Entretenimiento

En el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo

Exposición cuestiona el mito sobre la Costa Rica ‘blanca’

Actualizado el 26 de abril de 2013 a las 12:00 am

El artista Javier Calvo utiliza su propio cuerpo para plasmar el mensaje

Obras abren la discusión sobre la creencia de que el país es homogéneo

Entretenimiento

Exposición cuestiona el mito sobre la Costa Rica ‘blanca’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En su pecho blanquísimo, el artista Javier Calvo dejó que el sol estampara una huella roja en forma del mapa de Centroamérica.

En otra oportunidad, Calvo se dejó tatuar, de nuevo, por la luz solar la leyenda “Quiero ser un buen centroamericano”.

Este artista convierte su propio cuerpo en vehículo para transmitir un mensaje que cuestiona el mito sobre la “blancura” del tico.

La exposición Dis-local se exhibe en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC) y reúne 17 obras entre videos, fotografías, objetos, acuarelas, fotoperformance , videoperformance e instalaciones en las que plantea reflexiones sobre la identidad, el poder, el territorio, la memoria y el arte.

“En el imaginario de la identidad costarricense, existe una visión muy arraigada de que Costa Rica es un país de gente blanca y por eso somos ‘mejores’ que el resto de los centroamericanos”, declaró el artista de 32 años.

En otra de sus obras el artista muestra una quemadura de sol en su brazo con la inscripción “el blanco es relativo”. “Existen muchas construcciones arquetípicas e idealizadas sobre la identidad costarricense. Ser ‘blanco’ está asociado a una serie de cualidades como belleza, posición económica acomodada, buen nivel educativo y cultural, la paz”, explicó Calvo.

De acuerdo con el artista, este discurso de Costa Rica como un país “blanco” fue planteado desde mucho tiempo atrás.

“Existe una gran cantidad de textos como libros, documentos oficiales, revistas y crónicas de viajeros que subrayan esa idea de un país homogéneo. Históricamente se ha negado la presencia de otras etnias como la indígena y la afrodescendiente. Una de sus obras es un conjunto fotográfico en el que se observa una escultura del caudillo indígena talamanqueño Pablo Presbere bañado en talco.

La curadora del MADC, María José Chavarría, mencionó otros temas recurrentes en la obra de Calvo: “Está presente la idea del poder a partir de un territorio central que acapara el control político, económicos, social y cultural”, dijo.

Una de las obras es un péndulo construido con tres esferas de 2,5 de diámetro, dispuestas para que el espectador juegue con ellas. No importa lo que haga, “el centro siempre es el centro”, tal y como lo plantea el título.

PUBLICIDAD

Para Chavarrría, el artista “insiste en la identidad como un concepto difuso y eso lo refuerza con el recurso del desgaste que maneja en varios lenguajes como fotografía, performance , video”.

Esta reflexión sobre la identidad que se desvanece, se percibe en obras como Nublados del día , una serie de acuarelas en la que aparece la imagen del Monumento Nacional bajo unas nubes y, conforme avanza la serie, la escena se va convirtiendo en una gran mancha deforme. La muestra se exhibe hasta el 22 de junio. El MADC se ubica en las instalaciones del Cenac (antigua Fanal).

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Exposición cuestiona el mito sobre la Costa Rica ‘blanca’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota