Entretenimiento

SatisFACTORY

Satisfactory, casa de arte y reflexiones

Actualizado el 26 de mayo de 2013 a las 12:00 am

SatisFACTORY Hoy y mañana estará abierta una casa que ofrece ensueño, arte y reflexión

Entretenimiento

Satisfactory, casa de arte y reflexiones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una toalla en forma de cisne. Dos autos que unidos son limosina. Una lata de leche condensada con dos cables como calentador de agua. Es la capacidad de reinvención de los objetos cotidianos que ante una crisis arrojan soluciones creativas y/o prácticas. Ir al supermercado y elegir: la mermelada del envase más lindo o la mermelada más barata. La elección en el mundo es estética o económica. El diapasón entre una y otra es, sin duda, el relleno de eso que identificamos como vida.

En un sincero esquema del genoma humano, los cromosomas extras serían los ceros puestos a la derecha que exige nuestra desmedida necesidad de consumo. Las crisis aceleran nuestro retardo.

Para las soluciones desesperadas o excéntricas, las alternativas ‘caseras’ siempre han estado allí: desde la reunión de tupperware a la cena con amigos matizada por un chef profesional. Partir de ellas, como lo más familiar y lo más conveniente, en esto consiste satisFACTORY , la propuesta de la consultora Aesthetic Distance, gestora de un “nuevo” concepto de pop-up store o tienda efímera y curada.

Fábrica de deseos. Atribuida a santa Teresa de Jesús y al filósofo francés Nicolas Malebranche, a través de Rosa Montero y Fernando del Paso respectivamente, la frase “la imaginación es la loca de la casa” deviene un statement para los proyectos creativos que se desarrollan en el espacio doméstico.

En este caso concreto, al no contar con antecedentes naturales en el repertorio de propuestas que suceden en el ámbito cultural costarricense, las posibilidades erráticas son inversamente proporcionales a la efectividad económica. La locura es sólo un intempestivo apodo para el riesgo.

El nombre del proyecto emula al de una fábrica de deseos porque, más que satisfacerlos, los produce. Esta es la base del capitalismo y de satisFACTORY.

El apelativo de “Feria de Arte en Casa”, más que remitir únicamente al contexto de la transacción comercial en este tipo de ambiente, extiende su concepto al de alternativa cultural en tiempos de crisis.

Durante un fin de semana –del viernes 31 de mayo al lunes 3 de junio– artistas visuales, diseñadores gráficos, editoriales independientes, diseñadores de producto (papelería, mobiliario, joyas y moda), ceramistas, chefs profesionales, cerveceros artesanales, músicos, gestores culturales e intelectuales vinculados a las artes visuales convertirán una casa recién restaurada en el barrio Escalante, de San José, en el prototipo de lo que aspiramos que sea un centro cultural local.

PUBLICIDAD

En la extendida crisis institucional que es apenas una mueca ante la crisis económica internacional, la visibilidad de la producción local pasa al segundo plano de las prioridades. Lo urgente es una radiografía de bolsillo para el campo creativo: la única opción posible en que la belleza sea de bajo costo.

Casa para soñar. Las alternativas comerciales y culturales menos pretenciosas no aspiran a revertir el hecho trágico de que vivimos en un país sin coleccionismo y, lo que es peor: sin gusto. Al contrario, iniciativas como satisFACTORY intentan enfrentar a los artistas con la realidad latente de que un subproducto de su trabajo puede ser la solución inmediata para ver su obra como “remedio” estético.

De ahí surge la idea de “curar” este consumo a fin de ofrecer higiene visual y comercial dentro del cuerpo de la producción de arte y diseño locales. La sanación espiritual llega por otras vías en el campo de la gestión y las artes visuales:

Sebastián González, creador del proyecto Superficies Culturales , ofrecerá un taller de gestión cultural para artistas y productores, mientras el reconocido crítico, curador y docente Ernesto Calvo ofrecerá la charla Ciertas aporías del arte contemporáneo: esto no es una conferenci a.

Un programa nombrado Cinecittá , vinculado al audiovisual, exhibirá el documental Marina Abramovic: The Artist is Present , y la película El artista , de Gastón Duprat y Mariano Cohn, ambas con el interés de que los participantes y el público reflexionen sobre la práctica artística, mientras que músicos nicaraguenses y del patio ponen banda sonora a una utopía.

Desde una casa se debe soñar tranquilamente, escribió Gaston Bachelard bajo la luz de una vela. Es difícil soñar en tiempos de crisis. Es difícil tener una casa. Le Corbusier aprendió a construir casas previendo crisis. Un hombre avant la lettre que también dijo: “La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de felicidad”. En satisFACTORY lo suscribimos: a él y a Bachelard, y soñamos pues, aún de toalla, ¿quién no ha intentado atrapar en casa a un cisne?

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Satisfactory, casa de arte y reflexiones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota