Entretenimiento

Artista y obra

Leonardo Ureña plasma la comunicación del siglo XXI en sus obras

Actualizado el 30 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Entretenimiento

Leonardo Ureña plasma la comunicación del siglo XXI en sus obras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Collage digital de Leonardo Ureña. Fotografía: Leonardo Ureña para LN.

Esta imagen pertenece a una serie de collages digitales que realicé durante los últimos meses del año 2013 y los dos primeros del 2014. Existen unas 90 composiciones, pero he seleccionado 32 para la muestra Imágenes-espejo que está abierta en la Galería Nacional como parte de la Ruta de Exhibiciones del Festival Internacional de las Artes (FIA).

El elemento que distingue a estos collages es el uso del sistema de pictogramas Emoji, incorporado en la mayoría de teléfonos móviles o tabletas. Este lenguaje es de origen japonés, de finales del siglo XX, y se creó con la intención de agilizar la comunicación a través de medios electrónicos.

Muchas personas optan por esa forma de comunicación no verbal en asuntos cotidianos. Es un lenguaje visual que favorece la ambigüedad, el tono humorístico, la empatía y la brevedad.

Si bien es cierto que hay una costumbre de comunicarse a través de imágenes, ese lenguaje estimula la creatividad del emisor y del receptor en una forma a la que es probable que no estuvieran acostumbrados. Es decir, este sistema no verbal nos enfrenta a muchas nuevas posibilidades de establecer ideas. Con esto me refiero a nuevos juegos en la legibilidad, la expresividad, la claridad, nuevas sintaxis y lecturas no lineales.

Esta imagen presentada, así como todas las otras que se muestran en el FIA, mide 10 por 15 centímetros, pero algunas son cuadradas. Se eligieron estas medidas debido a que guardan una relación cercana con las proporciones en las que se nos presentan más comúnmente estos pictogramas. Más adelante es algo que me gustaría contrastar.

El proceso de creación de estas imágenes fue espontáneo; surgió por el deseo de comunicarme con una persona que estaba lejos; por ello, los medios virtuales eran la salida más apropiada. Yo tenía la costumbre de tomar fotografías con el teléfono móvil –ya fueran texturas, luces, formas o colores– que me llamaran la atención. Sobre ellas empecé a colocar estos pictogramas para, en ocasiones, buscar una narrativa o plasmar un concepto o sensación.

En cuanto realizaba una composición (casi de manera diaria durante varios meses), la colocaba en una red social. La respuesta que recibí me sorprendió: desde apatía o incomprensión hasta personas que se identificaron de inmediato y que me comunicaron –en persona o a través de la misma red social– su aprecio por este tipo de imágenes.

PUBLICIDAD

En cuanto a la técnica, el collage no es algo que yo haya explorado previamente a esta serie de imágenes. Por el contrario, la fotografía sí ha sido parte de proyectos anteriores, y es en lo que actualmente me encuentro más interesado.

En el marco del FIA se publicará también un fanzine dedicado exclusivamente a imágenes fotográficas que he realizado y que abarcan una temática más urbana con una tendencia a la abstracción. Esta publicación ha sido posible gracias al apoyo de Cornucopia Zine, que ha facilitado el proceso de producción y con la que ofreceré un taller de diagramación análoga el jueves 10 de abril en el parque Francia (barrio Escalante, 100 m al este de la antigua Aduana de San José).

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Leonardo Ureña plasma la comunicación del siglo XXI en sus obras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota