Entretenimiento

Edificio monumental en Londres

El Shard es mucho más que un rascacielos

Actualizado el 11 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Mide 310 metros de altura y tiene 72 pisos, además de 15 plantas en el techo

Es el más alto de toda la Unión Europea y el viernes pasado inauguró su mirador

Entretenimiento

El Shard es mucho más que un rascacielos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Si bien el sitio abrió las puertas al público el 5 de julio del 2012, es hasta ahora que da acceso a su espectacular mirador. | PIANO PARA LN
ampliar
Si bien el sitio abrió las puertas al público el 5 de julio del 2012, es hasta ahora que da acceso a su espectacular mirador. | PIANO PARA LN

LONDRES.AFP Como un símbolo de la vitalidad de una Londres que es ciudad en plena transformación, este fin de semana abrió al público el mirador del Shard, el rascacielos más alto de la Unión Europea.

Se trata de una obra del polémico arquitecto italiano Renzo Piano –uno de los más prolíficos de las últimas tres décadas–.

Mide 310 metros de altura, tiene 72 pisos, además de 15 plantas radiador adicional en el techo.

El edificio, que también se conoce como el Shard of Glass y 32 London Bridge, fue diseñado con una forma irregular triangular desde la base hasta la parte superior. Además, está totalmente revestido en vidrio y en la última planta hay un mirador y una terraza al aire libre para la observación del paisaje londinense.

Si bien la estructura se completó en abril 2012 y abrió las puertas al público el 5 de julio de 2012, es hasta ahora que da acceso a su espectacular mirador y se considera completamente lista la obra.

Si el Shard sorprende, es sobre todo por su lujo, que muchos consideran inoportuno.

En la mira. Con la inauguración del mirador, comenzará a instalarse allí una especie de miniciudad vertical con cabida para unos 8.000 habitantes.

“El Shard se ve que va más allá de los límites. Es el símbolo por excelencia de las nuevas oportunidades en materia de empleo, de ocio y de vivienda nueva”, insiste Peter John, responsable de Southwark.

Magníficas oficinas, hotel cinco estrellas, restaurantes y apartamentos de élite, el edificio, financiado en un 95% por Catar, pone fin a siglos de concentración de la riqueza en el oeste, el centro y el norte de la capital. La llegada de una población de fuerte poder adquisitivo beneficiará a todo el barrio de Southwark.

Pero el mayor inconveniente será, ante todo, el alza de los alquileres. A la sombra del Shard, el barrio posindustrial de Bermondsey pierde a sus habitantes más modestos, reemplazados por otros más pudientes.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

El Shard es mucho más que un rascacielos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota