Entretenimiento

Arte

La Escuela de Artes Plásticas de la UCR nos invita a apreciar su colección más antigua

Actualizado el 06 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Arte de Grecia y Roma. Una exposición de 32 esculturas nos lleva a los orígenes de la Escuela de Bellas Artes de la UCR

Entretenimiento

La Escuela de Artes Plásticas de la UCR nos invita a apreciar su colección más antigua

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Friso del Partenón (Atenas) titulado ‘Sacerdotes e iniciados conducen los bueyes al sacrificio’(425-420 a. C.). Fotografía: Mariandrea García.

Al recordar sus propios orígenes, la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica nos conduce hoy a un tiempo más lejano: la Antigüedad clásica, cuando los griegos y los romanos produjeron tanta cultura que terminaron erigiendo las bases de la civilización europea.

Esta doble remembranza ha convergido en Proporción, belleza y exceso , una notable muestra que reúne 32 réplicas en yeso de esculturas clásicas adquiridas a finales del siglo XIX por la Escuela Nacional de Bellas Artes. En 1940, esta se integró a la UCR con su actual nombre: Escuela de Artes Plásticas.

Las piezas, de hermosura milenaria, han sido restauradas y constituyen la colección más antigua que posee la Universidad de Costa Rica. La exhibición fue curada por los estudiantes de Historia del Arte Mauricio Oviedo, Ericka Solano y Edgar Ulloa, como parte de su proyecto de graduación.

Escudo renacentista con temas inspirados en la Antigüedad clásica. Fotografía: Mariandrea García.
ampliar
Escudo renacentista con temas inspirados en la Antigüedad clásica. Fotografía: Mariandrea García.

“Decidimos exhibir los relieves para mostrar las obras menos conocidas de la colección. Por otro lado, conformamos la muestra utilizando diferentes teorías de la historia del arte que se refieren al periodo clásico. El objetivo era enfatizar la importancia de estos yesos para nuestra área de estudio”, comenta Ericka Solano.

Yesos para una identidad. Los yesos originarios de Francia llegaron a Costa Rica en 1897 con el propósito de ofrecer material educativo a la recién fundada Escuela Nacional de Bellas Artes.

La colección constaba de 352 piezas de diferentes tamaños y motivos e incluía reproducciones de obras de la Antigüedad clásica, la Edad Media y el Renacimiento. Actualmente se conservan 234 obras.

En el artículoLos antiguos yesos de Bellas Artes (2012), la historiadora Laura Raabe Cercone afirma que colección se compró a los Musées Nationaux Moulage, entidad encargada de la reproducción de las maravillas del arte resguardadas en el Museo del Louvre.

Los documentos históricos indican que la adquisición fue iniciativa del pintor español Tomás Povedano de Arcos (1857-1943), director de la Escuela en ese momento.

Laura Rabee plantea la tesis de que, además de suministrar material a la primera casa de estudios artísticos en el país, la colección tenía el objetivo de reforzar el proyecto de las élites costarricenses de construir una identidad nacional que se asemejase a la europea.

PUBLICIDAD

Así, la Escuela Nacional de Bellas Artes se instauró y los yesos arribaron en un contexto definido por la creación de instituciones encargadas de robustecer el sentir nacionalista, como el Archivo Nacional (1881), el Museo Nacional (1887) y el Teatro Nacional (1897).

“Adoptar las formas institucionales de Europa es una de las vías a través de las cuales los países latinoamericanos pretendían emular la modernidad del viejo mundo”, señala Raabe.

‘Coribantes’(fragmento), obra romana inspirada en la estética griega. Fotografía: Mariandrea García.
ampliar
‘Coribantes’(fragmento), obra romana inspirada en la estética griega. Fotografía: Mariandrea García.

Rearmando la historia. Para el renacer de estas obras, los tres curadores trabajaron con el Taller de Restauración, a cargo de Herbert Zamora Rodríguez. El taller es un proyecto conjunto de la Escuela de Artes Plásticas y el Museo+UCR.

“El taller se conformó hace un año. Además de los yesos que se encuentran en exhibición, hemos intervenido otras obras, como las esculturas grandes que pueden apreciarse en la biblioteca, y piezas que están en reserva”, explica Zamora.

El proceso de restauración empieza con una investigación exhaustiva de la obra original. Una vez que se tiene el conocimiento detallado de la pieza, se limpia la reproducción.

“Este es un proceso muy delicado. La obra no debe lijarse. Utilizamos jabones neutros, agua desionizada y geles que humectan la superficie del yeso. Usamos cepillos de cerdas, algodón y emplastos de pasta de papel con zeolita para retirar la suciedad”, añade Zamora.

El último paso es reponer trozos faltantes de cada obra. Para recrear la estructura interna se usan aluminio o huesos de vaca. Estos últimos permiten trabajar formas curvas. Luego se humedece la pieza y se coloca el yeso nuevo. Se utiliza yeso de París, que es más blanco que el material original de las obras y facilita diferenciar las zonas restauradas.

“Esta colección de yesos es de suma importancia ya que permite a los artistas estudiar la estética del periodo clásico sin ir a Europa. Por medio de las reproducciones pueden apreciarse la Venus de Milo , el Apolo de Belvedere y relieves de Miguel Ángel”, detalla Zamora.

Por su parte, Edgar Ulloa Molina, parte del grupo de curaduría de la exhibición, manifiesta:

“Más allá de ilustrar diversas teorías acerca del arte antiguo, esta muestra es particularmente importante porque muestra el proceso de recuperación y restauración de la colección más antigua de la Universidad de Costa Rica, colección que estaba a punto de fenecer. De esta manera, la Escuela de Artes Plásticas y el Museo+UCR expresan su compromiso con el rescate patrimonial de los tesoros culturales de nuestro país”.

PUBLICIDAD

En el viaje imaginado por los territorios griegos destaca el bajo relive Sacerdotes e iniciados conducen los bueyes al sacrificio (425-420 a. C.), una copia de un friso del Partenón (Atenas), elaborado por Fidias y sus discípulos, que ilustra parte de la procesión realizada en las Panateneas (fiestas religiosas).

Oferente, pieza de estilo romano. La obra original era del palacio Spada. Fotografía: Mariandrea García.
ampliar
Oferente, pieza de estilo romano. La obra original era del palacio Spada. Fotografía: Mariandrea García.

También deslumbra Ménade danzante (cerca del 100 d. C.), un altorrelieve de estilo neoático que muestra el libre y enérgico baile de una ménade, mujer divina en la mitología griega. La pieza original estaba en la Villa Albani, Italia.

En la muestra se incluyen vestigios de la arquitectura decorativa romana. Cabe mencionar un sugerente friso que se hallaba en el templo de Júpiter Stator, en Roma. La obra presenta motivos ornamentales de volutas y palmetas.

En las diversas formas y los motivos que residen en la Galería de la Escuela de Bellas Artes confluyen la historia de la Escuela y la del arte clásico: feliz coincidencia que nos llena de gozo.

.......

Aproximaciones a la Antigüedad

Para la exposición Proporción, belleza y exceso , los curadores ordenamos las piezas de tal manera que ayudasen a comprender distintas teorías sobre la Antigüedad. Para esto consideramos ideas de Johann Joachim Winckelmann , Gotthold Ephraim Lessing , Alois Riegl y Aby Warburg .

Según Winckelmann, las artes de la Antigüedad representaron la simplicidad y la serenidad majestuosa. Tal noción se expone en figuras cuya representación no es violenta, sino sosegada y clara.

Lessing pretendió determinar los límites de la poesía y la pintura: a la poesía le pertenece la representación del movimiento; a la pintura, la representación de objetos bellos en forma estática y enmarcada en la serena grandeza. Los visitantes encontrarán piezas de cuerpos bellos y desnudos que materializan el momento clave de la acción representada.

Riegl creó una teoría de la voluntad artística: la historia del arte debe concentrarse en la forma y en sus cambios a través del tiempo. El cambio de estilo se percibe en los relieves: en uno casos, el volumen de los personajes es casi total; en otros, el modelado de los elementos es rebajado, y el juego de luces y sombras permite comprender lo representado.

Warburg sostuvo que la Antigüedad sí representó el movimiento, y que el arte clásico también contiene caos y excesos. Valoró el contenido de las obras de arte como rasgo necesario para formular una historia de la cultura. La sensación de movimiento en el cabello y el ropaje queda expuesta por figuras femeninas, propias de las fiestas dedicadas a Baco.

Mauricio Oviedo Saalzar, curador de la exposición.

.....

Admire la historia grecorromana. La muestra Proporción, belleza y exceso estará abierta hasta el viernes 25 de octubre en la Galería de la Escuela de Artes Plásticas, ubicada en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica (San Pedro de Montes de Oca). Horario: de lunes a viernes de 8 a. m. a 9 p. m.

La Escuela de Artes Plásticas ofrece visitas guiadas a la exposición, las cuales estarán a cargo de los curadores. También hay recorridos para personas no videntes. Para coordinar visitas llame al teléfono 2511-4467.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

La Escuela de Artes Plásticas de la UCR nos invita a apreciar su colección más antigua

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota