Entretenimiento

‘Entre concreto’

Teorética hace y deshace los paisajes urbanos

Actualizado el 20 de julio de 2014 a las 12:00 am

Teorética. La exposición Entre concreto envuelve utopías y críticas a ciudades de todo el mundo.

Entretenimiento

Teorética hace y deshace los paisajes urbanos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Intervención. La fachada de Teorética es el lienzo del pastiche neoclásico del artista Darién Montañez.

Una mujer de Etiopía toma una cámara de video y va al cementerio. Allí, a golpe de martillo, un grupo de obreros abre la tumba de la madre de aquella mujer para extraer sus restos; junto con los de cientos de personas son los últimos obstáculos para edificar un nuevo proyecto urbanístico que el gobierno etíope ha preparado.

Ese video es una de las ocho obras que la Fundación Teorética exhibe en sus salones como parte de su nueva exposición: Entre concreto.

Entre concreto reúne la interpretación de artistas de diferentes partes del mundo sobre las transformaciones en sus ciudades y cómo aquellas afectan las relaciones humanas, las formas de vivir y los paradigmas que se tienen sobre el progreso.

A través de proyecciones de video, pinturas, esculturas y dibujos, los artistas de esta selección buscan revelar cómo los cambios habidos en los centros urbanos modifican los comportamientos de los seres que los habitan.

RMB City.  Mural adhesivo diseñado  por Cao Fei.
ampliar
RMB City. Mural adhesivo diseñado por Cao Fei.

Moe Satt, artista de Myanmar (Birmania), enfoca su lente en aquellos lugares de la ciudad que quieren ser “renovados”, pero tal renovación consiste en el desplazamiento de la población por otra de mayor nivel adquisitivo.

Ese proceso, llamado “gentrificación”, es físico y social. Inti Guerrero, curador de la exhibición, explica que este proceso lleva a la demolición de cascos históricos enteros, o a la modificación drástica de su producción económica –como el paso del trabajo manual al mecánico–.

La premisa para toda la exposición es una realidad ineludible: la mayoría de la humanidad vive en ciudades, y esas ciudades han cambiado radicalmente. Por ello, nuestra definición de ciudad cambiará nuestras formas de vivir; y estas pueden atrofiarse entre el concreto reforzado o florecer sobre él.

Uno de los cambios más relevantes en las urbes ha sido la profundización de las brechas sociales. Guerrero detalla que, en el caso de Birmania, hay muchos inversionistas que ven la oportunidad de modificar la vida y el paisaje; por ello, Satt documenta la variedad de movimientos que hacen las manos de trabajadores artesanales en los mercados de ese país.

Para el artista, las técnicas en esas manos son una tecnología heredada, un registro de costumbres locales que se perderán; por tanto, el video es una especie de museo que crea una colección de la herencia cultural tallada en el cuerpo de las personas; en sus siluetas, relieves y movimientos.

PUBLICIDAD

Guerrero añade que, en el caso de ese video, titulado Manos alrededor en Yangón [Rangún], la herencia cultural puede quedar extinta en el agresivo expansionismo urbano: “En lugar de un mercado popular van a poner un supermercado”.

Darién Montañez se enfoca en el caos urbano de Panamá, su acrópolis kitsch. Teorética para LN.
ampliar
Darién Montañez se enfoca en el caos urbano de Panamá, su acrópolis kitsch. Teorética para LN.

Ruina de la ruina. En la muestra de Entre concreto, Stephanie Williams escribe con lodo y paja sobre la ausencia de una definición clara del desarrollo urbano de Costa Rica; su área de trabajo es la ruina de las edificaciones que glorificaron el pasado.

Williams tomó un molde de los restos que sobreviven de la antigua Biblioteca Nacional, edificación que sostenía la modernidad de su época, pero que ahora, vacía, solo es un estacionamiento para descanso de automóviles y comodidad de choferes.

La artista hizo una réplica de la ruina en adobe, material arcaico de la arquitectura josefina. Mediante esa materia prima, Stephanie censura la falta de conciencia de patrimonio.

Para Guerrero, en la obra de Williams hay una condición casi estática de progreso, que puede verse de manera simbólica: “Iconos de la arquitectura del siglo XIX y XX, hoy en día están estacionados, literalmente, porque se hicieron estacionamientos”.

“Se construyó, pero se destruyó. Al destruirse, la ciudad no se siente como tal; está más cercana a la arquitectura arcaica de pueblo, y no a un trazado urbano histórico”, agrega el curador. En el trabajo de Williams reverbera una queja arcaica, como si la ciudad retrocediera y borrase sus propias huellas.

Cauces del progreso. En la ciudad de Cao Fei, artista procedente de China, los seres humanos somos avatares. En RNB City , mural creado desde el juego de realidad virtual Second Life , los iconos de la arquitectura financiera acaparan la ciudad; los humanos están suspendidos en el aire, sin un lugar en la urbe. Ni siquiera Karl Marx tiene un espacio definido en el mural, alusión al nuevo comunismo chino del siglo XXI que Fei retrata.

El artista Moe Satt, documenta el ocaso de la herencia cultural del trabajo hecho a mano en Birmania. Teorética para LN.
ampliar
El artista Moe Satt, documenta el ocaso de la herencia cultural del trabajo hecho a mano en Birmania. Teorética para LN.

Por otro lado, para Darién Montañez, la arquitectura corporativa ha transformado urbes, como Ciudad de Panamá, en pastiches neoclásicos.

Las intervenciones grecorromanas del artista en la fachada de Teorética son traducciones de su acrópolis kitsch.

PUBLICIDAD

Muy cerca de dichos trabajos, la imaginación del guatemalteco Alfredo Ceibal brinca los muros de lo palpable y con sus dibujos in situ se pregunta por el destino de nuestras ciudades si los barcos de Cristóbal Colón nunca hubiesen llegado a costas americanas.

La utopía de la simbiosis de Ceibal entre la ciudad y la naturaleza comienza en el papel, se desborda y sigue por los muros de Teorética; no hay lienzo que sea suficiente cuando se piensa en las metrópolis americanas, si estas no hubiesen sido colonizadas.

El epílogo, los rolling credits de la exposición, es un video hecho por Montañez: una secuencia en plano cenital del contaminado cauce del río Matías Hernández, en Panamá. El río comparte su nombre con el principal hospital psiquiátrico de la ciudad: así, el agua arrastra la psique de nuestras urbes.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Teorética hace y deshace los paisajes urbanos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota