Entretenimiento

Librero

Un libro sobre la arquitectura mexicana de los siglos XIX y XX

Actualizado el 24 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

Un libro sobre la arquitectura mexicana de los siglos XIX y XX

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

 Un libro sobre la arquitectura mexicana de los siglos XIX y XX - 1
ampliar
Un libro sobre la arquitectura mexicana de los siglos XIX y XX - 1

Historiadora

patricia.fumero@ucr.ac.cr

Por lo general, los historiadores costarricenses se especializan en el estudio de su propio país y, a lo sumo, del resto de Centroamérica. Sin embargo, algunos pocos han traspasado los límites de las fronteras nacionales y regionales. Este es el caso de Arnaldo Moya, cuyo libro más reciente ha sido publicado por el prestigioso Colegio de México, prologado por el insigne y respetado historiador mexicano Enrique Florescano.

En Arquitectura, historia y poder bajo el régimen de Porfirio Díaz (Ciudad de México, 1876-1911) , Arnaldo Moya estudia el “Porfiriato” (1876-1911), nombre con el que se designa un período de la historia mexicana dominado por la figura de Porfirio Díaz.

Arnaldo Moya analiza la representación simbólica del poder en ese período mediante un estudio de la infraestructura urbana, que considera la arquitectura, los monumentos, los héroes y los emblemas que se encuentran dispersos a lo largo de la Ciudad de México.

El objetivo de ese despliegue fue educar a la población en la idea de la “patria”, el Estado y la nación; en suma, para aglutinar una nueva forma de identidad nacional basada en cualidades “modernas”.

A lo largo de América Latina, los liberales construyeron una imagen de la nación que mostraba el “progreso” en el sentido capitalista, y Porfirio Díaz no fue la excepción. Durante su mandato construyó la “Pax Porfiriana”, basada tanto en la represión recurrente de sus opositores como en el consenso popular, pues brindó, a toda una generación, una época de estabilidad no vista desde la independencia (1821).

Dicho período culminó con la Revolución Mexicana (1910). Al investigar las imágenes del poder erigidas durante el Porfiriato, Moya no olvida señalar “el carácter dictatorial y falso del régimen, la incapacidad de resolver los problemas del país y la tendencia a subestimar lo propio a favor de lo extranjero”.

En la formación de la imagen de nación “moderna”, Díaz construyó un panteón heroico mexicano, cuyo linaje era liberal y republicano, y apostó por una trilogía heroica constituida por Miguel Hidalgo, Benito Juárez y él mismo. Lo logró con la edificación de un nuevo entramado urbano, cuya base fueron paseos, monumentos y edificios públicos y un nuevo calendario cívico.

PUBLICIDAD

Arnaldo Moya se concentra en la arquitectura y la estatuaria cívica para analizar las transformaciones de la ciudad de México durante el Porfiriato, impulsadas por el Estado y presentes en una arquitectura pública y privada de proporciones monumentales.

Igualmente, Moya estudia la articulación entre la ciudad y su arquitectura lograda por medio de la teatralización del poder. En este sentido, destaca el análisis que realiza del paseo de la Reforma como lugar de la “puesta en escena” de lecciones cotidianas y permanentes de educación cívica, cuya base eran los monumentos que conforman la genealogía liberal.

De particular importancia fue también el monumento a la Independencia, que incluye el monumento a Hidalgo y la columna Porfiriana.

Al respecto, Moya destaca que “las transformaciones arquitectónicas estuvieron sujetas a una interpretación del poder en el que confluyen diversos procesos históricos cuyo epítome estuvo constituido por las fiestas del primer centenario de la Independencia”, festividades que constituyeron la última gran actividad cívica del Porfiriato.

Así es como Moya, mediante el estudio de la arquitectura, realiza un riguroso análisis del poder que resume lo señalado por Pierre Nora: “Las ceremonias públicas y la edificación de monumentos se relacionan con la práctica cotidiana de enseñar, recordando el pasado y reforzando el hábito inconsciente que envuelve al conocimiento y a la tradición de generación en generación”.

Por el tema escogido, por la sofisticación y la profundidad de su análisis y por el respaldo de una de las instituciones académicas más importantes de América Latina, el libro de Arnaldo Mora Gutiérrez constituye una obra excepcional no sólo en el marco de la historiografía costarricense, sino en el conjunto de las ciencias sociales centroamericanas.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Un libro sobre la arquitectura mexicana de los siglos XIX y XX

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota