Entretenimiento

Arte

La Galería Nacional celebra nuestra herencia del arte

Actualizado el 04 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Gran arte. Una exposición refleja las diversas corrientes estéticas del siglo XX y más…

Entretenimiento

La Galería Nacional celebra nuestra herencia del arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
'Marilyn' (1967), de Andy Warhol, consiste en diez serigrafías que retratan a la actriz Marilyn Monroe. Fotografía: Albert Marín.

Nuestra mirada se encuentra con una máscara de la tribu Nok e imaginamos las muchas cosas que esos ojos sin conciencia han visto desde su nacimiento hace 2.000 años en África occidental. Unos pasos más adelante nos trasladamos al año 1962 para conocer a Marilyn Monroe o, más bien, su belleza de sex symbol inmortalizada por el celebrado Andy Warhol. Estamos en la Galería Nacional, un lugar donde la historia de la humanidad fluye a través de la muestraHerencia del arte : 158 notables obras de creadores de todo el mundo.

El recorrido por la Galería Nacional es un viaje que abarca diversos periodos de la historia del arte, pero en la exhibición predominan obras de creadores de la segunda mitad del siglo XX. “Ese periodo se caracterizó por artistas que respondieron a las vanguardias –como el cubismo, el dadaísmo y el expresionismo abstracto– con nuevas corrientes estéticas, como el pop art , el hiperrealismo, el arte conceptual y el minimal art, aunque entre las piezas que se exhiben no hay representación de este último movimiento”, explica María Alejandra Triana Cambronero, historiadora del arte.

'Figura de pie' (2004) es una escultura de Louise Bourgeois, una de las grandes referentes el arte feminista del siglo XX. Fotografía: Albert Marín.
ampliar
'Figura de pie' (2004) es una escultura de Louise Bourgeois, una de las grandes referentes el arte feminista del siglo XX. Fotografía: Albert Marín.

Arte del consumo. Durante la década de 1950, la prosperidad económica de los Estados Unidos y de las democracias capitalistas de Europa dio paso a sociedades que se caracterizaban por el consumo masivo de bienes y servicios, y una fuerte cultura mediática.

En ese nuevo mundo –alejado de la miseria de las guerras y dirigido por la opulencia– surgió el pop art , que “dedicó su tiempo a reproducir, con la mayor objetividad y precisión posibles, las trampas visuales del comercialismo estadounidense: latas de sopa, banderas, botellas de Coca-Cola, Marilyn Monroe…”, nos dice Eric Hobsbawn en su libro Historia del siglo XX (cap. “La muerte de la vanguardia”).

Al igual, María Alejandra declara: “El pop art surgió primero en Inglaterra y luego en Estados Unidos. Este movimiento resalta la cultura mediática, y los objetos mundanos y de consumo diario propios de las sociedades capitalistas con grandes niveles de industrialización”.

En Herencia del arte observamos grandes ejemplos de esa corriente artística. Destaca Marilyn , diez serigrafías elaboradas por el estadounidense Andy Warhol en 1967 que presentan el rostro de la actriz Marilyn Monroe en diversas combinaciones cromáticas.

PUBLICIDAD

Otra pieza que sobresale es Adivina quién gana (1987), del pintor islandés Erró, un acrílico en tela inspirado en las portadas de los comics estadounidenses. “Los comics son una parte fundamental de la cultura popular norteamericana. Muchos artistas recurren a ellos como referencia”, afirma Triana y agrega:

–Esta obra de Erró es interesante ya que el motivo y la estética son propios de un comic impreso, pero utiliza un medio tradicional: la pintura.

'Cascada' (2003) es un dibujo  de Joseph Stashkevetch. La obra se elaboró con lápices   conté  y representa la corriente del fotorrealismo. Fotografía: René Valenzuela.
ampliar
'Cascada' (2003) es un dibujo de Joseph Stashkevetch. La obra se elaboró con lápices conté y representa la corriente del fotorrealismo. Fotografía: René Valenzuela.

También apreciamos Paisaje IV. Puesta de Sol (1967), una serigrafía en cartón del norteamericano Roy Lichtenstein. “Una vez más, esta obra nos muestra la relación que existe entre el pop art y los comics. La pieza contiene unos puntos similares a los presentes en las historietas, los cuales son resultado de las impresiones”, expresa la historiadora.

Idea y forma.Baptisim (2002) es una fotografía que documenta la cabeza tatuada y ensangrentada del artista inglés Lee Wagstaff . La obra es parte una serie de imágenes que muestran el proceso en el cual el artista cubrió todo su cuerpo con tatuajes basados en figuras geométricas utilizadas en diversas religiones y culturas del mundo.

“El tema de las fotografías de Lee Wagstaff es él mismo como artista. Siempre hacen referencia a la creación de sus tatuajes, a la transformación de su cuerpo”, dice María Alejandra Triana, quien asocia las creaciones de Wagstaff con la corriente del arte conceptual.

María José Chavarría, historiadora del arte y curadora del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, nos explica:

“En el arte conceptual, la idea predomina sobre la forma; es decir: se le da más importancia a lo que el artista desea comunicar que a la composición y la técnica. Además, se propende a experimentar con nuevos medios, como el video, la instalación, la performance ”.

Chavarría expresa que es difícil precisar el inicio del arte conceptual, pero asegura que proliferó en las últimas tres décadas del siglo XX. “Si bien en el arte contemporáneo hay una tendencia al arte conceptual, no hay que confundirlos: son definiciones distintas”, advierte María José Chavarría.

La experimentación con nuevos medios propia del arte conceptual se aprecia en Libro (2011), del estadounidense Peter Sarkisian. La obra presenta un diccionario abierto sobre el cual se proyecta un video de un hombre que escribe diversas palabras y se acompaña con audio. “En las obras de Sarkisian, la diferencia entre la escultura y el video es muy difusa. El artista crea nuevas experiencias para el espectador por medio de tecnología reciente”, opina María Alejandra Triana.

PUBLICIDAD

Confesiones y fotorrealismo.Herencia del arte nos ofrece ventanas a otros movimientos estéticos. Uno de ellos es el fotorrealismo, que se expresa de manera asombrosa en Cascada (2003), del estadounidense Joseph Stashkevetch, una representación en blanco y negro de peces y flores. “Para elaborar esta pieza, Stashkevetch utilizó lápices de colores y lápices conté, que mezclan el grafito con la cera. El dibujo emula diversos efectos ópticos propios de los lentes fotográficos, como la profundidad de campo”, afirma María Alejandra.

'Agua blanca' (1999), de Peter Sarkisian, es una instalación que presenta un tazón en el cual se proyectan imágenes acompañadas con sonidos. Fotografía: René Valenzuela.
ampliar
'Agua blanca' (1999), de Peter Sarkisian, es una instalación que presenta un tazón en el cual se proyectan imágenes acompañadas con sonidos. Fotografía: René Valenzuela.

Además, la exhibición nos enfrenta con el cuerpo cicatrizado una mujer cuya memoria le brinda sufrimiento. Hablamos de la escultura Figura de pie (2004), de la francesa Louise Bourgeois, una de las más importantes referentes del arte feminista del siglo XX.

“Se dice que Bourgeois creó el ‘arte confesional’ porque sus obras son confesiones acerca de su vida. La artista generalmente hace referencias a su niñez y a los problemas con su padre”, dice Triana.

Recorrer los pasillos de la Galería Nacional es viajar por la historia para descubrir nuestra humanidad en el arte. Esta exposición es una ventana única para mirar atrás, una invitación a reflexionar acerca de lo que fuimos y de lo que somos.

...

Herencia del arte. Como parte de la celebración del vigésimo aniversario del Centro Costarricense de Ciencia y Cultura quisimos traer, hasta la Galería Nacional, una exposición de gran calidad y de forma gratuita, para acercar al público a obras de arte de primer nivel.

Por ello presentamos ahora la exposición +Herencia del arte, después de realizar un gran esfuerzo económico y gracias al apoyo de un reconocido galerista francés, quien amablemente nos prestó parte de su colección.

Esta exhibición es de suma importancia porque en ella podemos observar trabajos de personajes icónicos, como Gauguin, Renoir, Matisse, Picasso y Warhol.

Asimismo, el público puede apreciar excelentes trabajos de artistas contemporáneos, que quizás no sean tan conocidos en nuestro medio, como Damien Hirst, Mariko Mori, Jasper Johns y Gerhard Richter, entre muchos otros.

Otro punto destacable es que en el montaje de esta exposición se establece un vínculo entre obras de relevancia artística y objetos de arte de culturas no europeas. Muchos de estos objetos no se hicieron con una intención artística, sino que fueron elaborados como objetos cotidianos para uso en ritos o en otras actividades sociales.

En muchos museos y galerías del mundo pueden observarse obras de gran calidad como estas, pero el costo del ingreso es elevado. Precisamente apegados a nuestro compromiso de acercar al público al arte, decidimos que el ingreso fuese gratuito.

Tanto el arte de nuestro país como el de otras partes del mundo es sumamente valioso, pero la oportunidad de acercarnos a esta pincelada de renombrados creadores foráneos es de suma importancia para el público en general y también para los artistas costarricenses.

Sebastián Mello, director de la Galería Nacional.

artedecolores@gmail.com

...

Celebración de nuestra herencia. Herencia del arte estará abierta hasta el 28 de junio en la Galería Nacional (Museo de los Niños: calle 4, avenida 9, San José). Horario: de lunes a viernes de 8 a. m. a 4:30 p. m.; sábados y domingos de 9:30 a. m. a 5 p. m. La entrada es gratuita; sin embargo, se ofrecen visitas guiadas con un costo de ¢1.000 para nacionales y $10 para extranjeros. Para hacer reservaciones debe llamarse al teléfono 2258-4929, ext. 146.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La Galería Nacional celebra nuestra herencia del arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota