Entretenimiento

Arte

Luis Moralegui y su persecución de la mirada

Actualizado el 08 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Luis Moralegui.  El artista expone dibujos-retratos en la Universidad Creativa

Entretenimiento

Luis Moralegui y su persecución de la mirada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El artista Luis Moralegui posa junto a varios de sus trabajos.

Víctor Hurtado Oviedo

Los antifaces que pone Luis Moralegui sirven para descubrir, no para cubrir: revelan, acentúan las miradas de mujeres que ya nos han metido en sus pensamientos –quizá para saber qué pensamos–.

Los dibujos que Moralegui ( Luis Morales, 1986) expone en la Universidad Creativa revelan un cambio notable en este joven artista. De Luis ya habíamos apreciado su inquietante exhibiciónArs memorativa (2012), de dibujos guiados por melancólicas fotos familiares.

Ahora, Luis se ha decidido por el retrato puro: 16 obras hechas con grafito y acuarela. “Moralegui denota una compaginación insólita entre el dibujo y el color con usos minimalistas, líneas externas cargadas de fuerza y una textura facial delicada, y con un excepcional manejo de la luz”, comenta el artista Diego Mora.

Dibujo y pintura. “Mis verdaderas pasiones siempre fueron el dibujo y la pintura”, confiesa Moralegui, licenciado en artes plásticas con especialidad en diseño gráfico por la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica.

Desde niño lo atrajo el dibujo. “Mi papá me regalaba rollos de papel, y yo los tiraba en el piso para dibujar sobre ellos, generalmente personajes y fábulas de la televisión, y también inventaba cosas, como autos y aviones”, recuerda Luis.

Aunque cursó diseño gráfico, artistas –como Juan Bernal Ponce– le aconsejaban que no dejara otras expresiones visuales, como la pintura. “Adrián Arguedas y José Miguel Rojas también me animaron a seguir dibujando y pintando”, precisa Luis.

En la UCR, Moralegui fue alumno de pintura de Esteban Piedra, y de dibujo de Carlos Arroyo y José Miguel Páez, entre otros maestros.

Ojos para ver. Todos los retratos expuestos corresponden a mujeres reales. Luis aplicó manchas de acuarela, a modo de antifaces: “Trato de que sean plastas en vez de colores diluidos”, dice el artista.

“Procuro que las líneas del rostro no sean 'fotográficas', sino sugerentes, inacabadas. El color se sobrepone y, un poco, parece que baila. En algunos de estos retratos ya he pasado a formatos mayores, de 76 por 56 centímetros”, precisa Moralegui.

La exposición actual se titula Nexos por la convergencia del grafito y la acuarela, y porque el artista retrató a modelos de pasarela, vinculadas a la plástica del modelaje. “Es una combinación de muchos procesos, y la apertura a la realización de obras en xilografía y grabado en metal”, describe el artista.

PUBLICIDAD

¿Influencias? “Sí: algunos artistas que me interesan son escultores italianos neofigurativos, como Bruno Walpoth, quien trabaja en madera. También he estudiado las obras de artistas como el colombiano Luis Caballero y el nicaragüense Armando Morales”, añade Luis.

Tempus fugit. Una serie anterior, El arte de la memoria (2011), se compuso de dibujos inspirados en antiguas fotos familiares, que irradian una influencia de Adrián Arguedas y coinciden con algunas pinturas de Sofía Ruiz y de Emmanuel Rodríguez, y con dibujos de Juan Carlos Herrera.

“Luis Morales ha convertido modestas fotografías en excepcionales composiciones que muestran un interés en el desgaste, el deterioro; no solamente en la huella impresa por el paso del tiempo sobre la emulsión fotográfica –el recuerdo–, sino también en el desgaste de las figuraciones mismas mediante las zonas borradas y los pasajes ambiguos entre las formas y entre el fondo y las figuras”, opina el historiador del arte Edgar Ulloa Molina sobre El arte de la memoria .

Luis Moralegui ha dictado lecciones de diseño gráfico en la Universidad Creativa y da cursos de extensión docente en la Universidad de Costa Rica.

Saber hacer. Moralegui ha ofrecido las siguientes exhibiciones individuales: Ars memorativa (dibujo, Patronato Nacional de la Infancia, 2010), Ars memorativa (dibujo, Museo Omar Salazar, UCR, 2010) y El arte de la memoria (dibujo, Casa de la Cultura José Figueres Ferrer, 2011).

Luis también ha participado en veinte exposiciones colectivas: algunas, de caricaturas con el grupo La Zarigüeya. Igualmente ha intervenido en las exhibiciones anuales de Estampa Artística El origen de la muerte (2010) y Los rostros de la pandemia (2009), ambas en el Instituto de México. En el 2007, Moralegui fue parte de la Exhibición colectiva de fotografía de la UCR.

Luis Miguel prevé realizar una serie de grafito y acuarela, pero alusiva a otras partes del cuerpo, no solo las caras, y esta vez con modelos masculinos.

Luis Moralegui confirma el buen y largo momento que disfruta el arte figurativo en Costa Rica: en el que quienes sí saben dibujar, dibujan.

La exhibición Nexos se ofrece en el Instituto Creativo de la Universidad Creativa: 800 m al sur, 200 m al oeste y 50 m al sur del Outlet Mall San Pedro de Montes de Oca, San José. Tel. 2528-5095.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Luis Moralegui y su persecución de la mirada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota