Entretenimiento

Escritor y obra

Enrique Jaramillo publica un libro de cuentos con Uruk

Actualizado el 17 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

¿Cómo escribe? Un vecino literario, de Panamá, ha publicado otro de sus libros en Costa Rica

Entretenimiento

Enrique Jaramillo publica un libro de cuentos con Uruk

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El autor panameño Enrique Jaramillo Levi (1944) nos confiesa la trama de sus tramas creadoras, esta vez en referencia a los 58 relatos que conforman su libro de cuentos Algo está por ocurrir (Uruk, 2013).

Portada del reciente cuentario de Enrique Jaramillo Levi. Imagen: Uruk para LN.
ampliar
Portada del reciente cuentario de Enrique Jaramillo Levi. Imagen: Uruk para LN.

–¿Cómo creó la tramas de Algo está por ocurrir?

–Las tramas se crean casi solas. Trabajo mucho por asociación de ideas, generalmente a partir de una primera frase o imagen. Busco siempre casos inesperados de la experiencia humana, pero cada cuento crea su propia dinámica.

–¿Hay continuidad entre este libro y sus obras anteriores?

–No hay continuidad temática sino de estilo, de actitud frente a la vida, hacia la literatura; pero ciertos temas sí me resultan obsesivos de un libro a otro: la muerte, el paso del tiempo, la infidelidad, el absurdo...

–¿En qué se diferencia este libro de los otros que ha publicado?

–Este libro es más osado en ciertos aspectos. Tiene propuestas inusitadas por el lado de la sexualidad y del mundo onírico.

–¿Cuáles influencias sintió?

–No sentí influencias. Hace años ya estoy por mi cuenta y riesgo en el campo fascinante de la creación literaria.

–¿Tiene usted “lector imaginario” para el que escribe?

–No; sólo me preocupo por complacer al primer lector del libro, que soy yo mismo. Lo demás vendrá por añadidura.

–¿Presenta los originales a amigos antes de publicar un libro?

–Por lo regular nadie más ve los originales. Suelo ser muy exigente conmigo, y esto es suficiente.

–¿Cuándo escribe?

–Casi siempre escribo de noche, y en la madrugada, cuando hay más tranquilidad; pero ahora estoy jubilado y soy dueño de mis horas, y puedo escribir en cualquier momento.

–¿Pudo evitar la distracción?

–Procuro no distraerme cuando escribo. Es lo peor que puede ocurrir, pero cada cuento nace cuando debe nacer, ni un momento antes, y se acumulan hasta formar un libro. Difícilmente me digo: “Ahora escribiré un libro de cuentos”.

–¿Rehízo partes del libro?

–Casi no rehago los cuentos: nacen hechos, de una sola pieza, breves, redondos. Si esto no ocurre, los trabajo para que den esa impresión. En este libro, de 58 cuentos, todos son completamente diferentes entre sí, tanto en sus temas como en sus técnicas. Experimento al escribir, busco nuevas formas de narrar y de estructurar. Siempre hay algo que está por ocurrir, que se torna inquietante, enigmático.

PUBLICIDAD

–¿Cuándo y cómo corrige?

–Corrijo mucho: la trama, la manera de ser del personaje, el lenguaje, la estructura del texto... Corrijo una vez terminado el cuento. Lo dejo descansar un par de días y trato de leerlo con ojos fríos. Entonces trabajo cada palabra como si en ello se me fuera la vida, buscando la mayor precisión posible; procurando que cada personaje sea congruente consigo mismo; huyéndole al lugar común y a las repeticiones de conceptos y de palabras.

–¿Qué le costó más crear: ambientes, personajes, diálogos...?

–Lo que más me cuesta crear son los personajes. El ser humano es muy complejo, posee aristas impensables, imprevisibles, y hay que tratar de sacarles filo, hacerlas visibles… Con ambientes y diálogos no suelo tener problemas, y mucho menos con los pasajes narrados. Describir es más difícil: requiere un gran poder de observación, una minuciosidad semántica.

–¿Qué cambiaría en el libro si debiera escribirlo otra vez?

–No le cambiaría nada. Algo está por ocurrir es un libro que me satisface mucho: uno de mis mejores, modestia aparte. Sus finales son inesperados, pero tienen su propia lógica.

–¿Le interesan las críticas?

–Me interesa la crítica inteligente, sensible, la que evita los lugares comunes, pero no la que le busca la quinta pata al gato y trata deliberadamente de salirse por la tangente. Un crítico analiza e interpreta, pero hay reseñistas superficiales, o que quieren lucir superdotados, que no tienen idea de lo que comentan. No entienden que la literatura no es ni debe ser un retrato hablado de la realidad, sino su recreación artística. Creo que la buena crítica literaria es necesaria, ayuda a escribir mejor si es sincera y balanceada.

–¿Qué libros le hubiera gustado escribir?

Cien años de soledad , La fiesta del chivo , El astillero y muchos cuentos de Juan Carlos Onetti, muchos cuentos de Cortázar y de Mario Benedetti; Pedro Páramo; también El obsceno pájaro de la noche , del chileno José Donoso.

–¿Sus libros preferidos?

–Los anteriores y también Aura y La muerte de Artemio Cruz , de Carlos Fuentes; El extranjero , de Camus; casi todas las novelas de José Saramago; algunas de las novelas de Sergio Ramírez.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Enrique Jaramillo publica un libro de cuentos con Uruk

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota