Entretenimiento

Sociología

Los legados de Stuart Hall

Actualizado el 02 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Cultura y poderHa fallecido uno de los más importantes estudiosos de las diferencias culturales

Entretenimiento

Los legados de Stuart Hall

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
'The Stuart Hall Project' (2013), dirigido por John Akomfrah, es un documental que plasma la vida y el pensamiento de Stuart Hall. Captura de pantalla de 'The Stuart Hall Project'.

El 10 de febrero falleció Stuart Hall a los 82 años. Entre 1968 y 1979, Hall dirigió el Centro para los Estudios de las Culturas Contemporáneas en la Universidad de Birmingham (Inglaterra) e influyó profundamente en el estudio de las relaciones que hay entre la cultura, el poder y la política. Los estudios culturales abrieron nuevas formas de comprender las sociedades contemporáneas. Más que afirmar una “disciplina”, se trataba de pensar en problemas y preguntas de investigación.

La comprensión de los discursos de los medios, el lugar del racismo y el discurso patriarcal encontraron en Hall una persona imaginativa, para quien el análisis académico y el debate público se requerían mutuamente. Sus estudiantes –en la actualidad, catedráticos muy reconocidos– comenzaron lo que en aquella época no parecían proyectos serios: estudiar las telenovelas, los noticieros de televisión, las expresiones racistas en la vida cotidiana, las formas en las que jóvenes de la clase trabajadora quedaban fuera del sistema educativo formal –entre otros asuntos–.

Contra el neoconservadurismo. El campo cultural se vuelve más complejo con el surgimiento de la prensa, la radio y, con más intensidad, la televisión. La cultura se constituye en un campo de disputa en torno de qué modos de vivir la vida se consideran o no legítimos.

No es casual que Hall haya participado en múltiples debates acerca de lo que tradicionalmente se ha considerado la identidad nacional inglesa, la que no se comprendería si no se tomase en cuenta su pasado imperial. Por ejemplo, se cree que ser blanco es la forma natural de ser inglés.

En ese contexto, Stuart Hall participó en iniciativas académicas y ciudadanas desde las cuales procuró mostrar que los grupos humanos comparten historias presentes y pasadas. Nadie es, pues, una sola cosa.

En 1978, Hall publicó Policing the Crisis: Mugging, the State, and Law and Order junto con Chas Critcher, Tony Jefferson, John Clarke y Brian Roberts, estudiantes de posgrado en el Centro de la Universidad de Birmingham. Todos ellos analizaron cómo el incremento de la atención mediática a los robos en la calle –imputados las más de las veces a jóvenes negros– expresaba el debilitamiento de la autorrepresentación imperial inglesa.

PUBLICIDAD

Los autores apuntaban que, frente a ese desdibujamiento de la identidad nacional, las alternativas autoritarias encontraban un terreno fértil, y que estas se expresaban a menudo en forma de racismo.

Un año después, en 1979, Margaret Thatcher ganaría las elecciones y sería primera ministra hasta 1990. Stuart Hall tuvo el tino de advertir que el triunfo de Thatcher era más que una victoria electoral pues marcaba la legitimación del neoconservadurismo en el campo de la cultura y los derechos, y del neoliberalismo en el campo económico.

Hall añadió –y los últimos 35 años han sido testigos de ello– que la derecha se convertía en el “centro” del espectro político. Hall acuñó el término “thatcherismo” para caracterizar este viraje.

Saberes comunes.Policing the Crisis es entonces una obra indispensable para comprender los orígenes y los alcances de la política actual, pero también es un ejemplo muy sugerente de trabajo colectivo, donde la colaboración –y no la competencia– marcaba las prioridades del trabajo universitario.

El libro  'Sin garantías: Trayectorias y problemáticas en estudios culturales' recopila algunos de los ensayos más notables de Hall. Fotografía: Wikicommons.
ampliar
El libro 'Sin garantías: Trayectorias y problemáticas en estudios culturales' recopila algunos de los ensayos más notables de Hall. Fotografía: Wikicommons.

En setiembre 2013 se presentó el documentalThe Stuart Hall Project , producido por John Akomfrah, que incluyó entrevistas ofrecidas por Hall a lo largo de su vida. Según Akomfrah, para su generación, Hall fue la primera persona negra que era entrevistada en la televisión sin ser cantante, bailarín o deportista.

A finales de 2013, ya muy disminuido por una disfunción renal que lo debilitó durante los últimos 20 años, Stuart Hall publicóNeoliberalismo como sentido común con Allan O’Shea, también profesor emérito. En este libro analizan cómo el neoliberalismo se ha legitimado en la vida cotidiana. Para ello retoman los comentarios del público a artículos de la prensa sensacionalista británica. Se trataba –como desde la década de 1970– de comprender cómo se configuran la cultura y la ideología en el retardatario gobierno conservador de David Cameron.

En 2010 se publicó en castellano el libro Sin garantías: Trayectorias y problemáticas en estudios culturales , que reúne algunos de los más leídos ensayos de Hall. El libro fue editado por Eduardo Restrepo, Catherine Walsh y Víctor Vich y auspiciado por el Instituto de Estudios Peruanos, la Universidad Javeriana de Colombia y la Universidad Andina Simón Bolívar del Ecuador.

PUBLICIDAD

Las contribuciones de Hall y de las generaciones que lo antecedieron y lo suceden pueden resultar valiosas para procurar una sociedad costarricense más autorreflexiva con respecto a su historia y a su devenir actual.

Más que perpetuar imágenes tejidas en torno a la “idiosincrasia costarricense” u otros más recientes definidos por el fundamentalismo del mercado, se impone el reconocimiento de las diversidades e inequidades que la configuran.

La motivación de Hall por el trabajo colectivo y la intervención pública podrían ser también un insumo para imaginar un trabajo académico menos autocentrado y más motivado por la construcción colectiva de saberes.

El autor obtuvo su doctorado en Estudios Culturales en la Universidad de Birmingham y es profesor en la UCR.

Del margen al centro. Originario de Jamaica, Stuart Hall viajó a estudiar en Inglaterra en 1951 gracias a una beca y allá vivió el resto de su vida. Hall, un joven de clase media nacido de una excolonia, desempeñó un papel protagónico en la comprensión de una metrópoli. Esto no es de extrañar: a menudo, el centro se comprende mejor desde los márgenes.

Stuart Hall alentó iniciativas colectivas, entre ellas las revistas New Left Review, Marxism Today y Soundings.

Hall también formó parte de varios proyectos de fotografía y producción audiovisual; el último fue The Stuart Hall Project , presentado unos meses antes de su muerte. Entre muchos, sus artículos ‘Codificar y decodificar’, ‘El trabajo de representación’ y ‘El espectáculo del otro’ son ampliamente traducidos y leídos. En Internet aparecen algunas de sus participaciones en programas de radio y televisión.

El libro Sin garantías: Trayectorias y problemáticas en estudios culturales puede descargarse aquí.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Los legados de Stuart Hall

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota