las obras de su abuelo  prestadas a varios museos alemanes para evitar que éstas sean declaradas patrimonio nacional.
ampliar
La nieta y heredera del artista alemán Max Beckmann anunció que retiraría las obras de su abuelo prestadas a varios museos alemanes para evitar que éstas sean declaradas patrimonio nacional. (http://www.museothyssen.org/)

Desde 1955 hay una ley que establece que las obras de arte  "cuya salida del país representare una pérdida sustancial para el patrimonio cultural alemán", deben ser incluidos en una lista de bienes protegidos.

PUBLICIDAD

Gracias a esa ley, los 16 estados federados pueden inscribir bienes culturales y obras de arte que consideren de significación nacional en esa lista, que actualmente tiene cerca de 2.700 obras registradas.

Los planes actuales buscan definir lo que se considera  "bien cultural de significación nacional" , concepto que incluiría automáticamente, por ejemplo, todas las obras que forman parte de las colecciones permanentes de los museos alemanes.

Desde 1992 existe una directiva que exige una autorización especial para sacar de la Unión Europea obras que tengan un valor de mercado superior a los 150.000 euros y que tengan por lo menos 50 años.

El proyecto de Grütters haría necesaria también una autorización para sacar obras de esas características de Alemania con destino a otros países europeos.

Eso limitaría el margen de acción de galeristas y comerciantes de arte ante algunas obras y muchos temen que restringiría los márgenes de los precios, al dificultar las venta en mercados distintos al alemán.

La ministra Grütters ha salido al paso de las protestas y ha asegurado que no se trata de planes de expropiación, al tiempo que ha destacado que el arte contemporáneo no se vería afectado por la medida.

En todo caso, sus planes sólo serán discutidos por el Consejo de Ministros después de la pausa de verano y luego deberán pasar por el Parlamento, donde, siguiendo lo que en Alemania se llama la Ley de Strück, ningún proyecto de ley es aprobado tal y como lo formuló el Ejecutivo.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Planes para proteger patrimonio cultural alemán desatan una ola de protestas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota