Entretenimiento

Librero

Gratas sorpresas de Carlos Salazar Herrera

Actualizado el 28 de julio de 2013 a las 12:00 am

Escritos inéditos, de Carlos Salazar Herrera, ofrece textos poco conocidos y de difícil acceso para el lector actual.

Entretenimiento

Gratas sorpresas de Carlos Salazar Herrera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Escritos inéditos, de Carlos Salazar Herrera , ofrece textos poco conocidos y de difícil acceso para el lector actual; algunos fueron recopilados de revistas literarias en las que colaboró el autor, como Repertorio American o y Brecha ,  y otros fueron escogidos por sus hijos, encargados de seleccionarlos entre la obra escrita que dejó. Aparecen también los relatos que forman el volumen Tres cuentos ( 1965).

Sorprende la fluidez con que el autor transita por diferentes géneros  literarios, desde el sainete hasta el soneto y el cuento infantil; también llama la atención la facilidad con que maneja el estilo y las imágenes propias de diversos códigos literarios, como sucede en el cuento “El ocaso del dios Pan”, en el que el narrador, a la vez que muestra su dominio del lenguaje modernista, se aleja irónicamente de este.

Sobresale, sobre todo en los cuentos,  el manejo de esa técnica escritural que Salazar Herrera  pulió a lo largo de los años y que ha sido señalada con frecuencia: la originalidad de las metáforas,  el cromatismo y la estilización de los espacios descritos, y la unidad entre estos y la psicología del personaje.  Algunos de ellos, como los Tres cuentos , “La hoguera” y “El manglero”, escritos en la tesitura de los Cuentos de angustias y paisajes , muestran también la amalgama de pasiones vividas por personajes escasos y ligados por vínculos primarios, o por parejas que afrontan problemas derivados de su relación sentimental; hombres y mujeres a merced de sus sentimientos, que los mueven y determinan las relaciones entre ellos. 

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

En otros, los finales sorpresivos,  preferidos por el autor,  se unen a la ironía,  el equívoco y el humor para acentuar los aspectos divertidos o insólitos de la realidad; estos rasgos le sirven para ejercer una suave pero innegable crítica social y para definir una posición ante la vida.

Por ejemplo, en el entretenido sainete “Unos ladrones”, se ironiza acerca del culto a las apariencias y el dinero. Otro ejemplo de esta actitud lo constituyen los sonetos “Motivos razonables” y “¡Dinero! ¡Panacea!”, que se burlan del culto a la superficialidad, las apariencias y el dinero en nuestra sociedad.

PUBLICIDAD

En relatos más serios también se insiste en este asunto: en “El hombre solo”, una imagen lejana se convierte en el espejo en que el solitario contempla su alma cegada por la avaricia.

De esa manera, sin poses doctrinales ni reprensiones ideológicas, Salazar Herrera va descubriendo su visión del mundo, su actitud desprendida y despreocupada ante las exigencias económicas de la sociedad, y su alejamiento burlón de los prejuicios que definen a las personas por su riqueza.

El libro reproduce también varios grabados y dibujos de Salazar, como es de esperar de un artista que supo conjugar con maestría las artes plásticas y la literatura. La cuidada edición a cargo de la Editorial Costa Rica posee un prólogo del doctor Jorge Andrés Camacho , especialista en la narrativa del autor. 

En fin, este es un inesperado y agradable regalo para los lectores, quienes podrán disfrutar de aspectos nuevos e inesperados de la prosa de uno de los grandes maestros de nuestras letras.

El librose presentará el martes 30 a las 7 p. m. en el Instituto Cultural de México, en Los Yoses, San Pedro (San José). Tel. 2283-2333. Entrada abierta al público.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Gratas sorpresas de Carlos Salazar Herrera

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota