Entretenimiento

Exposición en San José

Galería Jacob Karpio festeja 30 años de promover el arte

Actualizado el 06 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

5 artistas internacionales y 3 ticos exhiben sus obras en este espacio

Obras repasan las principales corrientes artísticas del siglo XX, pero con sello propio

Entretenimiento

Galería Jacob Karpio festeja 30 años de promover el arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A Jacob Karpio el gusanito del arte lo picó hace 30 años y la huella fue profunda. Más que galerista o comerciante de obras, Karpio prefiere autodefinirse como un gestor cultural que ha dedicado tres décadas a promover el arte contemporáneo desde su galería privada.

Karpio deja muy claro que su galería –ubicada al costado sur del edificio del Tribunal Supremo de Elecciones en San José– ha sido algo más que una “pulpería de cuadros” y para celebrar su 30.° aniversario reunió a 8 artistas latinoamericanos en ese legendario espacio.

Pinturas, fotografías, objetos artísticos e instalaciones se nutren de varias de las corrientes artísticas del siglo XX como el cubismo, el expresionismo, el neoplasticismo y el arte cinético para conformar obras “híbridas” en influencias de gran riqueza visual y conceptual.

“Mis pinturas son más bien como apuntes visuales, notaciones sobre sucesos o imágenes particulares que me interesan por alguna razón”, explicó el artista argentino Benjamín Aitala.

El Manuel Esnoz, nacido en Buenos Aires y residente en Berlín es uno de los artistas más representativos de la galería y fue discípulo del renombrado artista argentino Guillermo Kuitca. “Su obra refleja una nostalgia estética a partir del erotismo y tiene claras referencias a los movimientos artísticos del siglo XX”, opinó Karpio.

La obra de Francisco Valdés (Chile-Inglaterra) provoca sorpresa visuales al enfrentar al ojo humano con una supuesta fotografía que, en realidad, es una imagen elaborada con pintura de aceite (óleo) sobre delgadas franjas de tela.

Las piezas del argentino José Rosenblatt se vale de recursos como color y movimiento para generar sensación de vértigo, tal y como lo hace el op art (arte óptico).

Javier Rossel (Argentina-Francia) juega con las texturas y el movimiento en piezas que lucen como chorretes suspendidos en el aire.

La representación costarricense recae en Priscilla Monge, Joaquín Rodríguez del Paso y Habacuc, con creaciones artísticas en donde la crítica descarnada es el ingrediente principal. La muestra se exhibe hasta finales de año.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Galería Jacob Karpio festeja 30 años de promover el arte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota