Entretenimiento

Exposición en el Country Club

La naturaleza vive en las pinturas de Guido Sáenz

Actualizado el 09 de abril de 2013 a las 12:00 am

Exministro de Cultura está dedicado por completo a esta faceta de pintor

Se inspira en el los espléndidos paisajes de Costa Rica y el jardín de su casa

Entretenimiento

La naturaleza vive en las pinturas de Guido Sáenz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La luz del sol realza el verdor de las montañas y casi se puede sentir el frío que las abraza.

En las pinturas de Guido Sáenz la naturaleza está viva: con su luz, sus colores y sus texturas.

La exposición Raíces se exhibe en el Art Café del Costa Rica Country Club en Escazú y reúne 14 obras recientes de un pintor tardío, aunque no por ello menos entusiasta y riguroso. Mejor conocido por su gestión en el Ministerio de Cultura –dos veces viceministro de la cartera 1970-1974, 1974-1976; y dos veces ministro 1976-1978 y 2002-2006– Sáenz decidió ponerse a pintar a inicio de los noventa luego de que su esposa Daisy Shelby le regalara para su cumpleaños una caja de pinturas, pinceles, paletas telas y demás instrumentos.

Sin embargo, el gusanillo de la pintura le ha acompañado a desde temprana edad. “Crecí rodeado de pintores: mi madre Luisa González se reunía con grandes maestros del arte costarricense como Teodorico ‘Quico’ Quirós, Manuel de la Cruz González, Francisco ‘Paco’ Zúñiga y Francisco Amighetti. Nunca estudié pintura formalmente, pero conocí de cerca y observé con mucho cuidado el trabajo de estos maestros”, recordó.

Sáenz confiesa que una vez frente al lienzo en blanco, todo lo demás es “gozar por montones”.

El hermoso jardín de su casa en Escazú le regala un espectáculo inspirador, así como los bosques, las montañas y los cientos de escenarios naturales de Costa Rica.

De ellos, el pintor retrata con minuciosidad cada estampa, pero también captura sus atmósferas y los efectos de la luz: “Soy un gran admirador de Monet, el padre del impresionismo, es un deleite contemplar sus obras”, declaró.

A sus 84 años Sáenz dedica muchas horas del día a pintar y los disfruta. “Esta serie obras reflejan un trazo mas libre una variación de su paleta y una gran luminosidad.”, opinó la curadora Marta Antillón, directora del Art Café.

El óleo, dice Sáenz, es maleable, manipulable y le permite muchas posibilidades de expresión.

La exposición Raíces se inaugura hoy a las 7 p.m.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La naturaleza vive en las pinturas de Guido Sáenz

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota