Entretenimiento

Librero

Librero: Guanacaste, entre el pasado y el presente

Actualizado el 26 de febrero de 2017 a las 12:00 am

El libro Guanacaste: región e historia 1786-2015, de Rodolfo Núñez Arias y Arnaldo Rodríguez Espinoza (editores y compiladores)

Entretenimiento

Librero: Guanacaste, entre el pasado y el presente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Librero: Guanacaste, entre el pasado y el presente
ampliar
Librero: Guanacaste, entre el pasado y el presente

Bajo el sello de la Editorial Librería Alma Mater y con la coordinación de los académicos Rodolfo Núñez Arias y Arnaldo Rodríguez Espinoza, recientemente se publicó la obra Guanacaste: región e historia 1786-2015 , libro de carácter colaborativo, escrito como homenaje póstumo al destacado historiador costarricense Juan José Marín Hernández, fallecido en el 2015.

La obra está compuesta por 10 contribuciones de historiadores, profesionales en la enseñanza de los Estudios Sociales y estudiosos de la realidad guanacasteca. Ellos ofrecen un atractivo panorama, con enfoques y temáticas de diverso alcance sobre la provincia del pacífico norte costarricense, entre fines del período colonial y la época contemporánea.

El libro se encuentra precedido por dos trabajos dedicados a la memoria de Marín Hernández, escritos por los reconocidos historiadores Francisco Enríquez Solano y José Daniel Gil Zúñiga, quienes ofrecen valiosas evidencias de su trayectoria, los intereses disciplinarios que tuvo y aportes brindados a la Historia.

Los editores de la obra, a la vez, participan en dos de los capítulos preparados. En coatuoría con el mismo Juan José Marín, Núñez Arias publica “Niñez y juventud en Guanacaste: Memorias y recuerdos del Guanacaste de mediados del siglo XX, 1930-1970”, en que se abordan la infancia y la juventud a partir de los recuerdos.

Por su parte, Arnaldo Rodríguez escribe “La incorporación del Partido de Nicoya a Costa Rica: una supuesta autonomía en un proceso de larga duración (1787-1858)”. En este artículo analiza el complejo proceso histórico que sirvió como base para la incorporación del partido de Nicoya a nuestro país, desde el ocaso colonial hasta mediados del siglo XIX.

Al menos tres de los materiales presentes en la obra tratan asuntos que relacionan, en distintos escenarios, la Historia con la Ecología.

Juan Carlos Picón Cruz y Jairo Jiménez Torres trabajaron el caso experimental de una comunidad sustentable en Corral de Piedra de Nicoya; Ricardo Morataya Montenegro, Steven Oreamuno Herra y Juan Carlos Villegas Arguedas estudiaron el vínculo entre la sociedad posmoderna en Guanacaste con la sostenibilidad, y Edgar Blanco Obando abordó los efectos ambientales de las actividades productivas y la legislación ambiental en la región Chorotega durante los últimos 75 años.

Identidad

Asimismo, la obra ofrece dos capítulos enfocados en el tema de la identidad. El primero de ellos, cuya autoría es de Esteban Barboza Núñez, trata acerca de la recuperación de elementos identitarios de las regiones periféricas de la provincia.

El otro capítulo, por su parte, firmado por Víctor Julio Baltodano Zúñiga, se enfoca en el análisis del declive de la cultura del sabanero tradicional guanacasteco.

En ambos casos es posible destacar el interés historiográfico, asociado con Marín Hernández, por el estudio de la región, como rasgo fundamental para entender la composición heterogénea de una nación.

Finalmente, el libro dedica un capítulo, preparado por Marvin Carvajal Barrantes, al legado de Juan José Marín en un área de gran interés en su ejercicio profesional, como fue la mediación en la enseñanza y aprendizaje de los Estudios Sociales en la educación secundaria costarricense.

Preocupaciones en torno al uso de redes sociales como soporte docente, el recurso de tecnologías de información y comunicación para el trabajo de aula y la investigación como un elemento clave en el crecimiento del profesional en la enseñanza de los Estudios Sociales, son asuntos que, en definitiva, caracterizaron parte importante del recorrido de Marín Hernández y que aquí se recuperan.

Sin duda, obras de esta naturaleza ofrecen contribuciones significativas, las cuales posibilitan una mejor comprensión de los procesos históricos de construcción de regiones poco atendidas por la historiografía costarricense, como es el caso de Guanacaste.

Este es un trabajo que merece ser leído con atención, ya que brinda una visión renovada sobre un territorio, adecuadamente tratado desde el punto de vista espacial y temporal, como es la diversa y compleja región guanacasteca de los últimos dos siglos y medio.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Librero: Guanacaste, entre el pasado y el presente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota