Entretenimiento

Arte

Un grabado de Francisco Amighetti sobre la muerte se vincula con obras de otros maestros

Actualizado el 07 de julio de 2013 a las 12:00 am

Encuentros.  Un notable grabado de Amighetti se vincula con obras de otros maestros

Entretenimiento

Un grabado de Francisco Amighetti sobre la muerte se vincula con obras de otros maestros

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

L a muerte fue recurrente en la obra tanto plástica como literaria de Francisco Amighetti . En las conversaciones que mantuvo el artista con Rafael Ángel Herra ( El desorden del espíritu , 1987), Amighetti dijo: “En mi juventud coqueteaba con la muerte; ahora hablo de ella muy en serio. Tengo varios poemas y grabados en donde su presencia es permanente”.

En 1947, Francisco Amighetti realizó el grabado El borracho abrazado de la muerte . Esta xilografía es parte de las obras que ilustran el libro Francisco en Harlem , publicado en 1947 y escrito por el mismo artista. La obra muestra a un hombre abrazado a un esqueleto; juntos caminan por una acera donde se encuentra un bar, y al otro extremo vemos a una mujer.

La xilografía "El borracho abrazado de la muerte", de Francisco Amighetti, se publicó en el libro "Francisco en Harlem" (1947).
ampliar
La xilografía "El borracho abrazado de la muerte", de Francisco Amighetti, se publicó en el libro "Francisco en Harlem" (1947). (Mauricio Oviedo para LN.)

Esa obra es una variación que realizó Amighetti del tema de La danza de la muerte, basada en el trabajo de Hans Holbein el Joven, e influida por Frans Masereel y Ernst Barlach.

La danza de la muerte propuesta por Amighetti refiere a los vicios humanos y a cómo estos establecen distintas relaciones con el inevitable fin. El artista consideró el mal, la violencia, la soledad, el hambre y la noche, elementos que están presentes en la danza de la vida y la muerte. En muchos casos, el alcohol es generador de estos factores.

Alcohol como Leitmotiv . Amighetti tuvo una estrecha relación con el alcohol, y lo consideró un medio apto para ver el mundo inundado de los problemas existenciales del ser humano; él mismo escribe: “Me evadí por el camino del alcohol para encontrarme con gentes que huían de sus esposas, de sus jefes, de su obligaciones, de sus compromisos, de sus enfermedades y de su obsesión, y de ellos mismos, que eran también todo eso”.

La representación del alcohol dentro de su “danza de la muerte” (El borracho abrazado de la muerte) es consecuente con la percepción que tuvo el artista de la bebida.

La Danza de la muerte de Hans Holbein el Joven fue impresa en 1538 por Melchior y Gaspar Trechsel, y consistió en 41 grabados realizados por Hans Lutzelburger siguiendo dibujos de Holbein. Este artista realizó una serie de escenas donde la muerte intervenía en los asuntos diarios de las personas, fuesen estas pecadoras o virtuosas, pobres o ricas.

PUBLICIDAD

El alcohol es uno de los medios por los cuales el ser humano participa en esta danza de la muerte, como lo podemos ver en el grabado con respecto a los borrachos de Hans Holbein, lo que conecta las obras del artista del Renacimiento con el grabado de Amighetti. El alcohol se convierte en una ruta más para la muerte.

Tanto el artista costarricense como el alemán compartieron el hecho de que ni las víctimas ni quienes figuran alrededor en la “danza” están conscientes de la presencia de la muerte, la cual llega a representarse como un personaje cotidiano y sorpresivo.

Masereel en Amighetti. Frans Masereel , artista belga famoso por sus “novelas en imágenes”, trató la temática social mostrando distintas caras de la ciudad y del ser humano; se fijó en el amor, la violencia, la discriminación, el vicio y la guerra, entre otras cosas.

El historiador del arte costarricense Carlos Guillermo Montero Picado considera la obra de Masereel como una de las influencias más grandes que Amighetti recibió a la hora de realizar sus grabados, incluidas las ilustraciones de Francisco en Harlem .

En 1933, Amighetti publicó un artículo llamado “Masereel” en la revista Repertorio Americano . Allí describió al artista belga como “un psicólogo cruel a punto de ser verdadero”, cuyo aprendizaje sucedió en la calle, donde “se nutrió de esas caras bestiales, de la triste alegría de los cabarets y de la sordidez del hombre sin alma”.

Al igual que Masereel, el artista costarricense se apropió de la calle y de la ciudad, y evidenció, a través de escenarios como los bares y los parques, la parte oscura del ser humano. Estos son elementos que podemos encontrar en los grabados de Francisco en Harlem .

Referentes, temas y contactos. La influencia del artista belga también pudo haberse dado en el estilo y la forma, específicamente para la realización del grabado El borracho abrazado de la muerte . El último grabado que se encuentra en el libro The Passionate Journey , de Frans Masereel, publicado en 1919, guarda estrecha relación con la obra de Amighetti.

Grabado de Frans Masereel publicado en "The Passionate Journey" (1919).
ampliar
Grabado de Frans Masereel publicado en "The Passionate Journey" (1919). (Mauricio Oviedo Salazar para LN.)

The Passionate Journey narra las aventuras de un héroe que llega a una gran ciudad, donde visita distintos sitios, entre ellos los bosques, hasta alcanzar su punto máximo en las estrellas. Al final del texto, el personaje realiza solo un último viaje dentro de los bosques y se acuesta para morir. Se ve al protagonista con cara de calavera en la escena postrera de la historia, sonriendo, dentro de una aureola radiante.

PUBLICIDAD

Tanto Amighetti como Masereel se plantean de manera parecida la idea de las experiencias del ser humano enmarcadas en un espacio que los forma y les resalta las realidades de dicho espacio; es un viaje que llega a su fin de alguna manera.

Ernst Barlach , artista alemán cultor del expresionismo, también fue un influjo para la obra de Amighetti. El expresionismo fue un arte de oposición, basado en la protesta y la crítica; consideraba el arte como un medio por el cual se podía captar la esencia de las cosas a través de los elementos transitorios propios de la realidad.

Eso es aplicable a El borracho abrazado de la muerte , que nos enseña la esencia eterna de la realidad a partir de un evento cotidiano. Esta idea se encuentra representada en la figura de la muerte. En el expresionismo había una violencia que era del gusto de Amighetti ya que en ella se reflejaba la vida interior del artista de manera directa. El artista hizo uso de la estética de lo feo para que, a través de lo grotesco y lo dramático, se pudiera llegar más a fondo a la esencia del ser humano.

En 1924, Barlach realizó una serie de 35 litografías y grabados que ilustraban poemas de Johann Wolfgang von Goethe. Entre estos trabajos se encuentra una obra titulada Der Totentanz IV (“Totentanz” significa “Danza de la muerte” en alemán), la cual muestra dos esqueletos que caminan de manera altiva a través de un cementerio.

Esa obra guarda parecido con el grabado de Amighetti que analizamos, y resulta una posible influencia para el artista. Amighetti poseía conocimientos del expresionismo alemán antes de 1947, año en el que realizó sus grabados para Francisco en Harlem . Barlach ejecutó Der Totentanz en 1924.

En conclusión, podemos establecer un vínculo entre el tema de la danza de la muerte y la obra artística de Amighetti, especialmente El borracho abrazado de la muerte , a partir de La danza de la muert e de Hans Holbein, junto con la Danza de Barlach, además de la clara influencia de las novelas en imágenes, en este caso The Passionate Journey de Masereel, específicamente con el último grabado del libro. Todo esto se enmarca en un escenario de oscuridad, noche, soledad y violencia que nos muestra el trabajo artístico de Francisco Amighetti.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Un grabado de Francisco Amighetti sobre la muerte se vincula con obras de otros maestros

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota