| Contratada como creativa de publicidad

Restauradora del ‘Ecce Homo’ subastó obra propia

Últimas noticias


        
        
      Este es el antes y después de Las bodegas de Borja  de Giménez. | AP
Este es el antes y después de Las bodegas de Borja de Giménez. | AP ampliar

Madrid y San José. AP y redacción Una pintura de Celia Giménez, la restauradora que se volvió mundialmente famosa por alterar irremediablemente la apariencia de un fresco de Cristo en la iglesia del pueblo español de Borja, en Zaragoza, España, facturó este martes 1.080 euros en una venta en eBay.

El precio final que alcanzó el óleo llamado Las bodegas de Borja de Giménez fue más del triple de su precio de salida y tras 52 ofertas.

Giménez dijo que las ganancias obtenidas por la venta serán destinadas a la organización de beneficencia católica Cáritas.

Giménez volvió a ser noticia ayer cuando se divulgó que fue contratada por la agencia de publicidad Mil Vueltas como la nueva directora creativa.

Mil Vueltas asegura que “contrató los servicios de la anciana de 85 años, a quien considera la creadora de la campaña del año pues hizo famosa a la comunidad de Borja al intentar restaurar la pintura antigua del santuario de Misericordia”, difundió CNN en Español.

“Cuando me llamaron, yo creí que no iba a ser tan serio. Pero sí, que aquí se me plantaron”, dijo Giménez a través de un video creado por Mil Vueltas, cuya sede se encuentra en Madrid.

Como Giménez no desea mudarse a la capital española, un equipo de la agencia vivirá en Borja y trabajará con ella en el Departamento de Creatividad.

Giménez, de 80 años, se convirtió en una celebridad en agosto cuando se divulgaron las fotografías de la obra Ecce Homo, en Borja, que desfiguró al tratar de restaurarlo. Los usuarios de Twitter apodaron la obra como Ecce Mono .

La pintura se ha vuelto desde entonces una atracción turística y su imagen ha sido usada en múltiples productos como camisetas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Restauradora del ‘Ecce Homo’ subastó obra propia