Entretenimiento

Los diablos danzantes de Venezuela ya son patrimonio de la humanidad

Actualizado el 06 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Tradición centenaria simboliza el triunfo del bien contra el mal y los protagonistas son personas disfrazadas de demonios

Entretenimiento

Los diablos danzantes de Venezuela ya son patrimonio de la humanidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París (AFP). Los diablos danzantes de Venezuela, “símbolo del triunfo religioso frente al mal”, fueron declarados hoy como patrimonio inmaterial de la humanidad de la Unesco, lo que garantiza la supervivencia de este rito transmitido de generación en generación desde hace cinco siglos.

Esta una fiesta religiosa de raíces españolas, indígenas y africanas que se celebra en varias comunidades de la costa venezolana y simboliza el triunfo del bien sobre el mal.

Este colorido y animado festejo se realiza el noveno jueves después del Jueves Santo de cada año en poblaciones de los estados de Aragua, Carabobo, Guárico y Vargas.

En la celebración miles de personas, llamadas “promeseros”, pagan una promesa danzando con actitud penitente vestidas de diablo, con alegres ropajes y máscaras, para rendirse ante el cuerpo de Cristo.

Una veintena de estos “diablos danzantes” del Corpus Christi bailaron esta mañana acompañados de sus maracas ante los ojos asombrados de los delegados a la cumbre anual de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Los capitanes de unas once cofradías de estos " diablos danzantes", esperaban desde la víspera en los pasillos de la Unesco la decisión del Comité intergubernamental para la salvaguardia del patrimonio inmaterial.

El veredicto fue aplazado ya entrada la noche del miércoles, debido a que la sesión se alargó más de lo previsto.

“Los diablos danzantes son una de la manifestaciones culturales de Venezuela con mayor tradición, ya que se ha transmitido de generación en generación durante cinco siglos”, afirmó el viceministro de Identidad y Diversidad Cultural, Beneto Irady quien encabezó la delegación venezolana ante la Unesco.

Venezuela esperaba un veredicto favorable porque el expediente presentado cumplía con todos los requisitos, y había recibido el apoyo de la comisión de expertos que asesora el Comité intergubernamental, destacó Irady.

Compuesto por 24 países, el Comité intergubernamental de la Unesco examinó durante dos días, caso por caso, 36 candidaturas de prácticas y tradiciones que aspiraban a enriquecer la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial.

“Ser diablo es un honor. Requiere preparación física y espiritual de los danzantes, porque el diablo puede aparecer y tienen que estar preparados”, explicó la, gerente del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) de Venezuela, Dinorah Cruz.

PUBLICIDAD

La tradición nació entre los siglos XVI y XIX está muy vinculada a las haciendas de cacao, café o caña de azúcar, “como parte de la tarea de evangelización que los conquistadores (españoles) consideraban fundamental para el proceso de dominio del territorio y la hegemonía de la sociedad”, declaró Cruz.

Además de los diablos danzantes, también fueron inscritos en la lista de patrimonio inmaterial las fiestas de “San Pacho” en Colombia, los frenéticos ritmos del “frevo” de Brasil, el tejido del sombrero de paja toquilla de Ecuador y la fiesta de San Ignacio de Moxos en Bolivia.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Los diablos danzantes de Venezuela ya son patrimonio de la humanidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota