Entretenimiento

Librero

Librero: Buena oportunidad para acercarse a Antonio Maceo, el Titán de Bronce

Actualizado el 14 de mayo de 2017 a las 12:00 am

El libro Costa Rica en Antonio Maceo es una coedición entre la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y la Editorial Arlekín

Entretenimiento

Librero: Buena oportunidad para acercarse a Antonio Maceo, el Titán de Bronce

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una coedición, llevada a cabo por parte de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y la Editorial Arlekín, ha dado como resultado la publicación de la valiosa obra denominada Costa Rica en Antonio Maceo (2016), bajo la coordinación de los académicos Antonio Álvarez Pitaluga (Cuba) y Esteban Barboza Núñez (Costa Rica), material que nos acerca al estudio del notable líder independentista cubano de la segunda mitad del siglo XIX, conocido como El Titán de Bronce, producto de su doble condición de brillante estratega militar y hombre de acción en los escenarios de guerra, que buscaban la emancipación de la isla caribeña.

Antonio Maceo y Grajales (1845-1896) constituye una figura esencial dentro de la cultura cubana y es considerado símbolo de resistencia al viejo imperialismo español, aún presente en la América del siglo liberal. Figura de primer orden, Maceo fue el rostro visible de un tipo de hombres que buscaban la emancipación política y la reivindicación de los valores construidos a partir de la realidad multifacética cubana.

Librero: Buena oportunidad para acercarse a Antonio Maceo, el Titán de Bronce

Costa Rica en Antonio Maceo es una aproximación a la experiencia de vida del dirigente caribeño en el exilio costarricense, vivido en el lapso 1891-1895, en la península de Nicoya, dibujando, de forma bastante clara, su participación en este período y contexto.

Maceo es el hombre que tuvo vínculos con figuras como el poeta modernista, afincado temporalmente en Costa Rica, Rubén Darío; con individuos como el presidente de la República, Ricardo Jiménez Oreamuno, o bien con héroes como Juan Santamaría, al formar parte de la comitiva que inauguró, oficialmente, el monumento levantado en su honor, el 15 de setiembre de 1891.

Esta obra, sin embargo, tiene la virtud de ir más allá del análisis, bien logrado en todo caso, del periodo maceísta en la región de Nicoya.

Constituida por siete capítulos, Costa Rica en Antonio Maceo dedica el primer apartado, escrito por Sergio Guerra Vilaboy, al estudio de la presencia cubana dentro de las tropas filibusteras encabezadas por William Walker, durante el período de la Campaña Nacional (1856-1857), aspecto del todo interesante y poco estudiado por la historiografía local.

El segundo y tercer capítulo, se enfocan en ofrecer, desde una perspectiva cubana y maceísta, a cargo de Eurídice González Navarrete y Antonio Álvarez Pitaluga, la visión de la Costa Rica de fines del siglo XIX, momento en el cual el héroe cubano se integra formalmente en proyectos de naturaleza agraria, por medio de una iniciativa de colonización territorial, acuerpada por migrantes cubanos, que, para la posteridad, pasó a conocerse como Mansión de Nicoya.

Los apartados cuarto y quinto, de los académicos Miguel Calderón Fernández y Esteban Barboza Núñez, tratan la relación del mundo del liberalismo con el pensamiento maceísta y el rol del dirigente en el complejo proceso de la independencia cubana, analizado, esto último, desde la perspectiva de la prensa escrita como fuente histórica. En ambos casos, se busca ofrecer un panorama más amplio de la actividad política y militar de Maceo como precursor del proceso revolucionario cubano.

Los dos capítulos finales de la obra, escritos por Rodolfo Núñez Arias y Juan José Marín Hernández el primero de ellos y por Antonio Álvarez Pitaluga, el segundo abordan el impacto que la figura de Antonio Maceo tuvo en el contexto guanacasteco durante el medio siglo posterior a su presencia en la península de Nicoya (1890-1940) y, por otra parte, la trascendencia y protagonismo que dicho personaje desarrolló en diversos aspectos de la cultura cubana. Ambos son abordajes que, guardando las particularidades de cada caso, procuran brindar una imagen de la incidencia que Maceo tuvo en Cuba y en Costa Rica, posterior a su deceso.

Costa Rica en Antonio Maceo es una obra colaborativa que viene a ofrecer importantes insumos para aproximarnos al conocimiento de un hombre y una época, que enlazó a dos naciones con realidades e intereses diferentes.

Su estudio representa una excelente oportunidad para la comprensión de un segmento de nuestro pasado, el cual merece una mayor atención y también una mejor comprensión.

Coordinadores: Antonio Álvarez Pitaluga y Esteban Barboza NúñezTítulo: Costa Rica en Antonio Maceo HistoriaíEditorial: ArlekínPedidos: 2234-9315

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Librero: Buena oportunidad para acercarse a Antonio Maceo, el Titán de Bronce

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota