Entretenimiento

Arte

Rusia vive entre líneas en el MAC

Actualizado el 23 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Maderas y miradas. Una muestra de grabados ofrece ventanas al pasado de Rusia

Entretenimiento

Rusia vive entre líneas en el MAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
'Montaje del bloque'. Aguafuerte creado por Yury Mijaílovitch Atlanov. Fotografía: Melissa Aguilar (MAC) para LN.

Con una solitaria mirada –espejo de melancolía y de mil preguntas–, Fiódor Dostoyevski nos recibe en una sala del Museo de Arte Costarricense (MAC), donde la historia de Rusia se encuentra suspendida entre líneas que convierten maderas en arte. Allí se exhibe Grabado ruso en la colección del MAC : una reunión de 17 obras de 15 artistas provenientes de aquel país europeo. La muestra se enmarca en la celebración del Festival Internacional de las Artes 2014, cuyo país invitado será Rusia.

Los grabados que se exhiben son solo una parte del tesoro ruso que el MAC acoge en sus instalaciones, ya que la colección completa consta de 33 obras. “Estas piezas no se han mostrado al público en los últimos 25 años. Las sometimos a diversos tratamientos de conservación preventiva para que puedan apreciarse de manera óptima”, explica Ricardo Alfieri, director del museo.

La exposición ofrece varias perspectivas para mirar a Rusia: encontramos piezas relacionadas con la propaganda estatal de los tiempos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), obras que retratan a grandes intelectuales de Rusia e imágenes alusivas a narraciones tradicionales para niños.

“Con la revolución de 1917, el arte dejó de ser algo exclusivo para las élites y se transformó en una herramienta para comunicar la actualidad y educar al pueblo”, explica Mario Rojas Kolomiets, artista costarricense de ascendencia ucraniana, y añade:

–Para esta nueva función del arte en la URSS, las técnicas más adecuadas fueron las de rápida reproducción, como el grabado y la fotografía. Además, junto con la nueva forma de ordenamiento social, surgió otra estética: el constructivismo, que tenía el propósito de contribuir de forma práctica a las necesidades del pueblo. Este movimiento artístico se plasma en la mayor parte de las obras que se exhiben en el museo.

Líneas de historia. Ver los grabados es ver fotografías de la construcción del bloque comunista en el norte y el oriente de Eurasia. Ejemplo claro es Retrato de Vladímir Ilyích Lenin , un linóleo impreso en papel elaborado por B. N. Gushihin que muestra al revolucionario comunista imponente ante la plaza Roja de Moscú llena de banderas rojas y de fervor.

PUBLICIDAD
'Retrato de Fiódor M. Dostoyevski'. Aguafuerte de Mijaíl Izraélevich Feygin. Fotografía: Melissa Aguilar (MAC) para LN.
ampliar
'Retrato de Fiódor M. Dostoyevski'. Aguafuerte de Mijaíl Izraélevich Feygin. Fotografía: Melissa Aguilar (MAC) para LN.

“En el retrato predomina el contraste entre el color negro y el blanco. Esto es característico de los carteles propios de la corriente estética del constructivismo ruso”, afirma Rojas.

Otra pieza que sigue las líneas de constructivismo es Montaje del bloque , un aguafuerte que pertenece a la serie Construcción internacional de la República Democrática Alemana , de Yury Mijaílovich Atlanov. La obra muestra a unos constructores que trabajan en un espacio abstracto caracterizado por las líneas rectas y las geometrías pesadas. El grabado es una alegoría de la formación del Estado socialista en el territorio de Alemania ocupado por la URSS después de la Segunda Guerra Mundial.

De igual forma, en la exposición observamos una pieza que nos habla de una lucha obrera importante en la historia de Rusia y en el establecimiento de la URSS: Huelga de 1905 , de Tzimov. El linóleo ilustra a unos trabajadores que protestan fuera de una fábrica y se refiere a la marcha pacífica que ocurrió en San Petersburgo el 22 de enero de 1905 –día también conocido como el “domingo sangriento”–.

La marcha fue constituida por familias de obreros y campesinos con el objetivo de entregar al zar Nicolás II una petición de mejoras laborales. Sin embargo, los participantes en el acto fueron reprimidos por la guardia imperial frente al Palacio de Invierno. El número de muertos aquel día todavía es tema de debate y el desenlace de la protesta provocó movilizaciones populares en toda Rusia.

'Cascanueces'. Litografía elaborada por Kirill F. Mamonov. Fotografía: Melissa Aguilar (MAC) para LN.
ampliar
'Cascanueces'. Litografía elaborada por Kirill F. Mamonov. Fotografía: Melissa Aguilar (MAC) para LN.

Otras caras de Rusia. Dostoyevski, materializado en tinta y papel por Mijaíl Izraélevich Feygin, nos recibe en la sala, pero no es el único.

A tan solo pocos centímetros encontramos la representación en dos dimensiones de la poetisa Olga Fiódornovna Bergholz (elaborada también por Feygin), la imagen quieta del novelista Alekséi Nikoláyevich Tolstói (creada por Valerián Vasílyevich Shcheglov), y a una estilizada versión en blanco y negro del poeta y dramaturgo Vladímir Vladímirovich Mayakovski (surgida de las manos de I. B. Mouileski).

Con más color se muestran imágenes que nos llevan por fantásticas narraciones tradicionales. Sobresale Doctor Aibolit , una litografía de Víktor Aronovich Duvidov inspirada en un personaje de los poemas infantiles Aybolit y Barmaley , de Korney Ivánovich Chukovsky. Los textos se basan en la serie de libros Doctor Dolittle , del inglés Hugh John Lofting . A su vez, encontramos una litografía que aviva con color la historia de la Cenicienta . La obra fue creada por Irina I. Bolshakova.

PUBLICIDAD

No muy lejos, la vista se cautiva al ver la unión de un cuento de hadas, el ballet y el arte plástico en una litografía de Kirill F. Mamonov: se trata de El cascanueces , inspirada en el espectáculo homónimo escrito por Lev Ivánov, coreografiado por Marius Petipa y Lev Ivánov, y musicalizado por Piotr Ílich Chaikovski.

'Moscú en el año 1941'. Litografía de Aleksandr Andreyevich Livanov. Fotografía: Melissa Aguilar (MAC) para LN.
ampliar
'Moscú en el año 1941'. Litografía de Aleksandr Andreyevich Livanov. Fotografía: Melissa Aguilar (MAC) para LN.

“Las litografías basadas en cuentos infantiles presentan un estilo eslavo-oriental que posee influencias del arte bizantino resultantes de las invasiones del Imperio Otomano a las tierras eslavas entre los siglos XV y XVII. Las obras son muestra clara de la contraposición entre el arte popular ruso y la estética de personajes infantiles en el Occidente”, comenta Mario Rojas Kolomiets.

Con una mirada satisfecha vemos los 17 grabados que se atesoran en el MAC. Rusia está presente entre las líneas que convergen para formar bellas imágenes: es lección de historia –y también de arte–.

...

Maestros de la madera. En la exposición pueden apreciarse obras de Irina I. Bolshakova, Víktor Aronovich Duvidov, Mijaíl Izraélevich Feygin, Illaryon Golitsin, Aleksandr Andreyevich Livanov y Kirill F. Mamonov.

También se exhiben piezas de I. B. Moguileski, Z. I. Pozdniaskova, Valerian Vasilyevich Shcheglov, M. V. Telepneva, V. S. Smirnov, B. N. Gushihin, Yury Mijaílovitch Atlanov, Sergey Aleksandrovich Alimov y Tzimov.

...

Rusia en el MAC.Grabado ruso en la colección del MAC se ofrecerá hasta el 20 de abril en el MAC (Parque Metropolitano La Sabana, San José). Horario: de martes a domingo de 9 a. m. a 4 p. m. La entrada es gratuita. Teléfono: 2256-1281.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Rusia vive entre líneas en el MAC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota